Basilippo: la aldea del bosque de la luna... y el aceite



Hace unos días tuve la suerte de disfrutar de una fantástica y educadora visita y cata de aceites en la Hacienda Merrha, situada en la localidad del Viso del Alcor de Sevilla. En este lugar de hermoso nombre, se crea desde su recolección hasta su envasado y distribución, uno de los aceites de oliva virgen extra más exquisitos de esta tierra andaluza, el aceite Basilippo, que cuenta ya con varios premios internacionales.







El nombre de Basilippo es de origen tartesso y significa "la aldea del bosque de luna", pues varios indicios apuntan a que una ciudad con dicho nombre estuvo ubicada en la zona en plena Edad de Bronce, entre los siglos X a VI a.c. Posteriormente los romanos convirtieron esta comarca entre Carmona y el Viso, en una de las mayores productoras de aceite de oliva del Imperio.




La visita  fue magnífica para romper mitos y creencias populares sobre el aceite de oliva, las cuales hoy por hoy son insostenibles y van en contra de la calidad y excelencia de un verdadero aceite de oliva virgen extra. Aprendí muchísimo, de una manera divertida y muy explícita, ya que finalizamos con una cata de diferentes aceites, aprendiendo a  reconocer un verdadero virgen extra: sus matices afrutados y/o vegetales en el aroma y el sabor lo delatarán.





En la elaboración de un excelente aceite de oliva virgen extra todo suma y todo puede restar si no se hace con el máximo mimo y cuidado: desde la recolección en la fecha más propicia de maduración de la aceituna, la forma en la que se recoge la misma para que el olivo y su fruto sufran lo mínimo; el transporte; el proceso de extracción del dorado jugo; la conservación al abrigo del calor, la luz y la oxidación; el envasado.... Ya los romanos sabían que el oleum astivum acerbum (aceite verdoso algo amargo y aromático), era y sigue siendo el que se obtiene de aceitunas todavía verdes, recolectadas antes de diciembre. A pesar del devenir de los siglos, nada ha cambiado en esta idea esencial, aunque sí mucho en el proceso de extracción y en la conservación... como nos decía Diego Vergara, nuestro amable cicerone, "si los romanos hubieran conocido estos modernos materiales".



Lo dicho, recomendable visita en la que podréis observar como es todo el proceso de elaboración del aceite de una forma entretenida y sobre el terreno. Además, desde su oleoescuela, organizan visitas para acercar la cultura del olivo y del aceite virgen extra a niños de primaria y secundaria, con juegos y actividades en las que aprenden acerca de la pirámide alimenticia de la dieta mediterránea; a valorar nuestro aceite y enseñarles los tipos de grasas,  aquellas que son beneficiosas para la salud y las que por contra la dañan; a aprender sobre la pequeña fauna y flora que crece alrededor del olivo; también se realizan catas para los niños...Una encomiable labor que debería de extenderse más allá de nuestra provincia, sin lugar a dudas.

Además de la agradable visita y aprovechando nuestra estancia en el Viso del Alcor, tuvimos la oportunidad de almorzar en Masquetapas, donde ya había estado una vez y quería desde hace tiempo repetir la experiencia. En esta segunda ocasión también me encantó la selección de tapas que tomamos, y aunque los nombres de muchos de los platos tienen una clara influencia internacional, están contagiados, como no podía ser de otra manera, de la cultura mediterránea del aceite de oliva virgen extra. Tanto es así, que nos ofrecieron al inicio un juego-degustación de aceites Basilippo.

Como ya viene siendo habitual en todos mis gastroapuntes, una imagen vale más que mil palabras, así que comienza el desfile.


Fatayer de caballa y piñones con salsa de yogur

Aceitunas crujientes (habéis visto bien, son rebozadas)

Virutas de foie con reducción de vinagre de Jerez

Degustación de aceites de oliva virgen extra Basilippo, ¿cuál es cuál?




Cocteau Twins - Oil of Angels

19 delikados susurros:

Delikat Essences dijo...

Muchas gracias.

Divina Pagana, hay un antes y un después en mi vida fotográfica después de hacerme con el ingenio del difunto Jobs...

Sorokin dijo...

¡Basilippo!. Sonoro nombre. Me hace pensar en un basilisco con hipo, aunque con imaginación y un poco de griego clásico podría ser "el caballo (hippo) del rey (basileos)". En cualquier caso, me gusta.

Su post, madame, me hace recordar que tengo que pasar por el supermercado porque me he quedado sin aceite. Gracias. Aquí no hay Basilippo, pero puedo elegir entre hediondo aceite de oliva italiano, rugoso aceite francés o uno griego que no está mal. Bueno, miento, por un poquito más me puedo mercar una lata de Carbonell. Y eso es lo que voy a hacer.

Un respetuoso saludo, Madame.

Delikat Essences dijo...

Monsieur Sorokin no se olvide de olisquear bien ese aceite, que dan mucho gato por liebre, eso es algo que aprendí en la visita, la de aceite que se vende como virgen extra que no lo es, nos engañan como chinos vaya, sobre todo aquí en España hay mucha picaresca. Si el olor es afrutado, con matices vegetales o ambos... seguramente estará ante un buen oleo de vida.

Un abrazo Monsieur

Mer dijo...

Hola hermosa, una pregunta me hago después de leerte, esos olores y sabores afrutados y vegetales que dices, no serán fáciles de detectar no? Es algo que me interesa mucho, el saber identificar un buen aceite. Besotes y gracias por la instrucción ;-)

Delikat Essences dijo...

Pues mira Mer, yo también así a pelo hubiera creído que sería difícil, pero no te puedes imaginar en la cata, cuando te enseñan a hacerlo y te ponen un aceite que en la calle se vende como "virgen extra" , y los comparas/contrastas. Es increíble, el olor no tiene nada que ver. Lo que nosotros diríamos que huele a "aceite de toda la vida" era precisamente el aceite malo, como el aceite que ponen para las tostadas en los bares! Por supuesto que me traje una botellita del aceite gourmet y no veas como saben ahora mis tostadas y ensaladas. Cuando aprendes a diferenciarlos sí que puedes encontrar buenos aceites en el mercado. Otra cosa, el precio, un aceite que valga por debajo de 4 € el litro nunca puede ser virgen extra. El proceso de obtención de este aceite es caro y hay que pagarlo, por eso lo mejor es reservarlo para tomarlo en crudo y apreciar su sabor, y por supuesto, abaratar costes en la cocina :-)

He sido lo suficiente instructiva??? Un besote too.

Claudia Hernández dijo...

Umh, ya veo que tu intención de mejorar como fotógrafa está surtiendo efecto, qué hermosas fotos y qué maravilla de paseo. La verdad no creo saber reconocer un aceite virgen extra, una información valiosa, sin duda. Qué gozada de "viaje" a través de este fruto que me fascina.

Saludos y gracias por los tips de los comentarios para identificar el virgen extra.

Viena dijo...

Querida Delikat: Interesante post y desde luego una suerte el haber podido hacer esa visita, que por las fotos, se ve que fue en un lugar muy agradable e instructiva.
Para mi un buen aceite es primordial, no hago concesiones en ese sentido. Y totalmente de acuerdo, que incluso a precios muy altos, nos venden gato por liebre.
Por suerte yo tengo a Eloina, que nos trae un excelente de Jaen, que bueno, es de toda confianza.
Por cierto ¿Cómo hicisteis la cata? ¿Con pan? Porque estoy pensando hacerles una cata a mis chicos en las clases y me daría ideas.
Querida mia, estoy tan liada que caigo rendida por las noches y ando minssing, pero te agradezco mucho el interés y el detalle cariñoso. Eres un encanto.
Un beso.

Delikat Essences dijo...

Hola Claudia, entonces me das el aprobado fotográfico no? :-) Aún me queda mucho que aprender, pero en ello estoy y curioseando algunos cursos para hacerlos.

En cuanto al aceite, es increíble que España sea el mayor productor y la gran ignorancia que hay sobre el tema, pero iniciativas como las de la olescuela de Basilippo son las que ayudaran a que poco a poco cambiemos, es una idea magnífica. Esta mañana me he tomado una tostada con aceite y al derramar el dorado oleo un aroma a tomatera ha salido del bote, increíble.

Un abrazo

Delikat Essences dijo...

Viena la cata en Basilippo se hizo a pelo, acompañándola de agua para limpiar el paladar entre aceite y aceite, con sus vasos especiales tapados que había que posar en la mano para calentarlos. También nos enseñaron a paladear correctamente ;-) Te mando foto por mail de la cata para que veas más o menos. Como he puesto la foto de la cata en Masquetapas no he querido abusar.

Yo siempre he comprado también virgen extra y en casa de mis padres y de mis abuelos es el aceite que siempre se ha consumido, incluso para freír, pero al ver la picaresca que hay con el tema, ya uno pone en duda si lo que ha tomado es lo que corresponde con el etiquetado.

Por cierto, si vinieras con tus alumnos a Sevilla, una de las visitas podría ser a Basilippo, se podría organizar, sería muy interesante para ellos :-).

Un abrazo

Viena dijo...

Delikat: Ya he propuesto en las clases una visita gastro-cultural a Sevilla y les he hablado de que tendríamos una guía estupenda. También les he propuesto entre las actividades extras de este curso, ir a Sevilla a hacer un curso de cocina japonesa en casa La,(sin la chuleta no sé si se escribe así). Bueno, que eso está programado y en cuanto haya gente suficiente, nos vamos para allá, así que ve calentando, que en nada nos vemos.
respecto a la cata, hummm, no imaginaba que fuera a pelo, aceite así en estado puro..., claro que ellos saben lo que se hacen, si lo montan así por algo será. Yo hice una cata el curso pasado, pero con pan, me pareció más piadoso jejeje.
Un beso.

Delikat Essences dijo...

Me encanta, lo de los cursos de cocina japo habrá que reservarlo con Ayako con tiempo, no siempre los da en Casa La, pero seguramente si lo hacemos con tiempo sería posible :-) Estamos en contacto by mail :-)

Nota: sí la cata a pelo, pero muy poquito aceite cada vez, así lo hacen los catadores de olive oil.

Cris dijo...

Me ha encantado Jo, el sitio es precioso, tan colorido y tan andaluz. Y por cierto, vaya tapas, los fatayer esos tienen una pintaza (¿de donde son los fatayer?).

Tampoco me puedo olvidar de tu nota musical, Cocteau Twins, qué de tiempo!, ¿ya no existen como grupo no? La voz de ella es sublime, es como de ángeles.

Delikat Essences dijo...

Cris los fatayer son típicos del Líbano, aunque también los encontramos en otros países vecinos.Yo no lo sabía, después de ir a Masquetapas busqué en google :-)

Sí que eran buenos los ya desaparecidos Cocteau Twins, yo los descubrí en directo en el Festimad del 95, que se celebró en Mostoles, donde las empanadillas :-). Fue lo mejor de ese festival con diferencia y cuando llegué a casa me compré corriendo el disco que habían publicado. Su música se calificó como Dream Pop, y la verdad que esa es la sensación cuando los escuchas, parece como si soñaras.

Un abrazo

El Oteador de los Mercados dijo...

Que maravilla ese viaje a los sentidos del "aceite de oliva virgen"...¡el Virgen!, que realizaste Delikat.
Casi se pueden apreciar los olores, los sabores, las texturas del aceite de oliva a través del texto.

Delikat Essences dijo...

Gracias Oteador, me alegro que haya disfrutado del paseillo :-) Abrazos

Almo dijo...

No había leído esta entrada. La descubro ahora alucinada/alucinando. Maravilloso lugar, ¡y tan cerca!

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba