La'nchianata y el Salento


Se acabaron las vacaciones, atrás quedan muchos kilómetros cuajados de experiencias y sensaciones que permanecerán para siempre en mí en forma de recuerdos. Me es difícil poner en pie aquello que quiero contar, o mejor dicho, aquello que en realidad supongo que puede llegar a interesar, para que otros disfruten de esas sensaciones en un futuro, o tal vez las hagan suyas a través de lo que escribo. Esto último supongo que es el súmmum de todo aquel que escribe. Permítanme entonces que me sirva de la sabia medición del tiempo en días y noches como guía a la hora de escribir sobre mi viaje, el sentido práctico impera, y comencemos desde el principio.

He pasado unos días en el sur de Italia, aterrizaje en Bari para pasar un tiempo en la Puglia, atravesando días más tarde toda la región de Calabria para pegar el salto a la bella Sicilia. Ha sido maravilloso, la descripción que hay en la cabecera del blog, donde hablo de los aromas, sonidos, imágenes y esencias de la vida como inspiración del mismo, toma más sentido que nunca con el periplo que he vivido por tierras italianas.

Pero vayamos directos a una de las primeras impresiones que me hicieron gozar, creo que os va a encantar. Primeros días, la Puglia, concretamente en la comarca del Salento, situada en la extremidad sudoeste del tacón de la bota. Allí pernoctamos y desde ese punto hicimos excursiones para conocer mejor la región (Alberobello, Lecce, Gallipoli...). Partíamos con la ventaja de que unos amigos nos cedieron su casa para alojarnos y nos abrieron las puertas de un hermoso espacio que regentan y quiero daros a conocer, se trata de La'nchianata. 




El nombre de este local está escrito en el dialecto de la zona, el salentino, y significa "subida", ya que la fisonomía del terreno es como una gran parcela de tierra con forma inclinada,  siendo habitual  encontrarse con lugares así en el sur de la península italiana.

La'nchianata es un espacio extraordinario, en mitad del campo, los olivos y los arbustos aromáticos sortean el terreno entre rocas que sirven de asiento natural improvisado, restaurante-bar, lugar de celebración de ciclos de cine, conferencias, y para mayor goce, es la sede de uno de los festivales de música popular más importantes de la región, el Popularia, que se estaba celebrando justo los días que pasábamos por allí. Ninguna foto de las que hice, de noche, con esa tenue y agradable iluminación que tiene este espacio, le hace justicia al lugar, de ahí que haya utilizado las que nuestros amigos tienen colgadas en su Web que son mucho mejores. La primera noche que pasamos en la Puglia coincidimos con la actuación, dentro de la programación del festival, de Tarantula Jonica, un grupo que recupera con su sonido el patrimonio musical popular de los campesinos del sur, desde canciones que se interpretaban durante las jornadas en el campo para hacerlas más llevaderas, hasta música para danzar en fiestas: tarantelas y pizzicas, esta última una danza popular propia del Salento que deriva de la propia tarantela.




Una noche mágica, por no ser esperada y constituir una auténtica sorpresa, fue poner nuestros pies en La'nchianata y desear bailar con toda la gente que brincaba con tanta gracia y desparpajo, pero el pudor se impuso y me limité a grabarles varios vídeos, uno de los cuales comparto con vosotros. Unos danzaban, otros reían mientras bebían y comían, otros simplemente charlaban amigablemente sentados en las rocas debajo de los olivos, el ambiente no podía ser más estupendo.





Gracias de corazón a todos nuestros amigos por hacer nuestra estancia tan agradable, a Alessandro, nuestro anfitrión, por abrirnos las puertas de su casa y permitirnos gozar de estas músicas y danzas populares, así como de la maravillosa cena de la última noche en este mágico lugar regada con buenos vinos salentinos, un gran descubrimiento el Salice Salentino de la bodega Masseria Pietrossa del que me arrepiento no haberme traído alguna botella; y a Gianga, como no, nuestro guía por la Puglia, al que perseguíamos en coche yendo a toda pastilla tras su moto, a pesar de llevar nuestro TomTom a bordo, "yo prefiero preguntar a las gentes del lugar para encontrar un sitio" nos decía, cuánta razón y yo enganchada al dichoso aparatito, no tengo remedio.

Continuará...

 Imágenes extraídas de la web http://www.lanchianata.it/

Nota: La'nchianata permanece abierta solamente los meses de verano.

21 delikados susurros:

Divina Pagana dijo...

Me ha encantado el post. Aunque yo voy con ventaja porque he desayunado con la narradora. Sólo una cosita...¡No me deja ver el video! Es privado! ¿qué código secreto hay que insertar?

Delikat Essences dijo...

Amiga, amigaza, gracias por avisar, había dejado en modo privado el vídeo sin darme cuenta, lo hice así mientras publicaba el post. Un abrazote!

Viena dijo...

Que maravilla Delikat, no tardes mucho en seguir la crónica, esto es como viajar a estos lugares y estar un poco allí, vamos, eso que bien dices, es lo más para un escritor.
Me alegro de leerte y adivinar tras las palabras, que has vivido una hermosa experiencia en este viaje.
Un beso grande

foodtravelandwine dijo...

Que maravilla....estas son las vacaciones que me gustan.....musica, sultura, gente.....una belleza....voy a ver el video.......Abrazotes, Marcela

Linda Susan dijo...

Qué bueno, yo no he desayunado con la narradora pero espero verla próximamente y que me cuente porque estas recomendaciones no me las puedo perder. Gracias amiga. Besos

Delikat Essences dijo...

Gracias Viena, en verdad ha sido maravilloso, prometo estar espabilada, ponerme las pilas, e intentar recoger aquí lo más interesante de este genial viaje. Un besazo.


Marcela, cuánto tiempo, la verdad que sí, los viajes deben de ser una inmersión en toda regla, sobre todo aprender de la experiencia y enriquecerse. Un abrazo.

Delikat Essences dijo...

Haremos un intercambio Ernestina, yo te instruyo sobre la Puglia y Sicilia, y tú me enseñas a hacer las recetas de pan que te ha enseñado Dan Lepard en Donosti :-) Hasta pronto

Cristina Torres dijo...

Qué maravilla de lugar, me han encantado esa especie de entrada entre olivos con esa bella luz que dices, debió de ser una experiencia magnífica y se nota que la gozastes. Sigue contándonos!

Teresa Victor dijo...

Que noche más mágica, mi corazón me gritaba baila, y cerraba los ojos y me imaginaba danzando, parecía q habíamos entrado en un cuento de hadas y ninfas, el ritmo era un compás natural y salvaje al mismo tiempo. Que suerte tuvimos de estar allí .

María Toro dijo...

Me ha encantado, que viaje más apetecible. Ah y yo sí puedo ver el vídeo. Besos

Sorokin dijo...

Magnífico y evocador primer capítulo de lo que todos esperamos que sea una larga serie sobre sus vacaciones italianas, Madame. Tengo el placer de decir que sí, que despierta nuestro interés (y no hablo en plural mayestático, me refiero a todos sus adictos lectores) y que queremos más para sentirnos en su piel, en sus oidos y en su olfato, como ya ha sucedido en esta primera, poética entrega, Madame.

Claudia Hernández dijo...

Querida Delikat, hace un par de años tuve la suerte de hacer ese viaje (Aunque Sicilia la hicimos otro año aparte) La Puglia es una de las regiones más alucinantes que se puedan visitar. Lecce con su propio barroco (allí vimos de incógnito a Willem Dafoe), Alberobello con sus singulares trulli, Bari con su impresionante catedral, otra que me alucinó ha sido Matera, donde se rodó la película sobre J. Cristo a cargo de Mel Gibson, Galipolli, Castell del Monte y la bellas Ostuni, llamada la Citta BIanca, Trani…
También he visitado una de los pueblos más feos que se puedan visitar… Margarita de Savoia, jajaja, eso sí, me comí un clásica pizza de cipolla que tampoco he podido olvidar.

Es una región que siempre recomiendo y de la que guardo un buen sabor de boca.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Es verdad que es una región hermosa, y no tan conocida como otras. Yo también cruce a la región de Basilicata para ver Matera, es una ciudad que deja con la boca abierta y que recuerda al Jerusalén que he visto a través del cine/tv (no he estado nunca allí pero son imágenes que todos tenemos en la cabeza). Un abrazote

El Oteador de los Mercados dijo...

Hace años, muchísimos, hicimos un largo viaje 2 parejas en un "2 caballos" (que se portó bien) por toda Italia hasta pasar a la antigua Yugoslavia. Fue toda una aventura que todavía hoy persiste en el recuerdo.
Italia es un país que siempre te aporta buenas sorpresas. Y tu viaje por La Puglia está cargado de imágenes evocadoras.

Delikat Essences dijo...

Esos viajes-aventura siempre permanecen en la memoria, al final incluso los momentos en apuros quedan como anécdota. Un abrazo Oteador

Señorita Sunshine dijo...

Vaya viaje hermoso os habéis regalado. Qué bien, qué hermoso país (la zona concreta no la conozco) y qué bien sienta descansar así, entre tanta cosa bella y amigos.

Un beso!!

Curry curry que te pillo dijo...

Qué alegría por dios! No conozco esa zona de Italia pero sí que me han hablado muy bien.
Delikat, muchas gracias por tus palabras en mi post más íntimo de este mes. Ya vendran tiempos mejores, de mientras aquí estoy. Espero que nos deleites con posts gastronómicos de la zona ;)

Delikat Essences dijo...

Prometo más de una gastro entrada Arantxi, tus deseos son órdenes :-) Un abrazo y ánimo!

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba