Alquimistas del siglo XXI


Semillas de cilantro, cáscara de naranja y regaliz


Los tiempos de la alquimia no han caducado, aquella antigua práctica en la que ciencia y filosofía se daban de la mano y que mesopotámicos y egipcios ya practicaban, sigue entre nosotros. Mirad bien a vuestro alrededor, dejaros llevar por las sensaciones, por los aromas, sabores y el arte que se despliega en vuestro entorno y aunque no lleguéis a encontrar nunca la piedra filosofal, esa que dicen que da la vida eterna y transforma todo lo que toca en oro, habréis disfrutado de su búsqueda, os lo puedo asegurar. Entonces habrá merecido la pena.


Hace unos días pude verlos de cerca, sí os lo aseguro, a esos alquimistas fantásticos que se mueven entre nosotros, casi en la sombra, para sorprendernos y zarandearnos los sentidos. El evento, la #CenaInedit, reunió a un buen puñado de ellos, muchos estaban en inspiración, como Ferran Adrià, su equipo y los maestros cerveceros de Damm, que han dado origen a una cerveza con vocación de gourmet, con el inédito bouquet del cilantro, la cáscara de naranja y el regaliz combinados; o la artesanía del panadero sevillano Fidel Pernía, que creó un surtido sorprendente de panes en exclusiva para nosotros. Otros estaban allí presentes, como el gran Pepe Ferrer, que con gran vocación de mago nos demostró en una sorprendente y original cata, como marida Inedit con todo tipo de sabores: salado, amargo, picante...hasta con el goloso y dulce chocolate; o el maestro del daguerrotipo Manolo Manosalbasque ha dejado buena cuenta visual en su cuaderno de bitácora de las fantásticas sensaciones vividas. 

Surtido de panes de Fidel Pernía en la #CenaInedit
(de altramuces, de cacahuete, de cítricos y pimienta, de aceituna gordal...)


Para mayor gozo, todo ello aconteció en el templo alquímico de Besana Tapas (Utrera), no es casualidad que esté situado en la antigua judería de la villa y que en este espacio existiera una sinagoga que luego fue capilla. El menú que Mario y Curro crearon para nosotros (mencionar que han tenido el privilegio de trabajar con el Celler de Can Roca, recién nominado segundo mejor restaurante del mundo), fue sin duda sorprendente. Compuesto de snacks, tapas y posteriormente los platos principales con sabores marinos al inicio y carnes a continuación, que nos dejó a todos con la boca abierta. Muchos guiños a la cerveza Inedit, como el homenaje que hicieron a la flor de lúpulo con alcauciles con corazón de foie y naranja, que fue realmente sublime; o el magnífico postre con espuma de regaliz, crema 70-30, naranja y cilantro que combinó a la perfección con el pan dulce Inedit creado por Fidel con los mismos sabores. 




Todos quedamos extasiados, los maestros de la alquimia habían desplegado su magia con nosotros, estábamos atrapados. No me voy a demorar en la explicación de todo el espectáculo visual y gustativo que vivimos, ya que Manosalbas lo ha dejado muy bien plasmado en imágenes,  que ya se sabe que valen más que las palabras.

Gracias a Estrella Damm, a Anna y Jorge por darme la oportunidad de vivir todas estas sensaciones, por el reencuentro con viejos amigos como Rosana, Ernestina, Ray y por el conocimiento de nuevos curiosos de la vida, como Carmen, Eva, Pepe y Txaber entre otros.  Un abrazo a todos y hasta la próxima.



13 delikados susurros:

Claudia Hernández dijo...

Ah, pero qué maravilla, quiero ir allí, una descripción que me ha hecho volar la imaginación.
Saludos

Apicius dijo...

Vaya evento tan interesante y una descripcion fantástica.
Saludos

El Oteador de los Mercados dijo...

Un interesante evento Delikat: todos los sentidos a flor de piel.
Y el disfrutar de esas "transformaciones", no tiene precio.

El Oteador de los Mercados dijo...

¿Quizá "A visiting card" de Wim Mertens como banda sonora del evento?.

Sorokin dijo...

De acuerdo que crear sabores nuevos usando especias y componentes inusuales es alquimia de la más pura. No sé cómo se hace ¿se intentan una y otra vez mil combinaciones hasta que aparece lo que estamos buscando? ¿a quien se le ocurre que mezclando cilandro, cáscara de naranja y regaliz va a salir alfgo especial que nos va a dejar patas para arriba del gusto?

A mí me regalaron hace años una tabla que reza "Guide d'épices pour la bonne cuisine" y que hace unos emparejamientos asaz audaces. Tu apuntas, por ejemplo, "lentejas" y por el otro lado te dice cosas tan peregrinas como "sarriette" (que no sé lo que es), "marjolaine" (idem), cebolla y laurel (vale). Nunca hago lo que me dice, por supuesto, pero viene a cuento por lo que tiene de misterioso. Yo, Madame, es que soy un ceporro al que le gustan las especias convencionales, pero si pudiera ir a un evento como el que ha estado su merced, a lo mejor comenzaba a pulirme.

Viena dijo...

La cocina es un taller de alquimistas, eso sin duda y es ahí donde sucede la magia que nos inspira para mezclar esto y lo otro, probar, quitar, poner, escuchar, tocar... Todo eso parece que ha llegado a la mesa en ese evento y tu que lo has disfrutado, nos lo cuentas divinamente.
¿Cuántos érais como comensales?
Me parecen ocasiones muy interesantes, como exposiciones de ese potencial de sensaciones que bien dices.
Un beso.

Linda Susan dijo...

Si, fue un disfrute de los sentidos y tu relato ayuda a transmitir esa sensación. Felicidades. Un beso

Delikat Essences dijo...

Empiezo desde el final, que el ajetreo del fin de semana no me ha dejado tiempo para ir contestándoos :-)

ERNESTINA/Linda Susan gracias por tus felicitaciones, nos vemos pronto,probablemente en otra experiencia sensorial, ya sea de nuestra afición compartida por la música o de la gastronómica!

VIENA, pues así contando rápido eramos 15 personas. La verdad que aunque me acordé mucho de lo bien que lo estaríais pasando con el curso de Ayako, yo tampoco lo estaba pasando nada mal :) Un abrazo

Delikat Essences dijo...

SOROKIN no me creo lo de que sea usted un ceporro culinario, al igual que el pintor arriesga y prueba una y otra combinación de colores hasta dar con la sensación que quiere trasmitir con su obra (y eso le toca de cerca...), cómo no va a ocurrir lo mismo con algo tan creativo como la cocina, u poco de aquí un poco de allá, probar una y otra vez...

OTEADOR ese tema sería fantástico sin duda, hace tiempo que dejé de poner música en mis entradas, pues creo que es algo muy personal y yo soy un poco "especialita" (por no decir espesita) en mis gustos, así que cada cual acompañe los posts con la música que guste. Por cierto, hace poco pasó por aquí Wim Mertens, no falta a Sevilla prácticamente cada año, y lo pude disfrutar de nuevo en directo. Fue un concierto maravilloso.

Delikat Essences dijo...

CLAUDIA, APICIUS Y MANOSALBAS muchas gracias por vuestros comentarios, me alegra que os haya gustado la entrada, no podía ni competir con las maravillosas fotos de Manolo ni con la sabiduría culinaria de muchos de los comensales, así que tuve que darle otro "toquecillo". Un abrazo.

Cristina Torres dijo...

Una pasada las imágenes de la comida que disfrutásteis, y me ha encantado el enfoque que le has dado al evento, muy tú :-) Un abrazote

Delikat Essences dijo...

Gracias Cris, me alegra que te haya gustado el enfoque. Un abrazote

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba