Rutas gastro latinas III y algo más


Arepa colombiana con salsa de piña

Tercera entrega de las rutas gastro latinas que esta servidora emprendió hace meses, esta vez con la gastronomía colombiana como protagonista. Pero ahora para catarla me voy unos kilómetros al noreste y me sitúo en la ciudad de los Omeyas, es la suerte de haberme criado entre dos provincias de Andalucía, Sevilla y Córdoba, y de no haber distancias para mí, ni geográficas ni emocionales, entre sendas capitales. Por eso hoy vengo a recomendaros un pequeño local que conocí gracias a una gran amiga, y lo curioso es que no está identificado como bar colombiano, ya que como os he contado en otros capítulos de la saga (esto está empezando a oler a Ken Follett), este tipo de bares/restaurantes se han ubicado en lo que eran antiguos negocios de españoles, como lugar de encuentro entre compatriotas, y muchos incluso han conservado el antiguo nombre, aunque su cocina haya dado un giro radical hacia el trópico.

El local es humilde y sencillo, pero está muy bien ubicado cerca de la cordobesa Plaza de Costa Sol, en la calle Alcalde Sanz Noguera (justo enfrente del antiguo edificio de la ONCE). Sabréis que es el bar colombiano porque en la puerta suele haber publicidad sobre actuaciones de grupos de salsa. La sorpresa es que si nos adentramos en él podremos picar, con una buena cerveza Club Colombia, algunos de los platos típicos de la cocina antioqueña, que es una de las muchas cocinas, tantas como regiones, que el país tiene (pacífica, caribeña, amazónica... y un largo etcétera). Entre esos platos antioqueños están la bandeja paisa (una bomba calórica compuesta de frijoles, arroz, huevo frito, chorizo, morcilla, plátano frito...), la empanada, la arepa (de la que ya hablamos en el post sobre cocina venezolana, ya que es un plato disputado por varios países del sur de América), la papa rellena con salsa criolla de acompañamiento... Yo me decidí por estos dos últimos para una cena rápida y más "ligerita" y me sorprendió que la arepa, a diferencia de las venezolanas que había probado anteriormente, venía acompañada de una salsa dulce de piña, además el relleno era una mezcla de carne de res y de pollo. Exquisitas las papas rellenas con la salsa criolla compuesta de tomate, pimiento, ají, cebolla, tomillo, comino, laurel y ajo.


Papa rellena con salsa
 criolla de acompañamiento

Leyendo un poco sobre cultura gastronómica colombiana me he encontrado con la sorpresa de que existe un plato, la mazamorra, que en Córdoba todavía se conserva en algunas tabernas antiguas: se trata de una especie de salmorejo blanco o ajo blanco espeso con almendras, pan y ajo, un plato pre-colombino de épocas remotas, cuando aún no se había traído el tomate de América (si queréis tomarlo bien rico en Casa Pepe de la Judería lo podéis encontrar, además de otras exquisiteces que darían para otro relato). En Colombia veo que la receta es distinta y se trata de un postre, en lugar de almendra lleva maíz, pero el efecto óptico de un puré blanquecino es el mismo. En este enlace podéis leer sobre esta curiosidad y sobre otras versiones latinas de la mazamorra.



Y no me despediría satisfecha sin haceros una recomendación cinéfila 100% colombiana. La película la visioné hace ya más de 15 años, pero aún la recuerdo gratamente y me provoca más  de una carcajada. Se trata de la "La estrategia del caracol" de Sergio Cabrera y a pesar de los años transcurridos, la temática, tratada con mucho humor y sabiduría, no puede ser más actual: la ocupación de viviendas, los desahucios y la especulación inmobiliaria. Muy recomendable. Lástima que este director haya dejado un poco al margen su trabajo en el cine y se dedique más al documental y a la televisión en la actualidad. Y ahora, sin más demora, me despido hasta la próxima. 


15 delikados susurros:

El Oteador de los Mercados dijo...

Que buena tentación. Nunca he probado las arepas y eso que hay un restaurante colombiano a en la misma calle del trabajo.
¿A quién o a quiénes le regalariamos La Estrategía del Caracol?. ¿A quiénes les castigariamos a leerlos 1.000 veces?

Divina Pagana dijo...

Precioso post amiga. Qué penita que esta excursión no pillara por nuestros confines, y bueno la peli...Vuelta a poner a trabajar a la mulita!!!!

Apicius dijo...

Magnifico relato. La película no ha perdido un ápice de actualidad.
Saludos

Viena dijo...

Sigues haciéndonos la boca agua con estos bares que tienen estas comidas tan ricas gustativa y culturalmente hablando.
La mazamorra que yo he probado, es la morada, que es la que se hace en Perú, todo un plato tradicional de origen africano y muy preciado para los criollos.
He de confesar, que acostumbrada a los postres de aquí, no es que me entusiasmara, pero por todo el contenido cultural que representa, por supuesto me encantó. Lo que no sabía es que en Córdoba hubiera una mazamorra particular.
Qué buenos hallazgos haces siempre Delikat.
Un beso.

Delikat Essences dijo...

VIENA pues precisamente la mazamorra era un plato que llevaron los "conquistadores" a América y allí se ve que fue dulcemente interpretada, luego al traer el tomate de allí apareció el salmorejo, otro de los bastiones de la gastronomía cordobesa. Lo que me gustaría averiguar es si aún perdura en otros sitios de Andalucía o España. Yo solo la he visto en Córdoba y como he comentado en muy pocas tabernas, solo en las más históricas. Siempre recomiendo este plato a los foráneos como algo muy especial de la ciudad y que seguramente terminará por perderse definitivamente. Un abrazote

Delikat Essences dijo...

OTEADOR esa película y más de una (incluso de terror de las de verdad) le pasaba yo a más de uno de las esferas gobernantes... a ser posible maniatados y con la boca sellada, para que no chistaran... :-)

DIVINA no creas que no es posible hacerla por estos lares hispalenses la ruta, ya tengo dos locales colombianos localizados... ahora habrá que ver de qué región del país serán :-)

APICIUS como bien dice la película "La estrategia del caracol" es atemporal, hay que verla.

Un abrazo a todos

Arantxi dijo...

Qué fuerte que hayas encontrado una conexión entre la gastronomía colombiana y la cordobesa. Delikat, como vuelvas a publicar otra de estas rutas me bajo corriendo palláaaaaaa!!!

Esas papas me llaman, me llaman mucho!

Saludines

Sorokin dijo...

Buenas noches. Lamentablmente, Madame, tengo que declarar "forfait" en ambas cosas, la cocina colombiana y la estrategia del caracol. Y ya me fastidia, ya, no poder polemizar, con lo que me gusta.

Nunca estuve en Colombia ni en restaurantes colombianos. Nunca probé las arepas ni venezolanas ni colombianas, ni las mazamorras sean de donde sean. La estrategia del caracol me pilló en Luxemburgo, y no creo que la pasaran. O sea, que un cerote total para Sorokin.

Un abrazo, Madame, de todas formas.

Delikat Essences dijo...

ARANTXI es que ha habido mucha relación entre ambos lados del charco, creo que más de una conexión a poco que se mire, se tiene que encontrar y aquí estamos nosotros para catarlo :-)

MONSIEUR SOROKIN siento muchísimo su estado de "forfait", pero mire ahí tiene una película por ver y varios manjares que probar :-) Declárese afortunado por las maravillas que la vida aún le tiene guardadas :-)

Un abrazo a los dos

Cristina Torres dijo...

Las fotos invitan a probar esas arepas y esas bolas/albóndigas de patata, ¿de qué están rellenas por cierto? Ah que hambre y la mezcla dulce con la salsa de piña debe ser rica rica.

No he visto la película pero la tendré en cuenta.

Abrazotes

Delikat Essences dijo...

Hola Cris, pues iban rellenas de carne, te pongo aquí el enlace con la receta para que veas o imagines a qué sabían ;-P Besotes

http://bit.ly/IfMr8R

Chic Soufflé dijo...

Qué pinta. Las arepas colombianas no las he probado, pero las venezolanas estaban riquísimas. Tendré que investigar los bares ("típicos españoles") a ver qué encuentro por VLC.
Aquí pasa con los chinos, que se quedan con bares con nombres como Manolo y luego la comida es china china... o a veces hacen bravas mejor que los de toda la vida. :)

Delikat Essences dijo...

Una sociedad multicultural con influencias de ida y vuelta, no está nada mal :-) Un saludo Chic Soufflé

Claudia Hernández dijo...

Hola Delikat, la verdad es que me has abierto el apetito por estas bombas calóricas, pero deliciosas, que solemos comer por el Caribe. La arepa. Ya te digo, se puede rellenar de cualquier cosa que se te pase por la cabeza (mermelada no, ni Nutella), así que dependerá de la imaginación y el gusto de cada uno. En el Caribe adoramos la combinación salado-dulce, como muchas regiones de Asia... Me gusta saber que exitsen alternativas de ste tipo y que estén ricas... las papas esas se ven deliciosas.
En cuanto a la Peli, es una pena que nunca la haya podido ver, qué bueno que me refresques la memoria, porque, por alguna razón no la pude ver, pero gozó de verdadera fama en sus días.

Abrazos primaverales

Delikat Essences dijo...

Tomo nota Claudia, nunca sabores dulces dentro de la arepa! Nunca he probado a hacerlas, no sé si me atreveré algún día. Un abrazo

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba