Diario de una adicta al té III

Yemas de Yin Zhen Bio
  (té blanco chino)


Confesadlo,  pensabais que había acudido a una clínica de desintoxicación, pues después de mi segundo capítulo sobre mi adicción había pasado mucho tiempo. Pero no es así, aquí estoy de nuevo, hoja de té en mano, en esta lucha por convertiros en unos adictos de tomo y lomo.

Bromas aparte, hoy os traigo un capítulo que a mí me parece muy especial, sobre todo porque viene de la mano de una persona que me ha enseñado la mayoría de las cosas que sé sobre té y con la que descubrí, desde que abrió su maravilloso espacio de Té y Té en Sevilla, a apreciar la buena materia prima. El día que inauguraban la tienda yo iba de camino a casa y no pude resistirme a entrar en aquel establecimiento tan delicioso que ante mis ojos se abría, con lo que me había quejado de que no tenía en mi ciudad ningún lugar así. 


 Tetera de barro chino de Yi Xing

Desde entonces se iniciaron unas curiosas charlas en las que yo era una esponja que absorbía todo lo que Gloria me contaba, pasaba por allí muy a menudo a comprar té, pero otras veces sólo a hablar con ella y  siempre me recibía con un dulce "¿te apetece probar el té que hemos hecho hoy?". Han pasado ya muchos años de eso, yo creo que unos 8-9, me pierdo en la memoria del tiempo, pero este local que es mucho más que una tienda, ha mantenido su espíritu, en él se aprende todo sobre el mundo del té, el tiempo parece detenerse, cada cliente es especial, y desde hace algún tiempo, se hacen talleres sobre esta maravillosa hierba, medicinal y placentera a la vez. Hoy vengo a contar mi asistencia a uno de ellos, concretamente al que nos habla del té de la plantación a la taza con una iniciación a la degustación, y algunas de las cosas curiosas que aprendí.


Hojas de Dong Ding Jade
 (té semifermentado procedente de Taiwan)



Para empezar, ¿sabéis que los primeros conocimiento que se tienen del uso del té se remontan al año 2735 a. C.? Durante el reinado del emperador Shennong, llamado el emperador rojo, que fue considerado uno de los padres de la medicina china, por ser el artífice del primer herbolario escrito, una recopilación de hierbas terapéuticas y sus usos entre las que se encontraba el té. Hasta un milenio después no hay constancia escrita de que se cultivara el té por el hombre, los primeros indicios arrojan datos sobre cultivos en las zonas fronterizas de Laos, Birmania y China.

Infusión o licor de Yin Zhen Bio llena de matices y aromas


Otro dato muy importante, la calidad del té depende mucho de la climatología de la región donde se cultiva. Si se trata de una región muy lluviosa, como las zonas al sur más húmedas y afectadas por el monzón, las hojas se cargan excesivamente de agua pero no de aceites esenciales y eso va en detrimento de la calidad. En estas regiones, las cosechas son muy abundantes, prácticamente ininterrumpidas todo el año. Por el contrario, en los jardines de té de alta montaña (Norte de la India, China...), donde el clima es más seco y frío, encontramos tés con una calidad excepcional, llenos de aromas y matices por estar cargados de aceites esenciales. En estas zonas las cosechas no se darán todo el año, sino de abril a noviembre principalmente, cuando el clima se torna más suave.

Pesando las hojas de té


También hablamos en el taller de las proporciones exactas de agua/hojas de té y de la temperaturas idónea para prepararlo. Esto último es algo que ya os expliqué más o menos en el primer post de esta serie, pero no puedo pasar de largo una definición que los poetas chinos hacen del estado del agua, para saber si es apropiada o no,  y que Gloria nos contó: 

Cuando las burbujas son como ojos de pescado.... entonces el agua estará sobre unos 70º y será la temperatura ideal de los tés verdes y blancos.

Cuando sean como perlas de cristal rodando... entonces habrá alcanzado 95º y será el momento de infusionar tés rojos y negros.

Cuando el mar cabrillea en el caldero... nunca hagas un té con el agua hirviendo.


¿No os ha parecido maravilloso? A mí mucho. 



Aparte de las muchas cosas que aprendimos, antes nuestros ojos se desplegaron toda una serie de maravillosos cacharros y utensilios utilizados en la ceremonia del té. ¿Veis esa curiosa bandeja de bambú con rejilla de la imagen?, pues se llama barco, y es de lo más práctico para evitar ensuciar o mojar la mesa mientras estamos preparando el té. Al frente observaréis una serie de pinzas y cucharillas también hechas de bambú.

Desde aquí quiero agradecer inmensamente a Gloria y su marido por haber abierto este lugar tan maravilloso, por compartir tanto con los demás y sobre todo, por tratarnos a todos los que pasamos por allí como personas muy especiales.  Un abrazo.


http://www.teyte.net/
http://pasionporelte.blogspot.com/


Camille - Katie's tea 

20 delikados susurros:

Linda Susan dijo...

Qué chulo!!! ¿Siguen haciendo cursos? Miro en la página web que soy una recien llegada al mundo del té y quiero asistir. Gracias por tu explicación. Un abrazo

Delikat Essences dijo...

Si entras en los enlace que he puesto verás los calendarios, y si te pasas por la tienda pues yo creo que mucho mejor, pues tendrás la información de primera mano. Un abrazo

Sorokin dijo...

Ah, Madame. Durante mi estancia en Pekín visité una "casa de té", donde nos contaron vidas y milagros del té, qué té tomar y para qué. Compré té blanco, té negro y no se cuantas cosas más. Me regalaron un muñequito de barro muy simpático que tiene la habilidad de hacerse pis (no es pis, claro, es agua) sobre los que lo están viendo. Había que ver a mi colega Neal saltando en su asiento cuando tal evento de produjo. Total, que lo pasamos muy bien... pero... todas mis compras de té, salvo las que regalé, están todavía en la estantería de mi cocina. Lo sé, me merezco una muuuy mala nota. Es que, lo que a mí me va es un buen café matutino. Oh yes. Y eso que he vivido en England. Pero claro, tampoco me petan las alubias con salsa de tomate ketchup para desayunar... ;-)

Apicius dijo...

Muy interesante la forma de conocer la temperatura del agua por las burbujas que se van creando.
Que pase un buen fin de semana.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Monsieur, es que el té tal como lo toman los ingleses es una milésima parte de lo que puede ofrecer este producto. Difícilmente puede venir uno de allí contagiado de espíritu tetero profundo. Hoy en día la cosa ha mejorado y en Londres, que es lo que yo conozco y lo más cosmopolita del país en cuanto a abrirse a otras cosas, pues podemos encontrar tiendas especializadas que ofrecen ya de todo, pero recuerdo mandar muchos paquetes de rooibos, tés blancos, etc... a Londres en los primeros años de Té y Te, pues era difícil de encontrar otra cosa que no fuera té negro, solo o aromatizado.

Para mí el té/infusiones no se restringen a la hora del desayuno, durante la mañana me tomo otras 3 tazas más. Luego la de después de comer y las de la tarde y justo antes de ir a dormir, una tisana relajante. Así que yo no podría vivir sin él, al café le tengo un poco de tirria, siempre lo he asociado a la acción de fumar, debe de ser esas imágenes de cafeterías atestadas de humo y la gente fumando sin parar.

PD: Por dios Mariano, no hagas que esto vuelva si sales victorioso el domingo :-/ cualquier cosa menos eso!

Sorokin dijo...

Ya sé, Madame, que Londres ha cambiado mucho en ese aspecto. Cuando voy por allí, tengo tres visitas obligadas: La librería Waterstone's, Mark&Spencer y cualquiera de las tiendas de Whittard's, donde me inflo a comprar té. O sea que no soy tan "antitético" como puedo parecer. Lo que pasa es que me gusta más el café. Y también pueden caer varios a lo largo del día.

PS: Si vuelven a dejar fumar en los bares, es posible que me exilie a perpetuidad :-/

Chic Soufflé dijo...

Muy bonita la entrada, y curiosas las recomendaciones de los poetas chinos; qué buena manera de acertar con la temperatura del agua. Me han dado ganas de tomarme una taza de té. Allá voy. :)

Claudia Hernández dijo...

Ah, qué maravilla, lo de la descripción del estado del agua, cuánta poesía en las instrucciones de una receta. Yo me suscribo un poco con la mala puntuación de Sorokin, tengo té de bolsitas en casa y solo los tomo para calentarme en el invierno... lo que no quiere decir que no es que no disfrute de un buen té maravillosamente preparado. Acá en el Englischer Garten hay una casita japonesa que en algunos meses hacen la seremonia del té, por alguna u otra razón, nunca he podido asistir, son pocos días al año, pero tengo muchas ganas.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Chic Soufflé luego hay otra manera más moderna de acertar con la temperatura, que es hacerse con una kettle con sensor de temperatura. No veas que invento :-)

Delikat Essences dijo...

Claudia yo creo que los orientales nos ganan en esto de expresar cosas tan sencillas, y yo, como le he dicho a Chic Soufflé, no me fio mucho de mi misma a la hora de observar las burbujas, así que lo mejor es un sensor, es lo que tiene ser una occidental :-)

Tomo nota de ese lugar de Munich que cuentas.

Viena dijo...

Querida Delikat: Leí ayer tu post y te juro que esta mañana, he puesto el agua a hervir atenta para ver "los ojos de pescado", luego "las perlas de cristal rodando" y finalmente "el mar cabrilleando" Me pareció tan precioso, tan pero tan bonito.
Ah yo si tomo té, tu lo sabes, ese paquistaní es el que de momento me lleva loca, aunque de vez en cuando me gusta variar y tomo el verde de hierbabuena o el chai indio.
Tus fotos buenísimas, se notan tus avances.
Un bso grande.

Delikat Essences dijo...

Viena, el pakistaní con leche es que está delicioso, ese toque de especias y sobre todo el cardamomo lo hace riquísimo. Me encanta que hayas comprobado lo del agua, qué curiosa eres :-) Un abrazo.

Mer dijo...

Al leerte y ver esas imágenes tan bucólicas, desde luego que entran ganas de meterse de lleno en el mundo del té, una taza calentita con el frío que nos ha llegado por aquí no estaría de más. Un abrazo

Delikat Essences dijo...

Pues eso Mer, una buena taza reconfortante, como la infusión de tamaryocucha japonés (té verde)con la que me deleito ahora mismo. Un abrazo.

El Oteador de los Mercados dijo...

Como de costumbre Delikat, un excelente paseo, con banda sonora incluida, por el mundo del té.
Y las recomendaciones... perfectas para no meter la pata los que no estamos muy puestos en el tema.

Delikat Essences dijo...

Pues no crea que ha sido fácil encontrar el tema Sr. Oteador, se ve que los alternativos beben otras cosas distintas al té... :-P Un abrazo

Cris dijo...

Qué maravilla, me encantaría hacer un curso así. Eres una esponja sí, pero luego tienes la inmensa bondad de compartirlo con todos. Un abrazo.

Maria (Madrid y Yo) dijo...

Qué maravilla de post! Justo hoy hemos publicado un post sobre una tienda de té especial en Madrid. Si vienes de visita no te lo pierdas, te encantará. Un abrazo.

Delikat Essences dijo...

Gracias por el dato y por hacer que conozca tu blog con tu comentario. Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba