Rutas gastro latinas II


Ya va siendo hora de retomar las rutas gastro latinas que comenzaron hace meses y que, como os avancé en el primer capítulo, me han llevado a otear un buen puñado de establecimientos donde ir descubrimiento las delicias del otro lado del charco sin moverme del Sur de España. En esta ocasión, hablaremos de un pequeño rincón que ofrece gastronomía de Venezuela, así que vaya este post dedicado a Claudia de "Bitácora Culinaria" y "La Inquieta Mirada". Por varios motivos: en primer lugar, por su nacionalidad venezolana, aunque el devenir de la vida la sitúa ahora en tierras teutonas; en segundo lugar, porque fue la primera bloguera que encontré por casualidad en este mundillo, hace justo tres años cuando escribía la primera letra de este espacio. Yo andaba buscando información sobre sitios para comer en Múnich, y me topé con unas estupendas recomendaciones en uno de sus cuadernos de bitácora.





Seguro que Claudia podrá corregirme y aportar valiosa información a esta entrada, pues este pequeño local situado en el Cerezo (Barriada Macarena), con sonoro nombre, "El Arepazo", ofrece solo una parte de la vasta y variada gastronomía que este país tiene, fruto de las influencias españolas, francesas, italianas y portuguesas mezcladas con la cultura culinaria de sus primeros pobladores. Aquí lo que encontraremos es, digámoslo así, comida de calle o de acompañamiento, no se sirven ni los preparados de pescados y mariscos propios del Caribe o la Guayana, ni las carnes de caza y res en parrilla de la zona de los Llanos y un largo etcétera. Pero es un lugar perfecto para tomar un tentempié a base, sobre todo, de uno de los reyes de las gastronomía de toda Latinoamérica: el maíz.


Arepa "El arepazo"

Con este cereal como base podremos degustar la deliciosa arepa, uno de los platos estrellas de la gastronomía venezolana, y que permite todos los rellenos que la imaginación nos dicte. Suerte la mía que ya la había probado anteriormente, salida de las manos de un venezolano de pro, Ray del blog "Comiendo por Sevilla", que nos las preparó una noche de bacanal gastronómica a un buen puñado de blogueros sevillanos. Así que me encuentro en condiciones de recomendar la arepa estrella de este rincón venezolano, el arepazo, a base de carne mechada, aguacate  y queso rallado, deliciosa cuando aún está caliente recién salida de la sartén. Dicen que esta preparación ya se realizaba antes de la llegada de los españoles, en todo el territorio donde hoy se sitúan los países de Venezuela, Colombia y Panamá. ¿Será otro plato tan disputado como el  ceviche? Que nos iluminen los expertos de la tierra.

Cachapa

Otros platillos que he disfrutado en El Arepazo en otras visitas y que no conocía: los tequeños (dedos de masa fritos de trigo que envuelven un trozo de queso y se sirven con distintas salsas), el tostón (trozos de plátano verde aplastados y fritos, es habitual servirlos como acompañamiento de pescado en las zonas de costa), el patacón (otra forma de llamar al tostón, pero nos fueron servidos con queso y carne en hebras por encima. He leído que es un plato muy conocido en el estado Zulia), y la cachapa (una torta hecha de harina de maíz de la cual me sorprendió su sabor dulce, es como la versión latina de la crêpe, más gruesa,  y se sirve con queso, carne, verduras, etc.).

Patacones hechos de plátano verde

No puedo pasar de largo sin comentar la amabilidad del servicio. La persona al frente del establecimiento, Carlos José Teixeira, apodado "El Portu" por su ascendencia portuguesa, nos explicó todos los platos y las costumbres culinarias de su tierra, y esto lo agradecemos un montón los incansables buscadores de placeres gastronómicos.

Hasta la próxima parada, sabrosona, por supuesto.


EL AREPAZO
C/ Otoño (esquina C/ Verano)
Barriada el Cerezo (Macarena)
Sevilla

23 delikados susurros:

Claudia Hernández dijo...

Delikat, vaya sopresa y muchísimas gracias por la dedicatoria... la verdad es que soy una amante incondicional de la arepa (mi esposo se ha hecho de ella como si hubiese sido alimentado en su infancia con ella) La verdad las preparo como una artista (aunque suene mal decirlo) pero es que llevo preparándolas desde los 12 años, ya me ha dado tiempo de perfeccionarme. La verdad es que los rellenos son todos posibles (aunque nunca con algo dulce).

De los tequeños, son algo que nos vuelve locos, los tostones, me encantan y las cachapas más. Las cachapas son muy difíciles de hacerlas auténticas en Europa, porque su base es el maíz fresco y en Europa apenas se consigue y es caro, es decir para hacer una cachapa se necesitan unas tres mazorcas de maíz como mínimo... pero siempre hay versiones que nos consuelan fuera de nuestro territorio.

En cuanto a quien pertenece el origen de la arepa... siempre hay tontas discusiones entre colombianos y venezolanos, pero yo no creo en esas liniecitas que llaman fronteras, y si estamos al lado, lo más posible es que nos pertenezca a los dos dicho origen.

Un post muy bonito, gracias, no hay nada que corregir, veo que tu inmersión culinaria ha sido en serio.

besos y buen año

Fe-i*ka dijo...

Una ruta sugerente, pero me voy a degustar la entrada anterior......

Delikat Essences dijo...

Muchas muchas gracias Claudia, por tus aportes y por ser tan rauda en contestar. Un abrazo grande.

Nota: tomo nota de ese principio. Arepa + dulce: NO! :-)

Sorokin dijo...

Hola Madame. Buenos días por las mañanas. Como decía su ilustre paisano, "he andado muchas caminos, he abierto muchas veredas, he navegado en cien mares y atracado en cien riberas"... pero ¡ay!, ni camino ni vereda ni mar ni ribera me han llevado nunca a las costas de Venezuela. Por eso, me parece magnífico que nos descubra todas estas maravillas de la cocina venezolana, reciclada en las márgenes del Guadalquivir. Y si ya tiene el aprobado "cum laude" de Claudia, todavía mejor.

Un abrazo, Madame.

Delikat Essences dijo...

Gran Antonio Machado. Muchísimas gracias Monsieur Sorokin, y sí gran honor el aprobado de Claudia :-) Un abrazo

Ray dijo...

Gracias por la mención guapa. Con respecto al maíz, hay una muy larga historia de la relación que existe entre dicho grano y las culturas americanas. De hecho hay un libro (se cree que el más antiguo de latinoamérica) llamado el Popol Vuh que data de 1500 y que cuenta la historia del origen del mundo y de los pueblos mayas. Incluso allí se habla del maiz como fuente no solo de alimento, sino de él como material con el que se hicieron los primeros hombres.
Es fascinante el libro, y especialmente para mi, la relación que nuestras culturas tienen con el maíz.

Lástima que es difícil conseguir mazorcas, que sino, las cachapas serían un plato superior.

Un abrazo J

Delikat Essences dijo...

Curioso el dato de ese libro tan antiquísimo, muchas gracias Ray. Al contrario en Europa ha sido el trigo, por un lado, y el centeno por otro, los que han alimentado al hombre y su falta lo han hecho levantarse y cambiar la historia. Es increíble que unos granos de cereal hayan podido mover el mundo en uno y otro confín.

Tienes que ir al Arepazo y conocer al Portu! :-)

Un abrazo

Unknown dijo...

Que ganas de comerlas!....yo he probado pocas veces las arepas y me encantaron!!.....que bueno puedas disfrutarlas.....un beso!......Abrazotes, Marcela (blogger no me deja usar mi cuenta asi que estoy como anonimo)

Linda Susan dijo...

Todo un descubrimiento, si señor, y el libro de Ray también. Te espero en tu próxima parada gastrolatina, creo que hay alguna pendiente, ¿no?. Un beso

Jorge Guitián dijo...

Se nos acumula el trabajo! ;)

Y si, yo también me acuerdo de aquella noche memorable de arepas y vodka con café y limón. Como para olvidarse

Jorge Guitián dijo...

Y anotada la referencia de Ray, que si mezclamos gastronomía y bibliofilia ya me pierdo totalmente.

Delikat Essences dijo...

Marcela, a ver si los de blogger te dejan ya de una vez manifestarte logueándote. De todas formas puedes poner tu nombre manualmente usando la casilla "comentar como", solo tienes que irte a "nombre url" y ponerlo ahí. Un abrazo

Delikat Essences dijo...

Linda Susan hay mucho pendiente aún :-)

Jorge, como para olvidar esa noche, qué malísima me puse, ojo, no por las ricas arepas, sino por esos combinados explosivos.

Un abrazo a los dos

Viena dijo...

Hummmm, qué ganas tengo de ir a Sevilla y que me muestres todo esto, aunque no sé si va a darnos tiempo, se acumulan muchos lugares, muchos platos, muchas experiencias.
Un beso grande.

Delikat Essences dijo...

La verdad Viena que una visita como mucho dará para catar los sitios de cocina de aquí;-) Pero ya veremos cuando llegue el momento como lo manejamos, seguro que estupendamente. Un abrazo, se te echa de menos!

OTEADOR DE LOS MERCADOS dijo...

Sevilla siempre tiene un buen motivo para ir. Ahora tiene más.
Todos tenemos alguna asignatura pendiente... y la mía, entre otras muchas, es la cocina venezolana. Cuantas cosas por ver, por oir, por probar, por escuchar, por leer... ¿Tendré tiempo?

OTEADOR DE LOS MERCADOS dijo...

¡Ah!, y no es que esté agobiado como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas, pero...

Delikat Essences dijo...

Oteador pues si la cocina venezolana le llama, yo lo tendría claro, rumbo al otro lado del charco¡ Pero eso sí, no se me vaya en crucero eh?

Saludos

Señorita Sunshine dijo...

Ay, son las 11.20 de la mañana y me muero de hambre con tu arepazo! esto no puede ser! y además, se me juntan tus recomendaciones latinas y me veo en sevilla poniéndome como una foca de un local a otro. Qué sufrimiento. :)

Un saludo!! y gracias por tus recomendaciones!!

Delikat Essences dijo...

Señorita Sunshine la entiendo, yo huyo del hidrato como agua de mayo para mantenerme superfit :-)pero hay veces que no se puede uno resistir a la tentación... Ya verá ya, cuando arremeta con el tercer capítulo. Besotes

Cristina Torres dijo...

Será comida de acompañamiento, pero yo me tomaba un arepazo de esos para almorzar o cenar y me quedaba lista, vaya pinta que tiene. Los otros nombres me suenan a chino o mejor dicho a venezolano :-) Un besote

Delikat Essences dijo...

No son para abusar, pero un bocado de esto de vez en cuando sienta muy bien! :-)

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba