Mezclando tortas gabachas y castas tapas

En el ciberespacio hay un exceso de dietas y planes de adelgazamiento, así que para compensarlos, yo sigo embarcada en tours de tapas a buen precio y otras cruzadas gastronómicas. Corro el riesgo de  ponerme excesivamente calórica, rozando la pesadez, lo sé, pero prometo en próximas entradas ocuparme más del alma y el intelecto, no vayáis a creer que no los alimento.

La semana pasada la inicié celebrando el día de la Candelaria a la francesa (La Chandeleur). En Francia, al igual que en España, el 2 de febrero tiene lugar esta celebración también llamada allí la fiesta de las Velas. Su origen se remonta al culto romano a Luperco, el dios de la fecundidad, donde se organizaba una procesión con velas. Recibí una invitación para acudir a este evento de la mano del Pati tó, un curioso y recomendable establecimiento con alma francesa al que suelo ir de vez en cuando,  situado en Sevilla en la zona de San Luis. Entenderéis que no podía negarme a tan amable oferta. Según la tradición, este día se cocinan las famosas crêpes y para alejar la mala suerte, hay que hacerlas saltar en la sartén cerrando una moneda en la otra mano.


Marchando unas crêpes!

Me encanta el nombre que eligieron para denominar a este curioso lugar, tienda y taberna al mismo tiempo, donde se pueden degustar y comprar  los mejores vinos, quesos y patés de las distintas regiones de Francia. Pati tó se puede entender en andaluz como "para ti todo" y, al mismo tiempo, suena como el diminutivo de pato, uno de los productos estrellas del local, bueno más bien una de su partes. Por supuesto, ya que estábamos allí, no íbamos a conformarnos solo con unas crêpes,  muy ricas por cierto,  y nos pedimos una tabla de quesos variada y unas copas de vino. Estas últimas fueron un  Jurançon dulce (Pirineo),  un Beaujolais (Borgoña) y  un Muscat (Alsacia). En esta ocasión, más que un tour de tapas parecía el Tour de Francia.



Mi segundo apunte de días posteriores es mucho más castizo. Quería visitar desde hace meses el Bar Puratasca, que no lleva mucho tiempo abierto en uno de los barrios más auténticos de la ciudad, Triana. Así que como la semana parecía ir de mezclas culturales y de hermanamiento y alianzas de pueblos, aproveché que una amiga venía de Bruselas a visitarme, para llevarla a este lugar y de paso celebrar nuestros ya casi 15 años de amistad, cosa hermosa donde las haya.





Me habían hablado de su estética años 70, de su cocina a la vista impoluta y ordenada, de las increíble tapas de autor a un precio muy asequible,  y tenían toda la razón del mundo y más. Salí de allí muy sorprendida y encantada de que estén proliferando este tipo de establecimientos en la ciudad que aportan innovación sin dejar atrás el buen hacer y el gusto por lo sabroso. Exquisita la torrija de hongos y bacalao (que sabia mezcla), los langostinos crujientes, el ravioli gigante relleno de rabo de toro, etc. Y para los dulceros... no os digo nada, sólo mirad la imagen final del surtido de postres caseros.


Tapa de langostinos crujientes

Tapa de torrija de hongos y bacalao

Ravioli relleno de rabo de toro

Verduritas en tempura con plumas

Surtido de postres

Al salir de allí escuchamos unas cantos lejanos y como "Ulisas" atrapadas por esas voces (otras mentes maliciosas lo achacarán al sopor del vino), finalizamos la noche en uno de esos garitos perdidos de la Triana profunda, donde de forma espontánea las almas y los corazones lloran al son del flamenco más puro. Estamos en Sevilla y esas cosas suelen suceder a menudo, pero esto,  una vez más, es una historia  que será contada en otra ocasión.

Comencé la semana mezclando tradiciones y gastronomías diversas, ahora sólo mezclo el apio con la zanahoria  en la licuadora. Next post about the soul....I promise you.


Red House Painters - All mixed up

Red House Painters  es otro de mis grupos fetiche, formado en 1989 por el cantante y compositor Mark Kozelek. La revista Melody Maker dijo de ellos que hacían música para hacer amor. Sus letras son muy emocionales, llenas de pasajes de amor y desamor. Convirtiendo la tristeza en algo hermoso, me han acompañado en muchos momentos de mi vida con su música. La bella canción de la entrada pertenece a su álbum "Songs for a blue guitar" (1996).

15 delikados susurros:

Marta dijo...

Me apunto las recomendaciones. La canción es preciosa. ¡Gracias!

Sorokin dijo...

Increíblemente increíble, se me están saltando las papilas gustativas, siento que van a estallar al ver todas estas maravillas: Pitié!!! que intento ponerme a dieta, madame Delikat. ¡Qué fotos! ¡Qué delicia!

DelikatEssences dijo...

Marta, toda la discografía de Red House Painters merece la pena.

Monsieur Sorokin, esta vez no he puesto los precios, quería evitarle un zurrutraque.

Claudia Hernández dijo...

Buenísimo este tour, que me ha hecho palidecer de envidia, añorando no estar en un país donde comer ( y beber) bien es tan fácil!!! qué delicia las fotos... cuando vuelva Sevilla prometo anotar todo el tour... por cierto, sé de lo que hablas cuando mencionas eso de perderse por Triana, qué maravilla!

DelikatEssences dijo...

Claudia a mí a veces me dan unos arrebatos de zamparme una Bratwurst con su pan crujientito, su chucrut, su mostaza...qué rica. Como las hacen en Alemania en ningún sitio. Un día haremos un trueque :-)

Cris dijo...

Qué bonita canción Jo, tan sentimental como tú, y de las tapas y las tortitas francesas mejor no hablo... estoy a régimen!! :-(

DelikatEssences dijo...

Las tapas sólo engordan el espíritu y de paso, apaciguan los sentimientos.

tupersonalshopperviajero dijo...

Uff, las tripas se me están batiendo a duelo en mi barriguita. Qué hambre! No puedo leerte a estas horas. Me estoy mareando...
Me lo apunto todo para revivir tu experiencia gourmet
bsits guapa
;-)

Sorokin dijo...

¡Vaya movida, Madame Delikaat! Acabo de ver los capítulos 1 y 2 de Lost, the Final season, etc, y creo que se están pasando varios pueblos. Al final el rollo, efectivamente, va a ir de universos paralelos, Mecánica cuántica vulgaris, etc, etc.

Iba a decir que no les perdono que maten a mi chica favorita, la Juliet, pero pues quién sabe... cualquier episodio de estos resucita en algún universo más o menos aparalelado.

De todas formas, a mi eso de los universos paralelos me deja frio ¿A mí qué, si en algún otro universo me estoy tomando un "vuelve a la vida" con Kirsten Durst en la costera Miguel Alemán de Acapulco? Si no me entero, joroba, ¿para qué vale eso?

DelikatEssences dijo...

Ay Monsieur Sorokin, después del bombazo del final de la 5ª temporada había dos opciones, o seguían en la isla, o el vuelo nunca se había estrellado... y los guionistas nos han presentado las dos para fastidiarnos y continuar en ascuas... Ahora bien, ¿puede ser un sueño?, ¿puede ser realmente un universo paralelo?, ¿divagaciones de alguno de los personajes?...ya veremos.

http://gatonegrozz.blogspot.com/2010/02/lost-perdidos-6x01.html


A mi tampoco me vale eso de que una Delikat paralela esté ahora mismo en los brazos de Morfeo en una cama de 200x200 con sábanas de satén... y aquí la Delikat del otro lado tres horas hace que se levantó...Menuda guasa.

ANTONIO Y ROSA V. dijo...

Me encanta tu blog, tanto o mas que los Red House Painters. Enhorabuena, con tu permiso lo enlazo al nuestro.

DelikatEssences dijo...

Muchas gracias Antonio y Rosa V, veo que disfrutáis intensamente de la vida y de la buena mesa, así que tenemos mucho en común :-)

elviajeroinvisible dijo...

Estimada amiga,
Muchas Gracias por tu post.Tenemos guadados en Puratasca un jersey y una bufanda que creemos que son tuyas a tu disposicion paraa cuando quieras recogerlo

DelikatEssences dijo...

jaja creo que son de mi acompañante. Muchísimas gracias, ya no hay excusas para volver al Puratasca :-)

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba