Garrick, el primer risoterapeuta


Os presentó a un personaje que a pesar de la distancia del tiempo en el que vivió, no deja de ser una figura actual en la que dan ganas de bucear  y sumergirse en profundidad. David Garrik fue un actor, escritor, director y productor teatral británico que desarrolló su profesión durante gran parte del siglo XVIII. Actor y británico sí, seguro que a muchos os habrá venido inmediatamente la obra de Shakespeare a la cabeza, y no habéis errado ni un ápice al enlazar pensamientos, pues nuestro dramaturgo era todo un experto en la obra teatral del autor de Otelo y la representación de la misma. 


Fueron famosas y aplaudidas sus interpretaciones de Ricardo III, cuentan que se rompió una pierna en un acto y tan sumergido estaba en su oficio, que siguió adelante con la función sin hacer gesto de dolor alguno. En la ilustración de la época que os muestro en la cabecera, aparece representando a Benedick, uno de los personajes de "Mucho ruido y pocas nueces". Fue profeta en su tierra, querido y homenajeado, siendo el primer actor al que se concedió el honor de ser enterrado en la Abadía de Westminster. Un dato curioso, existe un monumento en la Catedral de Lichfield en su honor donde aparece la siguiente dedicatoria  del poeta Samuel Johnson:


"I am disappointed by that stroke of death that has eclipsed the gaiety of nations,
 and impoverished the public stock of harmless pleasure."


Intentado hacer una traducción lo más cercana al sentido y espíritu de la frase y lo menos literal posible, se admiten sugerencias, querría decir más o menos: "Discrepo de este golpe mortal que ha eclipsado la alegría de las naciones y privado al público de un placer inofensivo".

Situémonos ahora en la época en la que Garrick desarrollo su profesión, en el umbral de la primera revolución industrial, desarrollada más tempranamente que en otros países europeos por la Gran Bretaña.  Fueron años de aparición de las primeras fábricas, con la consiguiente contaminación, horarios sin descanso, trabajaban incluso los menores de edad, no había vacaciones, tampoco fines de semana liberadores... ¿Y qué mal apareció en la sociedad de aquel tiempo? Pues sí amigos, la señora depresión. Aún no existía el prozac, los cruceros de placer, el fin de semana en el campo en la casita rural, ese "deme usted la baja doctor"... Así que lo médicos de la patría de los Tudor y los Windsor entre otros, recetaban/recomendaban asistir a las funciones de Mr. Garrick, pues sus extraordinarias dotes para la comedia y las risas que provocaba, lo convertían en la mejor de las terapias naturales para recuperar las ganas de vivir. Había nacido sin saberlo el primer risoterapeuta.


Pero vamos a pasar volando varios siglos hacia adelante en la historia, hasta situarnos en pleno siglo XXI, donde tres maravillosos actores cómicos se han inspirado en el actor dieciochesco para dar nombre y contenido a su nueva representación teatral. Estoy hablando del trío El Tricicle y su obra, por supuesto, se llama Garrick. 



El Tricicle son de los actores cómicos que más risas me despiertan encima del escenario. Ya son varias las representaciones teatrales que he visto del trío, primero fue "Terrific", luego "Entretrés" y ahora "Garrick", en todas me he tronchado de la risa literalmente. Su sentido del humor me parece universal, no existen apenas diálogos, todo es mayormente gestual, por lo que sus sketches no tienen fronteras y están llenos de guiños inteligentes, todo esto lo considero un gran valor cuando hablamos de comedia.


Estudio neurológico de un espectador asistente a una de las representaciones
de Garrick realizado por El Tricicle y publicado en su página de Facebook

Aún siguen de gira por todo el territorio español con este espectáculo, hace unos días estaban en Córdoba y Granada, y un par de meses atrás pasaron por Sevilla. Os animo a ver esta comedia teatral, echaréis unas risas muy sanadoras para el espíritu, pues El Tricicle son unos risoterapeutas de tomo y lomo, como el gran Garrick.





The Lemonheads - Let's just laugh

Aunque ya deje adivinar una patología severa, sigo sumergiéndome en universos musicales de los 90. Los Lemonheads, liderados por el atractivo Evan Dando, fueron y son uno de mis grupos preferidos. Formados en Boston a finales de los 80, esta banda de rock alternativo decidió separarse en 1997 y el Sr. Dando siguió dándonos alegrías en solitario, hasta que en 2005 se le ocurrió la brillante idea de recuperar de nuevo al grupo que le dio la fama. Fue muy  popular su versión del "Mr. Robinson" de Simon&Garfunkel. El tema de la entrada pertenece a su trabajo "Lemonheads" (2006).

21 delikados susurros:

Ray dijo...

Yo fui a verlos cuando estuvieron en Sevilla, demasiado bueno. Aunque con los años, hablan mas y la voz en off tiene más importancia.

Siempre he dicho que prefiero ser bufón a un serio incorregible.

Y mira tu por donde este grupo si los conozco.

Delikat Essences dijo...

Madre mía Ray, el post se ha publicado automaticamente (lo dejé programado anoche) a las 9:00 y a vuesa merced le ha dado tiempo ya de leerlo y escuchar a los Lemonheads¡¡ Mi admiración, creía que solo yo leía rápido jaja

Claudia Hernández dijo...

Ah, Delikat, qué personaje tan fascinante, que te recuerde una nación por tu talento artístico, eso sí que es la gloria. Me encantó la parte de la anécdota de que los médicos recetaban ir a verle, eso es absolutamente maravilloso.
Pienso que no hay cosa más difícil que el humor, por eso cuando alguien lo logra, lo celebro.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Sí que es una personaje fascinante Claudia, encontré en Internet una estupenda biografía de él y cuenta muchísima anécdotas de toda su carrera.

Bienvenido sea el humor inteligente y provocador de risas. Un abrazo

Isabel dijo...

Gracias por descubrirme este personaje . Gracias por el tan maravilloso que estas creando.
Cuidate
Isabel

Ray dijo...

Bueno me levanté a las 6:45AM así que tuve tiempo de muchas cosas. Por cierto me encanta el humor inteligente, pero también el simple y directo, incluso con cualquier tipo de humor, o mejor dicho, todo aquello que me haga reir. Soy bastante básico en ese aspecto.

Linda Susan dijo...

No conocía a Garret,si a Tricle y, ciertamente, son fantásticos. Me encnantan Lemonheads. Un beso

Delikat Essences dijo...

Garrick Ernestina ;-), no se nos vaya a enfadar su fantasma risueño, debe gastar bastantes bromas. Sabía yo que tú eras de los "cabezas de limones" también.

Un abrazo,

Sorokin dijo...

Madame Delikat, Tricicle ha sido siempre uno de mis grupos favoritos. Lamentablemente, desde que me fui de la -así llamada- piel de toro para vivir en el proceloso mundo mundial no he vuelto a verlos, pero veo por el video que pone su merced, que están tan frescos como hace quince años. Me maravilla su sentido del humor, tan directo, tan gráfico, tan basado en gags visuales donde el idioma sobra.

Si puedo compararlos con algo, es con los más memorables gags del cine mudo, como Buster Keaton perseguido por no sé cuantas novias vestidas de blanco, con su cara imperturbable, saltando entre pedruscos (no me acuerdo como se llamaba el film).

Gracias por recordarme tan divertidos momentos, Madame.

Delikat Essences dijo...

De nada Monsieur Sorokin. Sepa que este recién pasado 2010, los Tricicle celebraban su 30 aniversario en los escenarios con Garrick, y al final de la obra nos obsequiaron con un resumen de los mejores gags de otros geniales trabajos. Divertidísimos los momentos en los que involucran al público y se bajan al patio de butacas.

Un saludo Monsieur

Mer dijo...

Curiosísimo personaje ese Garrick, tampoco lo conocía y mira que sabía que el nombre de esta comedia de los Tricicle se titulaba tal cual, pero no lo había asociado a un nombre propio. A mi ellos también me gustan mucho, junto a Faeminio y Cansado, que son más gamberros, me parecen de lo mejor del humor patrio, en contraste con "Omaitas" y similares...

Delikat Essences dijo...

Te doy toda la razón con lo de "omaitas" Mer... a mi a veces me da hasta vergüenza ajena ver ese tipo de humor.

Un abrazo,

Delikat Essences dijo...

Monsieur Sorokin creo que la película de Keaton que dice es "Seven changes" (1925) :-)

http://www.youtube.com/watch?v=PZxXts8cpG4&feature=related

Sorokin dijo...

Efectivamente, Madame Delikat, gracias. Es "Seven chances" y la secuencia de los pedruscos aparece en la segunda parte:

http://www.youtube.com/watch?v=dyknR0hKB0U&feature=related

Cris dijo...

Me ha encantado la historia de Mr. Garrick, la de personajes que habrá perdidos en la historia que seguro se merecen nuestra atención, genial que Tricicle le hayan dedicado su obra, y suerte que tenemos de tenerte que luego nos cuentas todo tan bien :-) Yo llevo siglos sin ir al teatro, luego te leo y me dan unas ganas... Besos guapa.

Viena dijo...

Querida Delikat: He disfrutado muchísimo de tu entrada, me encantan Tricicle y ya he pedido mi reserva para cuando vengan a Alicante, el 27 de Marzo, no me los pienso perder.
En cuanto a la historia de Garrick me ha transportado al ambiente teatral que refleja, no sé si tan bien o no, pero allí me he transportado, la película Shakespeare in Love, por su parte tan homenajeada. Esa época en que el teatro era tan evidente, no sé como decirlo, tan naïf, donde las mujeres no tenían ninguna participación y donde hacer reir a la reina, era el éxito más grande para un dramaturgo.
He imaginado en aquellos patios donde se escenificaban las obras, a Garrick, ya desde la pluma o desde el escenario, impartiendo su particular risoterapia.
Bueno, la inscripción de la Catedral de Lichfield, me ha parecido genialmente británica.
Muchas gracias por estas entradas tan.. cómo las llamaría? ¡Exquisitas! Delikat, exquisitas.
Un beso.

Delikat Essences dijo...

Cris si vivieras en Sevilla irías mucho al teatro :-), es una de las actividades principales de la ciudad, no en vano, el cine y la televisión en España están llenos de actores curtidos en las salas independientes de aquí.

Delikat Essences dijo...

Querida Viena, gracias por tus comentarios y por el entusiasmo que siempre desprenden. Cierto es que en pleno Renacimiento, el teatro estaba un poco vapuleado, incluso hubo unos años que los puritanos cerraron toda las salas, por eso la obra de W. Shakespeare fue como una bocanada de aire fresco. A Garrick le tocó vivir una epoca dorada del teatro en su país, en los finales del siglo XVIII, el siglo de las luces. Se produjo un redescubrimiento de Shakespeare, sobre todo en representaciones de grandes actores como él, y se publicaron además toda una serie de ediciones críticas de las obras del autor isabelino.

Un abrazo grande,

Delikat Essences dijo...

Ah Viena, y cuéntanos aunque haya pasado ya tiempo de este post, qué tal te pareció el Tricicle con Garrick. Un nuevo abrazo

El Oteador de los Mercados dijo...

Como siempre, Delikat, tus entradas nos haces disfrutas. En esta ocasión con los sonidos de Lemonheads, mientras escribo esto, y del recuerdo de esas bestias de la comicidad: Tricicle.
Los ví en Garrick el año pasado, y como siempre se me quedó la sonrisa en la cara durante días. Debía parecer un tonto, pero su vitalidad y su optimismjo son el mejor combustible.

Delikat Essences dijo...

Me alegra mucho compartir con el señor Oteador el gusto por la comedia de este trío maravilloso y la música de los Lemonheads :-). Un abrazo

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba