Una "gyozada" como dios manda


Aunque la gyoza es originariamente un bocado procedente de China (jiaozi), donde generalmente se hace al vapor en cestos de bambú y se suele traducir como dumpling, los japoneses lo adoptaron, lo rebautizaron y lo convirtieron en una de las perdiciones de su gastronomía. Ya lo conoceréis la gran mayoría, consiste en una pequeña y sencilla empanadilla que puede llevar diferentes rellenos y que el país del sol naciente se realizan a la plancha o hervidas. 


El caso es que desde que los probé por primera vez hace años en un restaurante japonés de Londres tenía en mente intentar hacerlas, y he aquí que el destino me ha dado la oportunidad de aprender como dios manda de la mano de una experta, Ayako Anzai de Amor Amarillo, con la que ya tuve la oportunidad de aprender en otro taller varios platos de la gastronomía japonesa y que fue plasmado en el blog en la entrada "Shabu-shabu en Casa La". Esta vez Amor Amarillo se ha aliado con Anna Mayer de Panepanna, para realizar en estos meses del 2011 varios talleres de cocina japonesa saliendo del tópico del sushi: gyoza, cocina con soja, cocina con miso y aún habrá más sorpresas.


En el curso hicimos los dos tipos de cocción  (por cierto, me asalta la duda, ¿femenino o masculino? Siempre aparece como la gyoza, será por su equivalente a la empanadilla, pero el gyoza tampoco le va mal): las asadas o yaki gyoza, para ello utilizamos las cómodas masas preparadas que venden en cualquier supermercado oriental; y las hervidas o yude gyoza, cuya masa hicimos en el taller. Nos contaba Ayako de éstas últimas, que en Japón al día siguiente de hervirlas, si habían sobrado, se asaban para calentarlas.



Realizamos dos tipos de rellenos diferentes para las hervidas, uno de cerdo y cilantro y otro de espárragos y pollo; y uno para las asadas de cerdo y col. Por supuesto, también aprendimos a confeccionar la típica salsa que las acompaña. 


Una de las cosas fundamentales es la técnica de cierre de la masa con el relleno ya dentro, y como todo lo que tiene que ver con Japón, es delicada y precisa. La podréis quizás adivinar en las tres fotografías siguientes, donde veréis que se hace como una especie de pliegue-rizo que va cerrando la empanadilla de derecha a izquierda, habiendo presionado en el inicio para pegar el extremo derecho (unos cuatro pliegues en cada una en las asadas y dos en las hervidas. No me preguntéis el porqué de la diferencia...secreto nipón).









Aquí podéis ver la diferencia, a la izquierda la masa de las yaki gyoza que ya venía preparada y a la derecha, la masa que preparamos nosotros para las yude gyozas, ya rellenas y listas para ser asadas y hervidas respectivamente. Si agudizáis la vista podréis percibir que efectivamente las yude sólo llevan dos pliegues.


Y en la imagen de arriba y colocadas en la sarten, las yaki gyoza comenzando a dorarse, hasta que cogieron el atractivo tono que aparece en la instantánea que abre este post.

Para todos aquellos que deseéis conocer los secretos de la cocina japonesa, os aconsejo venir a hacer gastroturismo a Sevilla con curso incluido, no hablo en broma, tengo una amiga residente en Madrid que vino con un grupo de amigas a hacer el curso de Ayako, luego nos fuimos de visita por la ciudad, y rematamos con vinos&tapas, un completo en toda regla. Pero para aquellos que lo tengan más complicado, os dejo aquí el enlace con la recetas de este exquisito bocado nipón. Luego la imaginación y los gustos de cada uno son ilimitados a la hora del relleno, personalmente las he hecho en casa varias veces y he optado por un relleno de cilantro, col  china y gambas frescas que combinaba muy bien (siempre he preferido el pescado o marisco a la carne).

Hasta la próxima cita.


Air - Mer du Japon

La banda francesa Air (las siglas de Amour, Imagination y Rêve) realizan música electrónica desde mediados de los 90, componiendo hipnóticas melodías llenas de imaginación y misterio, muy envolventes y atmosféricas, como su nombre nos hace adivinar. Se hicieron popularmente famosos con la banda sonora de la película de Sofia Coppola "Las vírgenes suicidas", declarando la directora que es una de sus bandas favoritas. El tema de la entrada pertenece a su segundo trabajo "Pocket Symphony" (2007).

18 delikados susurros:

Fe-i*ka dijo...

A los buenos días mi Delicada Esencia...chiquilla te cuento lo que había leido: Una gozada como Dios manda ....y bueno soy un despiste, me comi la "y" aquí te la dejo ....pero que gozada de proposición el curso y lo de las tapitas.
Mientras tanto, igual, igual me hago una tanda de empanadilla a plieges.

Un abrazo regordo y refuerte, y ... a disfrutar de la feria.

Delikat Essences dijo...

:-) Fe-i*ka precisamente puse ese palabro por su semejanza con gozada, y es que las gyoza son una gozada realmente, yo no puedo parar de comerlas cuando las tengo por delante, sobre todo mi perdición son las asadas.

Ya me dirás si las haces, con tus manos saldrán de dulce.

Y la feria yo no la piso siquiera, no me gustan ese tipo de fiestas, ni el ambiente ni la música que no soporto (para esto último soy bastante selectiva). No soy tan rara eh? jaja, pues no a todos los andaluces nos gustan esas cosas, que fuera de aquí se piensa que sí.

Un abrazo,

Marta dijo...

¡Hola! Tiene muy buena pinta, diría que no lo he probado nunca. A mí sí que me gustaría ir a la feria. En Barcelona hacen una pero, claro, descafeinada, no es la auténtica :)

Delikat Essences dijo...

Uy Marta pues si quieres el año que viene intercambiamos las casas, no veas lo que yo daría por estar ahora en Barcelona y no oír hablar de la feria ni sentirla un poquito :-) Gracias a dios que se celebra en una zona apartada.

Un saludo,

Claudia Hernández dijo...

Bueno, la verdad es que las Gyosas yo nunca sé con cuántas puedo saciarme... son una maravilla y me gusta más la versión japonesa, ya que le da un toque más crujientico y sin duda el dorado luce mucho en las comidas.
Las preparo y me suelen quedar ricas, pero esa técnica que bien nos muestra sí que la necesito, porque no las cierro tan bonitas ni por asomo... qué maravilla.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Pues lo que me he dado cuenta Claudia es que el link que había puesto a las recetas no funcionaba, que llevaba a otra página del blog, creo que lo he arreglado ya y va directo a la receta.

A mi también me gustan quizás más los gyozas que los dumpling.. pero cuando me ponen estos últimos por delante humeantes en su cesto de bambú... cualquiera se resiste :-)

Ya me contarás si te salen más bonitas el próximo intento. Un saludo

Viena dijo...

Pero qué maravilla querida Delikat, vamos yo más que hacer gastroturismo, con todo lo que nos cuentas de Sevilla, lo que me da ganas es de irme a vivir allí. Gran oferta cultural, musical,gastronómica..., es que tengo ya una lista.
Creo que lo de los pliegues puede ser simplemente un distintivo de cada gyoza, me ha recordado al leerte lo que sucede con las empanadas criollas, que hay muchas versiones, según donde se preparan, que si las santiagueñas, las cordobesas, las sanjuaninas... etc. Y sabes? se diferencian por la forma de cerrarlas, el corconcito que se hace con la masa para cerrarlas es diferente en según qué lugares. Curioso ¿verdad? Por eso, quizás aquí pase igual, y el número de pliegues indique de que tipo de gyoza se trate.
Un placer leerte Delikat.
Un beso.

Arantxi dijo...

por lo que veo la masa no es la misma que la de los wonton... porque es circular o la cortasteis vosotros??? gracias por la explicación, después de los wonton que hice creo que caerán los gyoza que a mi tb me encantan!

saludinessss

Delikat Essences dijo...

Buenos días Viena,

Tienes toda la razón del mundo, seguro que en cada zona de Japón y me atrevo a decir, incluso en cada hogar, tienen una forma particular de liar las gyozas. A Ayako, mi profe de cocina japo (parezco la Hilton!) la enseñó su madre a cocinar, y a su vez a su madre seguro que la enseñaría su abuela, por lo que en sus clases aprendemos tanto la tradición culinaria del país como sus usos familiares. Ella es muy nipona en todo, precisa y exacta en todas sus explicaciones, se aprende muchísimo y eso me encanta. La estoy convenciendo para hacer un curso de okonomiyaki y takoyaki.

Un abrazo, me gusta mucho tenerte por aquí.

Delikat Essences dijo...

Hola Arantxi, es que son dos masas distintas, fíjate en los supermercados orientales, que las masas que venden preparadas para los wonton son cuadradas como bien dices y si las abres y tocas tienen otra textura, además suele llevar huevo y la de gyoza no, como podrás ver en la receta que he colgado. Las de las gyozas efectivamente son redondas, tanto las que puedes encontrar en tiendas, como las que hicimos nosotros y se hacen en Japón.

Un saludo.

Sorokin dijo...

Nunca he comido gyozas, Madame Delikat. Nunce he comido gyozas. (Por favor, poned la marcha fúnebre de la tercera sinfonía de Beethoven como fondo de esa horrible confesión). Me he hinchado a samosas, bajhis, a empanadas chilenas y argentinas, a Ha Kao chino, y a las empanadillas que hacía mi abuela con atún, tomate y huevo duro. Pero nunca probé las gyozas. Es como Alberti, que nunca estuvo en Granada.

En fin, prometo solucionar esa carencia en cuanto pueda. Si pudiera iría al curso ese de Sevilla, Madame Delikat, pero me queda un poco lejos. :-(

Un abrazo, Madame.

Delikat Essences dijo...

Oh Monsieur Sorokin, ya tiene una excusa bien regorda entonces para dar un salto a Japón de nuevo, pues gyoza no habrá probado... pero recuerdo yo ese huevo azufrado y negro de un post antiguo de su blog que bien rarito era...

Y si no, seguro que en la Belgique encontrará un buen japo que se las pongan por delante, y siempre le quedará la aventura de intentar hacerlas.

Un abrazo Monsieur

Cris dijo...

A estas horas del mediodía esa primera foto sobre todo, me ha hecho sonar el estómago. Tienen un aspecto de crujientes y sabrosas... Te vas a volver una experta en cocina nipona a este paso, y tienen que ser muy divertidos esos cursos. Un abrazo.

Delikat Essences dijo...

Eso queda lejos Cris, me gusta mucho la cocina asiática en general, no solo la japonesa, pero bueno, la cuestión es ir aprendiendo nuevos platos y técnicas poco a poco, para el disfrute de uno y los suyos. Hace unos días hice un curso de cocina india fabuloso.

Un abrazo para ti también.

Tere dijo...

pues todo tiene una pinta estupenda, como bien dice el titulo de tu blog, delicatesenn!

besitos y feliz finde!

Delikat Essences dijo...

Gracias Tere por pasarte por aquí y dejar tu comentario. Un saludo e igualmente feliz finde.

Mer dijo...

Las empanadillitas esas, bueno rectifico, las gyozas esas, se ven crujientitas por fuera y jugosas por dentro, me seducen. A ver si visito un japo y las pido para catarlas que del sushi y sashimi no me suelo mover. Un beso cocinillas.

Delikat Essences dijo...

Me parece estupendo Mer, ya me dirás que te parece esta tapita japonesa :-) Un fuerte abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba