Collage pictórico, collage alegórico



Franz Roh (1890-1965) fue uno de los críticos de arte e historiador de la fotografía más destacados del siglo pasado en Alemania, fueron varios los libros que escribió sobre el post-expresionismo, acuñando él mismo el término de "realismo mágico", con gran repercusión no solo en el mundo pictórico, sino también en el mundo literario que se apropio del término para denominar un movimiento. A finales de los 50 publicó un gran compendio de la historia del arte en Alemania que aún hoy es muy apreciado como consulta. Fue nuestro ilustre Ortega y Gasset el traductor de algunos de los libros del crítico alemán en España. También ejerció de fotógrafo, llegando a realizar varias exposiciones con la técnica del fotomontaje. Pero el señor Roh tenía una afición oculta y privada que sólo reveló en sus últimos años de vida, la práctica del collage. No fue hasta 1961 que vieron la luz algunos de sus trabajos utilizando esta técnica, lo haría en Múnich en las galerías Otto Stangl y Parnass de Wupepertal.

Franz Roh

Su gusto por coleccionar tarjetas postales, ilustraciones, revistas, etcétera, unido a una brillante mente y un inteligente sentido del humor, le llevó a realizar geniales composiciones en los que nos arroja bastante material para reflexionar sobre la época que le tocó vivir. Como Max Ernst, uno de sus referentes y al que homenajea en el collage que os muestro abajo, Franz Roh construía cuentos visuales, obras simbólico-alegóricas, en las que reunía en un solo plano las imágenes más dispares. 


Homenaje a Max Ernst. 1935

La fotografía directa, el fotomontaje, la superposición, la doble exposición, la copia en negativo son los medios y técnicas a través del cual el artista alemán creó sus obras en una atmósfera inquietante, perfectamente delimitada por el "realismo mágico". En cierto modo la actividad privada de Roh tiene un cierto regusto amargo, ya que fue apartado de su actividad como crítico de arte y encarcelado por el gobierno nazi y digamos que pudo refugiarse en este placer secreto para expresar su  rabia,  su visión del convulso mundo que vivía y lo que se avecinaba a través de estas alegorías (en varios de sus collage el inminente estallido de la II Guerra Mundial está más que presente, como en "Total Panic II"). 

Al poco que comencé a ver en la sala de exposición el trabajo de Roh, establecí un juego mental en el que trataba de averiguar el título del próximo collage que ante mis ojos se mostraba, bien difícil lo tenía. Era divertido ver la ironía y la socarronería que  estableció el artista en su mundo secreto y particular. Os dejo una muestra y juzgad por vosotros mismos.

 Extraña  Proximidad.  1930


El exotismo será bombardeado. 1935


Compañeros enemigos se remueven en el sótano de máquinas. 1932


Panico total II. 1937

Podréis ver el trabajo de Franz Roh en la Sala Vimcorsa de Córdoba, en pleno centro de la ciudad (C/Ángel de Saavedra, 9),  hasta el 22 de julio de 2012.

11 delikados susurros:

Linda Susan dijo...

Me ha recordado a los collages de Wislawa Szymborska, hay personas que necesitan dar salida a su creatividad a trvés de varias fuentes, ellos son de estos. Bien vale un viaje a Córdoba. Un beso

foodtravelandwine dijo...

Que interesante....esto no lo conocia.....que ganas de ir a Cordoba a ver la exposicion completa....sin duda un visionario para la epoca.....genial!!.....Abrazotes, Marcela

Delikat Essences dijo...

Marcela veo que has recuperado tu perfil, me alegro :-) Córdoba bien vale una visita por este y otros motivos. Un abrazo

Claudia Hernández dijo...

Ah, no me aparecía la opción de comentarios, a veces Blogger me vuelve loca.
Me gusta mucho esta técnica y creo que es un artista sorprendente que no conocía,a sí que muchas gracias.
Se ve que admiraba mucho a ese gran artista que era Max Ernst, porque en su trabajo hay una estela similar. Los dos primeros que nos traes son magníficos sin duda.
Le seguiré la pista.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Gracias Claudia por no claudicar hasta insertar tu comentario, son siempre una gran aportación. He estado toqueteando la plantilla y algo no ha salido bien, aún no está como yo quiero, pero seguiré en la lucha html. No soporto rendirme en estas cuitas.

Respecto a Roh, debe de haber mucha estela del artista en Mùnich seguro que en algún museo o galería tienen obra de él.

Un abrazo

Sorokin dijo...

Madame, Claudia tiene razón, es una carrera de obstáculos conseguir enviar un comentario. Estaba casi por abandonar, pero en fin, aquí estoy. Y aquí estoy para decirle que no se preocupe porque no le voy a pisar el post ni a hacer el listillo, porque 1) no conocía a Franz Roh y 2) la sala Vicorsa me queda como un poco a trasmano. En cualquier caso, me parece muy interesante la información que nos da en su post. Me he estado intentando informar por la web y me parece un personaje destacable en un periodo agitado y convulso con ciertas -he dicho ciertas- similitudes con el que nos está tocando vivir. Bien, y no me extiendo, que podría ponerme a elucubrar sobre el tema, pero ¡no! me paro aquí.

Un abrazo Madame

Delikat Essences dijo...

Monsieur :-) gracias también por el intento reiterado, voy a dejar ya por hoy el lenguaje html, que me estoy volviendo loca a todo el personal idem.

Y tiene toda la razón, al final la historia es una noria que rueda y volvemos al principio ¿aprenderemos alguna vez?

Un abrazo Monsieur, y siga por favor siendo un "listillo" :-)

Señorita Sunshine dijo...

oye, qué sugerente, ¿no? pues durando hasta finales de mes, lo mismo puedo ir un findeen una de mis escapadas... aunque con estas temperaturas, al final siempre acabo en remojo...jiji.

Un besito, guapa!

Viena dijo...

Me gusta el collage Delikat, lo encuentro ingenioso, aunque no conozco apenas obras de este estilo, siempre he visto collages que juegan con las texturas y forman la obra a base de ellas, pero no el collage simbólico como el que trabaja este hombre. El caso es que el verano pasado, nos pusimos mis sobrinas, mi hija y yo a hacer collages, y yo les sugerí esta forma justamente de hacerlos, jugando con el disparate de poner cabezas de animales a los hombres o manos que atrapaban montañas, etc. Curioso que estos cuadros me han recordado a los de las niñas, claro que salvando distancias, aquéllos, sin la intención simbólica que tienen los del artista.
Muy interesante, como todo lo que nos encuentras.
Un besísimo.

Delikat Essences dijo...

Señorita Sunshine, ir a Córdoba en estas fechas puede ser un deporte de riesgo, lo confieso, mucho mejor en primavera :-) Un abrazo

Mi querida Viena, en cierto modo ese tipo de arte nos conecta mucho con el niño interior, tiene mucho de naïf, de espontáneo. También recuerdo en el colegio hacer en trabajos manuales composiciones varias en grandes cartulinas que luego pegábamos en las paredes... y seguro que algo de simbólico sí que tenían, como los de tus niñas.

Abrazos

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba