Aquel pintor de casas rojas


El pintor de casas ha vuelto, su música llena de intensas pinceladas nos ha sumergido de nuevo en lo más profundo de su alma que sigue teñida de rojo intenso. Regresa con nuevos proyectos bajo el brazo, en solitario o junto a otros músicos (aún sigue en activo con Sun Kil Moon), pero para  muchos de nosotros, siempre será aquel joven Mark Kozelek, el responsable de la existencia de los californianos Red House Painters, extintos desde el 2001. Cuesta trabajo apearse de la nostalgia del pasado.

Some escape some door to open
this path seems the blackest but
I guess it's the soonest
but there in the clearing 
I know you'll be wearing
your young aching smile and
waving your hand
can't go with my heart when
 I can't feel what's in it 
I thought you'd come over
but for some reason you didn't
glass on the pavement under my shoe
without you is all my life amounts to.

Parte de la letra de "Katy Song" (1993) de Red House Painters 


Quizás no hayamos dejado atrás del todo aquel adolescente que fuimos, el que se asomaba a esta lírica llena de sentimiento con cierta admiración, queriendo mimetizarnos con los sentimientos que Kozelek nos contaba, huíamos de otros sonidos que clamaban simples y banales alegrías. Cuánta belleza veíamos en su sufrimiento y su oscura soledad.

The light color in the room
the sunshine seeping in
doesn't mix with the black of
death's angel looming in
i've had enough of the
brutal beatings and name callings
to lose me to this bedbruised 
internally, eternally.

Parte de la letra de "Mistress" (1993) de Red House Painters


Para todo aquel que quiera conocer con más detalle el cancionero de Mark Kozelek, la editorial Los Libros del Sr. James publicó hace dos años "Noches de Tránsito" (Premio 2009 al mejor libro editado en Aragón), una recopilación de los temas escritos a lo largo de su carrera musical.





"Noches de Tránsito" no es una recopilación de canciones sin más, pues el propio autor nos irá paseando por aquellas sensaciones del pasado y explicando, afirma que no sin cierta vergüenza, qué le llevo a plantear cada tema de esa manera. 


Después de doce años de su primer concierto en la ciudad, ha vuelto a pasar por aquí para hacernos vivir de nuevo la contradicción de sentir alegría con su profunda tristeza. Es difícil trasmitir la música con palabras, por eso para finalizar, no encuentro mejor manera de hacerlo que con una de la canciones que formaron y forman parte de mis preferidas de aquel magnífico grupo. Mis disculpas hacia el intérprete por asomarme tan solo a su pasado, ese que ahora tanto le sonroja, aunque tuvo el acierto de regalarnos al final del concierto "Katy Song" y "Mistress" cuya letra, en parte, os muestro al inicio.  Tal vez algún día, hablemos del presente. 





20 delikados susurros:

Holly Cocina dijo...

Muchas gracias por haberme acercado a él.

Me gustó mucho ayer el concierto, a pesar de no conocerle previamente ni entender lo que decía (creo que no es posible vocalizar menos).

Besos.

Claudia Hernández dijo...

Delikat, qué belleza, escucho esta canción y se me ponen los pelos de punta... gracias por esta joya que nos descubres a los más despitados en la melomanía, siempre he necesitado en esta materia amigos gurús que hagan el trabajo de búsqueda.
Saludos

Delikat Essences dijo...

Gracias a ti Rosana por tu grata compañía. Desde luego es cierto, yo las canciones más antiguas las adivinaba por haberlas escuchado día y noche durante años, pero las del nuevo álbum en solitario que apenas he escuchado era difícil. Mejor como tú bien decias, dejarse llevar y cerrar los ojos... Este concierto tenía mucho de fetichismo para mí. Eso sí, los "sad", "cry" y "alones" varios, se le entendían perfectamente :-)

El Oteador de los Mercados dijo...

Quizá este abducido por el hedonismo-materialista… ¿existe tal conjunción?, pero mientras leo esta entrada sobre Mark Kozelek, Red House Painters… me veo irremediablemente arrastrado a tu entrada anterior e interrumpir esta.
Sólo me deleito con las fotos, no necesito leer, porque éstas ya me lo explican todo… pero rápidamente vuelvo a: El color de la luz en la habitación... Mistress.

Linda Susan dijo...

Sentir alegría con su profunda tristeza. Me quedo con eso. Una pena no haberlo disfrutado. Un beso

Delikat Essences dijo...

Difícil decisión verdad Oteador? Una buena y suculenta comida o una hermosa canción... Pero bueno, quién dijo que había que elegir, marchando una tapa con hilo musical.

Mer dijo...

Menos melancolía eh? Es broma, pero quiero verte alegre y contenta, es lo que te pega :-)

Delikat Essences dijo...

Es una sensación muy rara Ernestina, un grupo que seguí hace la tira de años, en un momento muy distinto de tu vida, y de pronto estás allí frente a frente, viendo al Kozelek con su guitarra y es como si el tiempo no hubiera pasado. Besotes

Delikat Essences dijo...

Que sí Mer, que te voy a obedecer, pero un punto de melancolía tiene su atractivo también. Un besote

Viena dijo...

Aquí me dejas callada, he disfrutado del video, me gusta su voz, su melodía, pero no conozco nada de él. Así que como decía alguna vez Monsieur Sorokin, ya que es mejor callarse a no ser que se sepa que se puede decir algo inteligente y con sustancia, me quedo calladita y por esta vez, solamente te envío un abrazo y unos puñaitos de besos.

Delikat Essences dijo...

Viena mon amour, tus comentarios y los del Monsieur Sorokin siempre me aportan muchas cosas, sobre todo más de una carcajada, y eso no tiene precio! Un abrazo.

Sorokin dijo...

Ah, Madame Delikat, qué amable es su merced. Gracias, gracias; se me atragantan las palabras, me tiembla el pulso de agradecimiento, hasta casi verter sobre el teclado la copa de Malbec de Mendoza que me estoy metiendo por el gañote abajo (es que me he vuelto un Malbecadicto). Y cuánta razón tiene Viena. Es cierto, más vale callarse y quedar como un ignorante que decir algo y demostrar que realmente lo eres.

Y una vez dichas estas palabras que me han salido de lo más profundo del corazón, diré que su merced me ha picado el gusanillo de la curiosidad y he estado recorriendo la vida y hazañas de Mark Kozelek en la Wiki, en YouTube y otras webs. Gustóme. Es una pena que la administración de USA se haya cargado el "Limewire" que tantas satisfacciones me ha dado en el pasado, así que no he podido bajarme ni un pinche aire de verbena.

Anda que...

Un gran abrazo

Delikat Essences dijo...

Ha probado vuesa merced el soulseek, yo es de donde me bajo toda la música que uso para el blog y otros menesteres. Hay de todo, pero mucha música especializada y más underground.

Un abrazo,

Cris dijo...

Este grupo me encantaba, sobre todo la canción Mistress, además yo me quedé en la música de esos mediados de los 90 y no he evolucionado más, así que me encanta que rescates cosas, así no me siento tan palurdilla :-)

Un besote,

fe-i*ká dijo...

El mejor de mis abrazos, para mi dulce y generosa amiga, que me enseña paisajes y voces que yo no conozco,
_quizás estaba dormida!
_o miraba hacia otro lado!
Hay un dicho que dice, nunca es tarde si la dicha es buena... mientras escribo suena la música, y esa voz está... meciendo mi corazón!

Mil gracias.

Delikat Essences dijo...

Cris es lo que tiene compartir "quinta", como decía mi abuelo al referirse a los de su edad :-), nos unen músicas comunes entre otras muchas cosas. Un abrazo.

Delikat Essences dijo...

Gracias por tus comentarios Fe-i*ká, aquí tienes siempre tu rinconcito, ya sabes. Un abrazo.

alicia dijo...

He escuchado tres veces la canción y dan ganas de volver a sumergirse en esa languidez tan plácida. Buscadora de tesoros (o más bien encontradora?) gracias por esta dulce tristeza.

Delikat Essences dijo...

Gracias Alicia, te mando un fuerte abrazo, dulce pero nada triste :-)

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba