SAF RESTAURANT: ¿NO APTO PARA CARNÍVOROS?



Así es, "no apto para carnívoros", quizás debí decir "prohibido", pero no quiero que los amantes de la proteína cárnica, creyéndose incapaces de renunciar a unas costillas asadas rebosantes de salsa barbacoa o a unos chuletones bien vetaditos de grasa, se priven de tan suculentos y sanotes placeres. Quizás en un arrebato de orgullo de vuestra condición "depredadora", no queráis ni poner un pie en este local de la capital británica, pero aquí estoy yo para convenceros de lo contrario.

El restaurante Saf, situado en el barrio de Shoreditch, está siendo toda una revolución en la restauración londinense, no solo es una auténtico restaurante vegano sino que es el primer restaurante raw de la ciudad (ningún plato está sometido a temperaturas superiores a los 48º para conservar todos sus nutrientes y vitaminas). Todos los alimentos son orgánicos, frescos y libres de trigo y gluten (un paraíso para los celiacos). Después de esta breve descripción, puede que el asunto os siga pareciendo poco atractivo al paladar, pero como catadora no oficial del establecimiento, os puedo decir sin miedo, que abandonéis los posibles prejuicios y experimentéis nuevos y asombrosos sabores.

La carta del Saf es asombrosa y variada, rotando según las verduras y frutos de la temporada. Cuentan además con cerveza orgánica y vinos biodinámicos (respetando los ciclos lunares de la cosecha y sin usar maquinaria industrial) y unos postres de rechupete. El chef Sad Sarno es el encargado de echar los restos en la cocina, poniéndole una imaginación increíble, desde queso sin leche realizado con anacardos y pimiento y servido con tostaditas de semillas de lino prensadas, pasando por tallarines de calabacín con una textura idéntica a la pasta, dumplings rellenos de verduras y tofu (son algunos de los platos que pedimos y que podéis ver en la imagenes).



Si todo esto no os parece suficiente, y las fotografías que he puesto de algunos de sus platos no han bastado, os comento que en el plano estético el restaurante es de lo más agradable y luminoso, se respira relajación y tranquilidad. Dispone además de un patio con enredaderas donde, si el buen tiempo lo permite, podréis pasar una fantástica velada.



En mis fantasías sueño con raptar al cocinero y encerrarlo en casa, para comer a diario esta comida tan sana y a la vez tan divertida y sabrosa (os lo dice alguien que también puede disfrutar de un buen asado argentino alguna que otra vez... no vayáis a creer).

¿Os he convencido? Tienen hamburguesa... pero vegana vegana desde la capa superior hasta la inferior.




Of Montreal - Vegan in furs

Of Montreal es una divertida banda estadounidense originaria de Georgia, que formó parte de la generación de bandas del Elephant 6 Collective. Kevin Barnes, el vocalista, decidió nombrar «of Montreal» a esta tras un romance fallido con una chica originaria de Montreal. Su primer disco vio la luz en 1997 y fue muy bien acogido por la crítica independiente calificándolos d de prometedora banda de indie pop-rock. El tema de la entrada pertenece a su trabajo “Satanic Panic in the Attic”,  el cual los consolidó definitivamente. (2004).

8 delikados susurros:

Sorokin dijo...

Un poco extremista, ¿por qué trigo no? ¿y nueces? hay un montón de alérgicos a las nueces... en fin, puede ser interesante como experiencia, aunque no te voy a disputar que te lleves al cocinero. Y no soy fanático anti-vegetariano, de hecho acabo de comprar en Viena, en el Julius Meinl del Graben, un bote de caviar ¡vegetariano! por probar...

DelikatEssences dijo...

Uy has tocado un tema peliagudo... verás es que tendríamos que ponernos muy serios. Me gusta mucho estudiar sobre nutrición y muchos nutricionistas y médicos coinciden en que el trigo provoca unas subidas del índice glucémico bestial (nefasto para diabéticos por ejemplo) y que hace más lento el metabolismo, que es preferible otros cereales (o incluso la espelta, el trigo más antiguo sin ninguna manipulación genética). Yo no lo he erradicado de mi alimentación pero sí lo alterno con otros cereales (centeno, mijo, quinoa, amaranto...además como me encanta probar cosas nuevas no hay problema) y me quedo con la opinión de la Dra. McKeith que dice que más que malo es que abusamos mucho del trigo (está presente en casi todos los alimentos elaborados por ejemplo) y eso hace que desarrollemos alergias e intolerancias... Así que creo que me quedo con ese frase manida que dice "en la variedad está el gusto"... o algo así...

Vaya rollo que he soltado.

Sorokin dijo...

¡Fíjate!. Y pensar que el trigo (o la falta del mismo) le costó el trono y la cabeza a los Capetos. Si el pueblo francés hubiera sabido que era malo para su salud, a lo mejor no hubiera hecho la revolución :-)

Claudia Hernández dijo...

Ah, suena estupendo, a mí la comida me gusta desde lo carnívoro hasta lo macrobiótico. Tiene una pinta magnífica!!!

Sorokin dijo...

Bueno, vamos a ver, que no me quiero hacer el estrecho. Mi experiencia con restaurantes vegetarianos y veganes y todo eso, es muy limitada. He ido a un par de ellos en Madrid que no me han dejado ningún recuerdo ni positivo ni negativo y en San Francisco me llevaron a uno que se supone que es el más famoso. Se llama "Greens" y está en Presidio (ojo, es un barrio, no la trena). La vista de la bahía y del Golden Gate es impresionante y el vino es muy bueno. Lo pasamos muy bien, pero ¡ay! de la comida no me acuerdo. :-(

DelikatEssences dijo...

San Francisco dicen que es el paraíso para este tipo de comidas. De allí son los famosos Planet organics que han comprado ahora todos los Fresh & Wild de Uk. Yo me tiraría días enteros allí metida bicheando cada cosa :-)

Voy a ojear el Greens.

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba