RESTAURANTE AMALTEA


Amaltea era una ninfa cabra descendiente del Sol que vivía en una cueva de Creta y que ejerció de nodriza proporcionando alimento a Zeus con su leche. Cuando el niño-dios era pequeño (ya conocemos como se las gastaba esta brutota deidad) en un ataque de ira, sujetó con fuerza el cuerno de la cabra y se lo arrancó. Al hacerse mayor y acordarse del accidente, Zeus concedió al cuerno arrancado el don de la abundancia. Este cuerno es llamado "la cornucopia" o "el cuerno de la abundancia". Luego, cuando Amaltea murió, fue llevada a los cielos y convertida en la constelación de Capricornio (a buena hora mangas verdes...).

La mitología griega ha sido y es fuente de inspiración constante de la cultura, el arte y la literatura occidental, incluso para ponerle nombre a este restaurante cordobés que está entre mis favoritos, Amaltea. La idea de abundancia, de nutrición y alimento vienen a la mente después de leer el relato mitológico, por eso comprendo que Raquel Pascual, su dueña, pensara en llamarlo así cuando decidió abrir su precioso local a la orilla del río Guadalquivir.
En Amaltea podréis encontrar una carta muy fusionada, con carnes, pescados, pastas y verduras y por supuesto, unos fantásticos postres. Posee además una selección de vinos muy cuidada y siempre que voy hago un agradable descubrimiento (en mi última visita un exquisito Camins del Priorat de Álvaro Palacios). Además el espacio del restaurante es acogedor, colorista y luminoso y os harán sentir como en vuestra propia casa, pues son todo simpatía y amabilidad. Suelo ir habitualmente cuando voy a ver a los amigos y la familia a Córdoba y siempre salgo encantada. A la entrada tienen una mesa alta a modo de barra decorada con azulejos (en la imagen de cabecera), que es perfecta mientras va llegando el grupo (como nos juntamos siempre un pandillón es difícil llegar a la par) para sentarse a esperar y tomarse un vinito y un aperitivo. La buena música está también garantizada, pues Raquel es una amante incondicional de este arte (jazz, indie, etc..). Más de una vez hemos coincidido en algún concierto.

 Canelones de carrillera

Cordero con cous-cous

Milhojas de patata, bacalao y aguacate

Carpaccio de buey con pistachos y parmesano

Y ya pensando en ese Zeus bien alimentado, rollizo y satisfecho, os aseguro que no os vais a ir de aquí con hambre. Me encanta su cordero con cuscús, el tabulé, el carpaccio, el foie con manzana asada, el rissoto con funghi porcini, la lasaña de verduras y los canelones, el confit de pato con plátano caramelizado, el bacalao confitado, el brownie calentito con su helado de vainilla, las tartas de queso, el biscuit de higos... Me río yo de la leche de cabra a pelo.

Milhojas de nata y salsa de cerezas
Biscuit de higos
Siempre que voy además me ocurre lo mismo, me dispongo a hacer algunas fotillos nada más servir los platos y en unas decimas de segundo que me descuido ya están atacándolos y mi gozo en un pozo. Sirvan de muestra los pocos que pude coger a tiempo, previo manotazo en mano.


Restaurante Amaltea
Ronda de Isasa, 10 (paseo de la Rivera)
14003 Córdoba
+34 957 491 968


I Am Kloot  -  Gods and Monsters

I Am Kloot es una banda de pop indie y excéntrico con sede en Manchester (Inglaterra), formada en 1999 por el el vocalista y guitarrista John Bramwell, el batería Andy Hargreaves, y el guitarrista / bajista Pete Jobson . En en el año 2001 salió a la calle su primer larga duración “Natural History”. El tema elegido en el post pertenece a su tercer album “Gods and Monster” (2005).

14 delikados susurros:

Claudia Hernández dijo...

Ah, pero que bueno. Córdoba es una ciudad que siempre he tenido deseos de regresar... si vuelvo, seguro paso por Amaltea.

DelikatEssences dijo...

Te va a encantar Claudia. Yo tengo la suerte de ser cordosevillana ;-), me he criado entre las dos ciudades. Así que dejo al margen las rivalidades tontas y disfruto a tope de ambas, pues las dos a nivel gastronómico son un paraíso.

FitFogg dijo...

Esta vez te has superado con la canción. Chulísima. Y al restaurante entran ganas de ir. Me quedo con el cordero con cuscús. Desde luego, eres un pozso sin fondo.

FitFogg dijo...

¿Qué te gustas mi pseudónimo? Me debaría entre FitFogg y Peeling Boy, pero el segundo me parecía menos apropiado.

DelikatEssences dijo...

Por fín se ha desenmascarado el Sr. Anónimo, y sí FitFogg mucho mejor :-)

nieves dijo...

Me encanta el nombre, aunque no conocía esta historia. Todas las historias referentes a la mitología son fascinantes, y el restaurante ha sabido conjugar muy bien todo lo que quiere ofrecer en un nombre muy corto. Si volviera por Córdoba (ciudad que me encanta) trataré de no olvidarme del restaurante, pues por los platos que nos enseñas, creo que está garantizado.

Un abrazo.

Sorokin dijo...

Me ha encantado tu post "mítico-histórico-gastronómico".

Yo estuve en la cueva de Amaltea, en Creta, hace unos años. Había que ir montados en burro por un sendero pedregoso. Unos cretenses bastante añosos llevaban los asnos por la brida y, alguno que otro ayudaba a las guiris rubias sujetándolas con la mano por sus asentaderas "para que no se cayeran".

Lamentablemente sólo he estado en Córdoba dos veces, error que pienso subsanar a la primera oportunidad que se me presente. Tomo nota del restaurante. No soy muy de postres, pero lo del cordero con cuscús me motiva, y el tintorro del priorato me llama.

DelikatEssences dijo...

Nieves cuando vuelvas a Córdoba no dudes en pedirme consejo, que te paso un montón de sitios estupendos. Un abrazo.

DelikatEssences dijo...

Desde luego donde no haya estado el Sorokin es que no existe... Como dijo una vez uno muy gracioso del pueblo de mi abuelo "yo creo que los ovnis no existen, sino mi compae ya se habría comprao uno".

FitFogg dijo...

Yo ya tengo el mío (ovni), ¿vosotros no? ¡Qué difícil es escribir a oscuras! De ahí que ponga cosas tan raras, que parezco guiri.

DelikatEssences dijo...

Es lo que tiene no poder editar los comentarios en blogger :-), vaya con cuidado Mr. Fitfogg. Por ahí se me escapó a mí un "sino" raro raro...

Andy dijo...

Tenía ganas de conocer Córdoba y, la verdad, con esta propuesta gastronómica mucho más.
Enhorabuena por la entrada.

Delikat Essences dijo...

Gracias Andy te va a encantar la ciudad, tengo pendiente varios apuntes más de algunos sitios mágnificos para comer, a ver si están antes de que la visites. Un saludo

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba