LAS "MADRINAS DE GUERRA"


Enlazando con la entrada de hace unos días, quería compartir con vosotros una curiosidad que descubrí leyendo con detenimiento la página de anuncios del Diario ABC del año 1938, aquélla que encontré buscando información de la Fábrica de Colores.

Corría exactamente el 1 de julio de 1938 y el país se encontraba en plena Guerra Civil, a pesar de ello la vida parecía continuar. Eso es lo que nos hacen pensar esos anuncios de fábricas de colores, de búsqueda y oferta de pisos, de compra y venta de joyas o automóviles y, curiosamente, de solicitud de madrinas de guerra. "¿Qué sería eso?", me pregunté.

Entre 1936 y 1939, numerosas jóvenes españolas se ofrecieron para mantener correspondencia con desconocidos en el frente, convirtiéndose en lo que durante la Guerra Civil se denominó "madrinas de guerra", todo un apoyo para el soldado en la contienda. De esta manera, ellos podían crearse la ilusión de que “hablaban” con chicas en la misma trinchera y ellas, se convirtieron así en el consuelo de unos jóvenes que convivían con la soledad y el miedo de poder morir en cualquier momento. He leído que no sólo les mandaban cartas, sino que sus "protegidos" también podían recibir distintos regalos como tabaco, jerséis, mantas, comida, periódicos, etc.

Para facilitar la labor de las "madrinas de guerra" la correspondencia con los soldados era gratuita y algunos periódicos publicaban las peticiones de los militares y los ofrecimientos de las chicas para mantener esta relación epistolar. Y este es el tipo de anuncio que me encontré por casualidad, en esa página del Diario ABC de 1938 que os comenté al principio.




Dentro de la crueldad y de las miserias que toda guerra conlleva, esta historia de las madrinas de guerra me ha parecido hermosa. Y ahora me pregunto, de esta correspondencia entre desconocidos, de esta ilusión prefabricada, si surgirían historias de amor verdaderas, ¿no creéis que sí?.

Para ver la hoja completa de los anuncios por palabras hacer click aquí


M. Ward - Post-War

M. Ward, músico y compositor norteamericano residente en Portland (Oregon). Combina magistralmente géneros como el country, folk, blues y rock, creando un estilo muy personal y alternativo al que se añade su agónica y sugerente voz. El tema del post pertenece a su trabajo “Post-War” (2006). En el 2009 ha publicado un magnífico álbum “Hold Time”.

8 delikados susurros:

Anónimo dijo...

Bueno, pues algo parecido me pasa a mí con el Delikablog. Resulta que los post que tengo el gusto de leer por estos ciberlares son como cartas que llegan a la trinchera de lo rutinario, de lo prosaico, de lo vulgar, para insuflar un poquito de gusto por la excelencia, por lo bien hecho, aunque no sea necesariamente exótico. Nos invitas (o ayudas) a tamizar lo prosaico a través de una visión tocada por la sensibilidad, o quizás, nos desatas el velo que nos hace ver como prosaico aquellas islas delikatas que hay aquí y allá.

¿Habéis leído Momo? En el Delikablog nos intentas ayudar a no dejarnos engañar por lo hombres de gris. Nos enseñas que la única forma de avanzar más rápido es andar hacia atrás, como la tortuga. Eres nuestra "madrina de guerra" de la trinchera de lo rutinario. Dicen que el halago debilita, pero yo creo que sólo debilita si no se sabe asumir apropiadamente. Enhorabuena por este blog y gracias.

DelikatEssences dijo...

Gracias, me gusta eso de la Casiopea bloggera :-) , me viene grande pero prometo no debilitarme.

Sorokin dijo...

El relato y la foto que adjuntas son una maravilla, aunque en la foto parece como si hubiera más de una madrina de guerra por cada soldadito.

Lo que tambien me ha fascinado es el anunciante de 1938 que dice que "desea" socio con 30.000 pesetas, lo que debía ser una suma considerable para la época. ¡Qué espíritu! ¡qué irreductible optimismo!

DelikatEssences dijo...

Y el de la casa que se arrienda fresca y hermosísima ¿¿??jaja

Imaginaros ahora a una inmobiliaria promocionando así una casa. Hay cosas muy curiosas, he puesto sólo una parte pues no cabía entero, pero voy a intentar poner el link para que os entretengáis leyendo el texto completo. A ver si puedo.

nieves dijo...

Al leer tu entrada, me vino a la cabeza el libro de Almudena Grandes: "Corazón Helado". En estos momentos vivimos una situación difícil, por el tema económico, pero no podemos imaginarnos el sufrimiento de tantos y tantos seres humanos y tantas tragedias vividas.
Los anuncios, son de lo más sorprendentes, pero aunque nos parezca que los tiempos cambian tanto, en el fondo, era una forma de comunicación similar a la que hoy nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Un abrazo.

DelikatEssences dijo...

Tienes toda la razón Nieves, han cambiado las formas pero no las necesidades básicas del ser humano.

Claudia Hernández dijo...

De lo que te supones, estoy segura de que sí, que historias de amor se construyeron a través de la palabra, la soledad y dureza de las trincheras junto con la soledad de esas chicas que se aburrían de tanto control...
Coincido contigo en lo romántico de esta figura.

Anónimo dijo...

¿y los zurcidos invisibles?
-Le juro que el zurcido está hecho.

Por otra parte, imagino a Tarik, resacoso, llamando a la puerta de la Fábrica de colores.

Y no puedo imaginar la Maquinaria usada de Mendigorría, 4, y no quiero imaginar al tenebroso Ramírez, que espera como una araña en un límite de su tela.

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba