Benjamin Schoos, sólo te veo a ti



Os confieso  que tengo un poco abandonado el topic de música del blog, y no amigos, no es que haya dejado de escucharla, pues  me acompaña durante la mayor parte del día, pero a veces se van solapando los temas y con muchos de ellos se me escapa la oportunidad de dar testimonio por aquí de otros. Rotundamente, no podría vivir sin música, mientras escribo en este espacio, trabajando, leyendo, haciendo deporte... me acompaña continuamente, pero hay una parte insustituible y complementaria de ese acto para mí, y es ver en directo a la banda o solista que ha despertado mi curiosidad. Desgraciadamente no siempre puedo hacerlo, pues muchos grupos no pasan de Madrid y Barcelona cuando programan sus giras, y también ocurre que muchos son "secuestrados" por los grandes festivales independientes de música, la mayoría celebrados en estas dos capitales, que a golpe de talonario aseguran la exclusividad de sus estrellas. Afortunadamente no todos se mueven en estas grandilocuentes estratosferas...

La semana pasada un frecuente inquilino del blog, el cantante francés Dominique A, volvió a Sevilla para presentar su último trabajo "Vers le lueurs". De la mano de la compañía musical Green Ufos, este magnífico músico tiene siempre en la ciudad uno de sus puntos estratégicos de sus giras por España, lo cual es de agradecer a él y a los promotores de sus conciertos. He perdido la cuenta de las veces que lo he visto en directo, a solas con su guitarra, con banda y/o acompañado de sus affaires sentimentales & musicales, momento cotilleo, como su ex Françoiz Breut con quien lo vi la primera vez en vivo a finales de los 90, o Laetitia Velma que también pasó por el blog. Lo cierto es que Dominique siempre impresiona, no importa las veces que lo hayas visto, la energía que es capaz de generar da para alumbrar Europa por entero, es un monstruo musical.



Pero hoy no voy a hablar de él, aunque resulte imposible pasar de puntillas y por supuesto no recomendaros la escucha atenta de su último disco "Vers les Lueurs", sino del músico que lo acompañaba como telonero, Benjamin Schoos, un artista belga con todas las dimensiones de la palabra, pues a su faceta musical se une la de ilustrador. Un tipo divertido, con un punto canalla y sibarita al mismo tiempo, a juzgar por sus letras y forma de expresarse en el escenario, que a mí realmente me conquistó. Su pose y actitud en directo no dejan indiferente, reírse de uno mismo es un gran rasgo de inteligencia y el Sr. Schoos se ríe hasta de su sombra. Nos interpretó casi todos los temas de su disco de debut  "China Man vs China Girl", letras sencillamente irónicas y a ritmo de pop. Sé que a mi querido amigo Monsieur Sorokin le va a gustar que de él se diga que es el nuevo Serge Gainsbourg... puede que el personaje visto en su gran dimensión le quede grande a un debutante, pero cuando el río suena, ya se sabe.




Caigo rendida a sus pies cuando veo que en algunos temas de este trabajo ha contado con colaboraciones de lujo, entre ellas las voces de dos de mis grupos de cabecera de los 90, Stereolab y Ride, los cuales significaron mucho en mi mundo musical de aquella etapa de mi vida. No puedo dejar atrás  mencionar que la gran Chrissie Hynde de los Pretenders ha dejado también  su impronta en el disco. Lo cierto es que este señor ha sabido rodearse de muy buenos padrinos.

Os dejo con la que considero una de las mejores canciones del álbum "Je ne vois que vous", que resume muy bien su espíritu y estética. Llevo escuchándola sin parar desde el concierto. En la grabación está interpretada junto a mi adorada Laetitia Sadier, la francesa de grupo británico Stereolab que pude por fin ver en directo hace unos años en el Primavera Sound. 

Hay muchas formas de expresar en una canción ese loco sentimiento que es el amor, desde el más cursi e insufrible con el que es difícil identificarse, hasta el más mortífero y corta venas, hay cada temita por ahí... Pero esta forma recoleta y pizpireta que utiliza Benjamin Schoos conquista de inmediato y me parece maravillosa:


En el centro de la ciudad Inca,
no veo el Machu-Pichu.
En las orillas del Moscova,
no veo el oro de Moscú.
Haga lo que haga, esté donde esté,
solo te veo a ti.

En un festival de cine de terror,
no veo a los hombres lobo.
En la vitrina de un confitero,
no veo ni un bombón.
En cualquier lugar y en cualquier momento,
solo te veo a ti...




Los hermosos sonidos y la lengua francesa hacen el resto de la magia. 

C'est magnifique Benjamin!





http://www.benjaminschoos.be/


8 delikados susurros:

Linda Susan dijo...

Sí, amiga, coincido contigo en la fuerza de Dominique y en la pose de Schoos; fue genial poderlos disfrutar a ambos. Esperemos que pronto podamos hacerlo de la Breut con su nuevo disco. Besos

Delikat Essences dijo...

Querida Ernestina, recuerda que el año pasado, marzo de 2012, fue la semana de la francofonía en Sevilla, celebrada por el consulado francés, y gracias a la colaboración con Green Ufos, pudimos disfrutar de la Breut y la presentación/avance de su disco "Le chirurgie des sentiments" Creo que hablamos de ello y que por alguna circunstancia no pudiste ir al concierto. Pero sí, tendrá que venir otra vez :-)

Sorokin dijo...

Madame, muchas gracias por la amable mención que me dedica en su brillante, ameno e interesante blog. He saltado de regocijo al leerlo. Además, he de reconocer que su merced está en lo cierto: el tal Benjamin Schoos tiene unos buenos toque de semejanza con Gainsbourg, aunque todavía le falten unos pocos años y unas dosis de mala uva para llegar al nivel del gainsbarra, pero va por buen camino. Vamos, no sé si ha empezado a coleccionar bellezones como las que se tragaba don Sergio, pero todavía tiene tiempo.

Y una vez dicho esto, reconozco que no lo conocía. Me he documentado en la web tras leer su post. He estado en el UstedTubo y encontrado algunas canciones adicionales, como esta:
http://www.youtube.com/watch?v=rK1J6pHlngw
"La chinoise". Me encanta cuando dice que "esta oriental me desorienta". Muy de Gainsbourg.
Vamos, que me ha gustado.

Me despido con unas respetuosas morisquetas y salamaleks, Madame, que ya me estoy poniendo plasta.

Delikat Essences dijo...

Un plaisir Monsieur, ya ve, tiene un vecino que seguro que puede hasta que se haya cruzado alguna que otra vez por el Bruselas más underground. Sobre la canción de "La chinoise", muy buena es cierto, nos dio una larga explicación antes de tocarla sobre su tatuaje en la espalda... se le veía disfrutón con el detalle :-)

Un abrazo Monsieur

Cristina Torres dijo...

La canción es muy chic, y con un ritmo que te hace mover los pies sin parar, me ha encantado. Suerte la tuya de seguir disfrutando de la música en directo, yo siempre me lo pierdo todo al final, no hay excusas, es que nunca he sabido gestionar bien mi vida de ocio/cultura, y al final siempre acabo haciendo lo mismo. Envidia sana me das amiga.

Viena dijo...

Pues yo a los pies de quien me rindo es a los suyos Madamme, por la florida cultura musical que esparce por estas entradas, dejándome apabullada sin duda, siendo como soy, tan básica y tan lega musicalmente hablando.Más lo que mola, mola, y esto es como el vino, que aunque no entienda, cuando es bueno, es bueno. Me ha gustado el tema de este chico y si encima dice usted que se le ve algo canalla y disfrutón, pa qué mas. Ya me está cayendo bien. Algo aprendo.
Un abrazo

Delikat Essences dijo...

:-) Gracias Viena, no sabes lo que disfruto yo cuando una canción y/o músico ajena al mundillo musical de una persona le encandila. Siempre he gozado compartiendo música, intento traer cositas por aquí especiales aunque solo sea una pequeña muestra de lo que escucho, pero no hay que abusar!

Un abrazote

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba