Del Este al Noroeste


Esta historia comienza con una familia judía lituana, formada por el matrimonio entre Harry y Fanny Grodzinsky, que emigraron al Londres victoriano de 1888 y se asentaron en el East End, donde se concentraba, por aquel entonces, la mayoría de la población judía llegada desde varios países europeos. Comenzaron a ganarse la vida vendiendo pan y dulces según los dictados kosher, como ya lo hacían en su Vilnius natal, en un puesto ambulante del mercado de Petticoat Lane. Muy pronto el negocio prosperó y les permitió abrir una panadería en la calle Fieldgate, y con los años un segundo local en Stamford Hill, donde instalaron el obrador principal gestionado por el hijo de la emprendedora pareja (en la imagen junto a su esposa). Su primer establecimiento, donde se encontraba su hogar, quedó por completo destruido durante un bombardeo alemán en la II Guerra Mundial, pero consiguieron sobreponerse al infortunio y en los años 60-70, F. Grodzinsky&Son era considerada la mayor panadería kosher de Europa, hasta la actualidad, donde la 5ª generación de la familia, que con el devenir del tiempo perdió la "y" de su apellido, regenta varios locales en Londres e incluso han llegado a abrir un sucursal al otro lado del charco, en Toronto.



Ya os comenté que merece la pena perderse por la zona noroeste de Londres, pues nos podemos encontrar con algunas joyas como esta deliciosa panadería-confitería kosher, claro que yo juego con ventaja al tener allí un fantástica hada madrina. Estuve en su horno principal de Stamford Hill y me zampé un rico bagel con semillas de amapola recién horneado, relleno de verduras y un tipo de salami vegetal muy consumido por la comunidad judía. También compramos algunos dulces y panes para llevarlos a casa, todo estaba delicioso. Me encantó pasear por la zona, muy tranquila y residencial, con canales navegables, donde la comunidad judía ortodoxa se refugia y donde nada extraordinario parece ocurrir, pero solo por visitar el obrador de los Grodzinsky merece la pena acercarse. 



GRODZINSKI J &  DAUGHTERS
170 Clapton Common
Stamford Hill
London E5 9AG 



La apacible mañana de paseo me traería alguna sorpresa más. Si los Grodzinsky se refugiaron en Londres en busca de una mejor vida para los suyos a finales del siglo XIX, la historia se volvía a repetir y a finales del XX, un gran flujo de personas de la Europa del Este llegaron a Gran Bretaña en busca de trabajo en la "grey economy", que no es otra cosa, hablando en nuestro idioma, que la economía del ladrillo. De nuevo lituanos, checos y un largo etcétera, dejaron sus países de origen en busca de trabajo en la construcción y ese es el motivo por el que en la zona noroeste de la ciudad también se asiente una importante comunidad de polacos y que muchos hayan abierto sus propios locales de ocio y restauración para, mayormente, uso y disfrute de sus paisanos. Desde el horno judío hasta el sencillo restaurante polaco Grota Smaku en el que almorcé, no hay más de 10 minutos a pie (ver mapa), allí pude degustar dos de los platos más típicos de la cocina polaca,  mis primeros pierogi (una especie de empanadillas rellenas de champiñones, requesón y patata) y un guiso de golumpki (hojas de col blanca cocinadas con carne y salsa de tomate), además de unas tortitas hechas de patata rallada (placki kartoflane). Confieso que no pude resistirme a pedirme una cerveza polaca. Ya sabéis, "adonde  fueres haz lo que vieres".

GROTA SMAKU 
98 High Road
London N15 6JR

Espero que os haya gustado el paseo y que si os acercáis por la ciudad, sobre todo aquellos que ya la conozcan mejor y tengan tiempo para hacer nuevas y diferente incursiones, pues aquí tenéis otras opciones muy apetitosas.

21 delikados susurros:

Andrés dijo...

Preciosa entrada. Da gusto leer cosas así, en serio. Una historia muy bonita y una información estupenda para una escapada.

Un abrazo.

Divina Pagana dijo...

Te ha quedado muy rollo " Las llaves de Sarah". Protobonito compañera. Besos!!!!

Claudia Hernández dijo...

Ah, qué cosas tan ricas, me encanta la última foto de la panadería kosher, qué delicia.
De los otros lugares suena interesante, tengo una amiga polaca y cocina deliciosas cosas de su país.
Saludos

Apicius dijo...

Por Londres es una delicia perderse por cualquier sitio.
La verdad que se me ponen los dientes largos leyéndole, me traen mucho recuerdos, pues vienen a mi mente estos y otros lugares con bonitos recuerdos, pero yo ya no viajo fuera de España, agote mi dosis en el pasado.
Gracias por compartir sus experiencias.
Saludos

Cristina Torres dijo...

Un delicioso paseo Jo, aunque no todo el mundo tiene la habilidad de disfrutar de estas pequeñas cosas como tú. Gracias por compartirlo y darnos unos buenos apuntes de la ciudad. Qué suerte tener esa hada madrina ;-)

Chic Soufflé dijo...

Muy buenas recomendaciones. Con los bagels ya me has convencido. :)

Delikat Essences dijo...

Andrés, que alegría tenerte por aquí, tú sí que sabes de hacer buenos panes y dulces, pero sin duda sé que disfrutarías como un niño en esta panadería. Un abrazo


Divina Pagana, tu mente cinéfila no te deja tregua :-) Gracias compañera.


Claudia, pues a ver si tu amiga polaca te cuenta secretillos de esta cocina. Un abrazo

Delikat Essences dijo...

Querido Apicius, es que lo que usted ha debido viajar debe de servir para varias vidas! Entiendo que ahora prefiera "descansar" y/o dedicarse a esa pasión que tiene, como buen vasco, a la gastronomía. Un abrazo y gracias por pasarse por aquí.

Cristina, creo que nadie puede resistirse y no sucumbir a un pan recién horneado o un bollo de canela calentito :-) Abrazos.

Delikat Essences dijo...

Querida Chic Soufflé, sabía yo que los bagel te embaucarían :-) Abrazos

Sorokin dijo...

Din dobré, Madame. Buen post, como de costumbre. Me ha maravillado la fotografía que le ha tomado al judiíto ortodoxo comprando en la panadería. Se nota que su merced es una gran reportera (con su iPhone, supongo). Y me parece magnífico que compre pan Kosher, así, se asegurará un puesto en el cielo de Yahvé, por si acaso. Yo, lo que tengo a mano son panaderías y pescaderías Halal, así que espero que Alá sea benévolo conmigo si llega el caso.

Delikat Essences dijo...

No crea Monsiuer que no hice la foto a hurtadillas, me daba un poco de vergüenza ponerme a fotografiar a esas tranquilas gentes, así que me centré más en los panes y dulces, pero mientras hacía un primer plano del escaparate... apareció el chico y no iba a desaprovechar la ocasión :-)de tamaño testimonio.

Que todos los dioses nos sean afines, hasta a los del Olimpo me encomiendo si hace falta dados los tiempos que corren...

Un abrazo Monsieur

Señorita Sunshine dijo...

Ohh, bagels genuinos y una preciosa historia.
Quñe recorrido tan bonito, ¿no? y qué emocionante la mezcla de orígenes, la gente de cualquier parte del mundo, lejos de su tierra, en busca de una vida mejor en la que, al final, se convierte en su tierra.
Y qué bonito lo cuentas.
Ya no me queda más remedio que comereme para cenar un falso bagel de Marks & Spencer con toque andaluz: vamos, serrano y aceite. :)

Un besito!!

Delikat Essences dijo...

Dónde habrá pillado la señorita Sunshine ese falso bagel, en el M&S del Peñón quizás? :-) Qué ganas me han entrado de pillarme uno con el hambre que traigo del yoga.

Mucha verdad en eso de que al final ponemos fronteras tontas y la gente se siente de muchos sitios a la vez, no es obligatorio pertenecer o sentirse de un solo lugar. Un abrazote.

OTEADOR DE LOS MERCADOS dijo...

lo que daria por un paseo tan apetecible, saturado como estoy de bichos, bacterias, hongos, virus y demas cosas poco atractivas.

Delikat Essences dijo...

Vaya, lo siento mucho Oteador, ya sabe, mucha tisana e infusión calentita para matar microbios. Que se mejore.

Arantxi dijo...

Jo.... llevaba días intentado comentarte pero no sé qué me pasa últimamente que entro en blogs y no me sale el "comentar como arantxi" y no me deja comentar. Supongo que se trata de un error de blogspot..

A lo que iba. Me encanta cómo cuentas las historias (por cierto, ¡tienes alma de historiadora!) y sabes que intentaré ir por esa zona e intentaré visitar, si el tiempo y el dinero me lo permite, todas tus recomendaciones.

Y este post de hoy me ha gustado especialmente porque me ha inspirado optimismo. El hecho de saber que hubo otras épocas donde otros ya se las tuvieron que apañar para salir de "sus crisis" me hace pensar que lo que nos está ocurriendo en nuestro país no es novedoso en la historia. Y eso, a mí, me relaja.

Gracias Delikat

Delikat Essences dijo...

Muchas gracias Arantxi por tus piropazos ;-) Ya me contarás qué tal se te da por Londres, estoy segura que lo vas a aprovechar mucho en todos los sentidos, en el culinario no lo dudo ni un segundo!. Abrazos

OTEADOR DE LOS MERCADOS dijo...

Dejado atrás esos 3 días del congreso de las cosas que no se ven, pero que están ahí, vuelvo para dejarme llevar por ese atractivo itinerario, aunque sea sólo a través de la imaginación. Reconfortante.
Londres es de las pocas ciudades donde siempre apetece perderse, no tener una dirección fijada.

OTEADOR DE LOS MERCADOS dijo...

¡Ah!, los bichos y demás microbios no los tenía encima o dentro de mí, estaban en cada una de esas ponencias que había que tragar. Quizá una tisana no hubiera estado mal para digerir tanta "ciencia" (sic).

Viena dijo...

Preciosas fotografías Delikat, bueno, últimamente, todos tus post son "apetitosos" yo diría, porque apetece perderse por los lugares por donde te has perdido, en este caso, por Londres, apetece comer lo que comes, ver lo que viste, en fin, apetitosos.
Claro que perderse (literalmente) en Londres no es nada difícil, yo recuerdo en las veces que lo he visitado, eso de perderse como principal característica, querer ir a un lugar aparentemente fácil, cercano, etc., y perderse sin remedio apareciendo en cualquier parte. Creo que ir con alguien que haga de hada madrina es todo un lujo.
Un beso querida viajera.

Delikat Essences dijo...

Vaya Oteador yo creía que eran los virus los que le atacaban, pues mucho mejor que queden en los libros y en los retroproyectores :-)

Viena yo en Londres voy a tiro hecho con mi hada madrina, que antes de llegar ya ha planificado cada uno de nuestros movimientos, así es como me cunden tanto los 7 días que cada año suelo pasar allí. Una maratón de los sentidos, ya habrá tiempo de descansar a la vuelta :-) Un abrazo y mucha alegría tenerte por aquí.

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba