La ciudad a través de una barandilla

Existen muchas formas de conocer y disfrutar una ciudad: a pie, en bicicleta, en barco, en bus panorámico, incluso en burro como en Mijas, en globo, helicóptero... pero ¿se os ha ocurrido alguna vez hacer una visita desde una azotea?. Pues esta es la propuesta que con la colaboración de la terraza-bar ROOF del Hotel Casa Romana ha realizado Engranajes Culturales, una empresa joven de gestión y marketing cultural afincada en Sevilla, con proyección a toda la geografía andaluza, que ha bautizado la idea con el nombre de "On the roof: sunset view & cocktails".

Pude disfrutarla hace unos días y me pareció una magnífica forma alternativa de hacer turismo en la ciudad, ya que como intuiréis no se limitaba a mostrarnos unas vistas desde las alturas, sino a explicarnos de una manera muy singular y amena su historia y patrimonio. No quiero olvidarme de felicitar a nuestro guía del cielo de Sevilla, no pudo ser más entretenido y trasmitir con más pasión su trabajo.


Desde allí arriba divisábamos prácticamente el casco histórico al completo y podíamos, con solo echar una mirada a norte, sur, este y oeste, comprender mejor lo que nos estaban contando. Detalles que me encantó conocer, como que la ciudad ha mantenido casi intacto el trazado que tuvo desde la época romana, con las dos vías principales que se cruzaban entre sí y el emplazamiento del foro; que las murallas que los árabes construyeron excedían el perímetro de la entonces ciudad por una cuestión de protección de las subidas del río, de ahí que en calles como Alfonso XII, casi al final, exista una gran elevación, esto era debido a los diques de protección que se construían en el limite de la muralla, es increíble que aún se conserve (los que conozcáis bien la ciudad sabréis de qué estoy hablando); y tantos otros detalles que a todo ser curioso le gustará saber.



Después, al caer la noche, disfrutando del cóctel que se nos ofreció, pude hablar un rato con la gente de Engranajes Culturales y descubrí que fueron ellos los que gestionaron la visita nocturna a Itálica que hice este verano, que les gustó mucho la entrada que hice sobre ella, siendo ellos los actores que realizaban las representaciones. Es fantástico encontrarse con gente con tantas y tan buenas iniciativas, tanto es así que ahora están organizando un recorrido por la ciudad a través del teatro del Siglo de Oro que no pienso perderme. 


El conocimiento está reñido con el aburrimiento.


The Flaming Lips - Sleeping on the roof

16 delikados susurros:

Sorokin dijo...

Ah, Madame. Yo es que tengo un cierto repelús a las barandillas, dado que las barandillas del puente se menean cuando paso, pero tengo que admitir que ver Sevilla desde una barandilla suena muy adecuado. Si fuera Barcelona, habría que verla desde una barandona y Tafalla, desde una barandalla.

En todo caso, en la terraza del Hotel Victoria en la Plaza de Santa Ana, en Madrrrriz, dan gintonis a exorbitantes precios y se ve el Madrí de toa la vida. No me acuerdo si había barandillas, pero bueno, es un equivalente. Un poco hortera, pero ea, eso es lo que hay.

Un abrazo, madame, disfrute de su estancia en Málaga.

Apicius dijo...

Fantástica idea el conocer la ciudad desde las alturas, siempre me ha llamado la atención y he tratado de reconocer lo que tenia a mis pies cuando he estado en torres emblemáticas,pero siempre he echado en falta un cicerone.
Que pase buen día.
Saludos

Claudia Hernández dijo...

Absolutamente cool y deliciosa idea, vaya vistas que nos traes, una maravilla. Qué ganas de volver a Sevilla. Me faltarán días para ir a todos los estupendos lugares que nos has propuesto de esa ciudad maravillosa-
Saludos

Arantxi dijo...

En Barcelona han creado también las noches de terraza, aunque ahora con el final del verano no sé si se siguen realizando. La verdad es que estaban más encaminadas a servir cenas que no a explicar la ciudad. No sé si en Barcelona habrá alguna terraza desde la que se pueda divisar noprte, sur, este y oeste!
Saludines desde BA!

Delikat Essences dijo...

Querido Sorokin, para el mal de alturas o de barandillas movidizas le recomiento la maca o bien directamente no subirse :-)

Hoteles con vistas maravillosas a la ciudad donde tomar una copa y algo más los hay a puñados por el centro, pero en esta iniciativa no se trataba de eso. Precisamente las vistas no son ni las más altas ni las más espectaculares, pero sí eran perfectas para explicar la historia del origen y desarrollo de la ciudad que es lo que aquí interesaba, por eso eligieron este hotel boutique del centro.

Delikat Essences dijo...

Querido Apicius, a mi me ocurre lo mismo cuando voy en avión, me encantaría que alguien se acercara a mí y me susurrara, "aquello que ve es el Valle de Arán o la desembocadura del Tajo", no vea la rabia que me da ver cosas allí abajo y hacer un esfuerzo mental por averiguar qué puede ser y no estar nunca segura. Antes los pilotos eran más apañados y algo te decían... pero últimamente con el ahorro de hasta la voz...

Delikat Essences dijo...

Claudia pues ya sabes, tendrás que venir más de una vez para completarlo todo o hacer una muy laaarga estancia. Un saludo

Delikat Essences dijo...

Arantxi ya estarás caminando por Buenos Aires, pero aún así te contesto :-) Debe ser una moda eso de las terrazas, pues desde hace dos veranos más o menos es verdad que están creciendo como champiñones, supongo que será otra manera de captar clientes sin que tengan que pernoctar y por supuesto, hacer caja. Pero no hay que negar que algunas son muy agradables y en las alturas siempre refresca más, y eso en verano es de agradecer.

Aquí como le he explicado a Sorokin, fue la iniciativa cultural la que condicionó la elección de la azotea, situada en plena calle Trajano, uno de los trazados romanos que han llegado hasta nuestros días.

Buena estancia y ya nos contarás a la vuelta. vamos a hacer entre todos una buenísima guía de Argentina :-)

Cris dijo...

Una iniciativa fantástica, ya nos contarás que tal ese tour a través del teatro del Siglo de Oro, suena maravilloso también. Me sorprende muchísimo todo el movimiento cultural alternativo que hay en Sevilla, deberían de darte la cosa esa de hija predilecta jaja por promocionarla tan bien, aunque a lo mejor se la dan a quiénes siguen promocionando el tópicazo, no? Un abrazo

Delikat Essences dijo...

No por dios qué horror, nada de hija predilecta, yo de anónima total! Un besote

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras. Disfrutamos muchísimo del trabajo y sobre todo, aprendimos. En los tiempos que corren el amor a lo que hacemos se hace fundamental, y si en Engranajes Culturales hay algo que no falta es eso, amor. Te esperamos a nuestra visita del Siglo de Oro cuando tú quieras. Este sábado es la última!!! Después nos mudamos al Cementerio y nos ponemos románticos! ;-) Gracias de nuevo!

Un abrazo de todo el equipo de Engranajes Culturales.

Delikat Essences dijo...

Gracias a vosotros, habéis dado en la clave, algo que se hace con amor y con pasión, siempre merecerá mucho la pena. Un abrazo y mucha suerte en este barco cultural en el navegáis con muy buen rumbo :-)

Viena dijo...

Querida Delikat: Voy a estar con Cris en que mereces algo, no ese título de hija predilecta, si no te gusta, pero algo sí mereces, por promocionar tan requetebien toda la oferta cultural de Sevilla.
Las azoteas nos gustan, a ti, a mi, supongo que a más gente, y esa visión desde arriba da una perspectiva distinta y muy interesante que parece que Engranajes Culturales ha sabido captar muy bien.
Enhorabuena a ellos por el acierto y a ti, querida Delikat, muchas gracias por acercarnos a estas cosas que de otro modo, nos serían desconocidas.
Un beso.

Delikat Essences dijo...

Viena aceptaría lo de hija honorífica si fuera acompañado de un contrato laboral como tal :-). Me lo iba a currar al máximo. Un abrazo

Mer dijo...

Me parece una idea muy buena, además que las ciudades grandes como Sevilla dan mucho juego y se pueden hacer varios recorridos desde varias alturas, la Giralda por ejemplo. Claro que supongo que allí un cóctel sería más difícil... La verdad que sí que el sitio está muy bien pensado. Bravo a los creadores de la idea.

Un abrazo.

Delikat Essences dijo...

La verdad es que sí Mer, que las campanas de la Catedral (que antes sufría y ahora son un dulce sonido para mi dada la cercanía de mi lecho a ellas :-)) podrían dar al traste con todas las copas de cristal del cóctel. Un abrazo y gracias por leerme siempre, ese sí que es mi mayor logro, que sigáis entrando al blog :-) Vamos, que muchas gracias a todos vaya.

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba