El Urtain de Animalario



Hace unos días viajé hasta Córdoba para asistir a la representación teatral de "Urtain", una coproducción de la Cía. Animalario junto al Centro Nacional de Teatro que se estrenó a finales del 2008. El texto fue concebido inicialmente por el guionista y director Juan Cavestany con la intención de ser  un guión de cine, siendo finalmente  llevado a los escenarios bajo la dirección de Andrés Lima. Independientemente de que el proyecto cinematográfico se lleve algún día a cabo, os aseguro que el teatral es un regalo para el público, pues la humanidad que rezuma el teatro es innegable y la obra es una auténtica maravilla.

La vida del boxeador Urtain y la España que le tocó vivir, se desarrolla ante los ojos del espectador de una manera que te conmueve, perturba y aplasta. Un montaje sorprendente, con un simple ring de boxeo y 6 sillas por el que pasan 56 personajes y un sinfín de situaciones desarrolladas por 8 actores en 12 asaltos. Comenzando por el final, su suicidio en el año 1992, hasta llegar a su nacimiento, se van aconteciendo las distintas etapas, con sus luces y sombras, de la vida del púgil: su auge y caida, la lucha de Urtain contra José Manuel Ibar Azpiazu (su nombre de nacimiento), su descenso a los infiernos, a veces arrastrado por la vida y las malas compañías, otras por sus propias y conscientes decisiones. Un magistral repaso coral a las historia y la sociedad española de delante hacía atrás, los 90-80-70 y finales 60 desfilan ante nosotros, apoyados en la música (Raphael, las coplas de Rocio Jurado...), en distintos personajes populares e incluso en la publicidad (Urtain protagonizó un anuncio del brandy "Soberano"). Una puesta en escena a veces tan frenética que te sacude, y otras tan muda y silenciosa que duele.



Magistral la interpretación de Roberto Álamo como Urtain, que recibió en el 2008 el premio al actor revelación de mano de la Unión de Actores precisamente por este papel, pues nos desnuda el alma del personaje, un sencillo hombre que lo que amaba era el campo y levantar piedras en su Guipúzcoa natal,  nos lleva con él a vivir situaciones grotescas y nos hace ver su soledad más absoluta, cuando después de ser utilizado como propaganda de un régimen (no nos engañemos, aún siguen sucediendo estas cosas), dejó de ser útil y cayó en el olvido más absoluto. Atrás quedaron los anuncios, su imagen en los cromos de los niños de la época, su foto con Franco en El Pardo... "¿Qué he hecho yo para que todo lo que hago sea tan sucio?",  decía él mismo.

Desconozco si Animalario seguirá de gira con "Urtain" a lo largo de este año, pero mi  reflexión,  más allá de este momento,  es que TENGO QUE IR MÁS AL TEATRO, TENEMOS QUE IR MÁS AL TEATRO.




Simon & Garfunkel - The boxer

Simon&Garfunkel creo que no necesitan mucha presentación, así que me centraré en la canción que escogí de ellos para el post, The boxer. Fue compuesta por Simon en 1968, curiosamente el año en que Urtain debutó como boxeador. Al repasar su letra podemos ver paralelismos en la historia de un hombre arrastrado por la vida. Fue el segundo single del histórico álbum “Mrs. Robinson” y la revista Rolling Stone la ha clasificado entre las mejores 500 canciones de todos los tiempos. Va por Urtain donde quiera que esté su alma.

16 delikados susurros:

Claudia Hernández dijo...

Un amigo español, dramaturgo, me comentaba hace tiempo de la carencia de obras teatrales, últimamente, escritas en España; así que las obras que suelen montarse, de un tiempo para acá, son adapatciones de libros, películas, etc.

Así que considero un plus, de esta obra que hoy nos comentas, que sea un dramaturgo que sea quien haya creado esta pieza de teatro.

Por otro lado, cómo hecho de menos ir al teatro....

Sorokin dijo...

Tal vez tenga razón, Madame Delikat, que haya que ir más al teatro. Yo, de hecho no voy casi nunca (lo del "casi" es para que no me critiquen demasiado los teatroadictos). Siempre he preferido el cine. De hecho, al leer el post sobre Urtain, lo primero que me ha venido a la memoria es una peli de Manolo Summers, "Juguetes rotos", pero ¡oh, sorpresa! el que sale en el film no es Urtain, sino Paulino Uzcudún, que al parecer sufrió una peripecia vital similar:

http://es.wikipedia.org/wiki/Juguetes_rotos_%281966%29

El film lo vi ya hace tiempo en la tele y por eso tenía un lío mental entre ambos púgiles. De todas maneras, sí, tal vez tenga que ir más al teatro.

Delikat Essences dijo...

Claudia gracias, por aportarme ese dato que me ha hecho valorar más aún esta obra. Todo es un poco la pescadilla que se muerde la cola, como el público no asiste masivamente al teatro, no hay dinero para crear e invertir en buenos textos y apoyarlos en representaciones. En una entrevista a los de Animalario, decían que perdían dinero con cada representación, pero que indudablemente no era el dinero lo único que los movía para seguir adelante, sino el afán de contar historias actuando. Noble batalla.

Delikat Essences dijo...

Monsieur Sorokin yo también creía que era Urtain el de la peli de Summers, de hecho por Internet circula esa errónea información.

Lo que ocurre con el cine es que se ha democratizado tanto llevándolo a la pequeña pantalla, que es muy fácil llegar a él de cualquier manera. Pero el teatro requiere más esfuerzo tanto por parte del público al acudir a la sala y en su manera de recepcionar la historia contada, como en la manera de contarla por los autores e interpretes.. es otra historia. Bueno, recuerdo el enganche de mi madre al programa Estudio 1 en TVE cuando yo era peque, que mostraba obras teatrales en televisión... eran mejores tiempos para el teatro.

En conclusión, vaya al teatro Monsieur Sorokin, vayamos todos.

Mer dijo...

Aunque sea un tópico existen, en el mundo del deporte sobre todo, muchos casos de chic@s que son llevados a lo más alto y después caen en el olvido y con ellos llega su tragedia.

Me uno a tu apoyo al teatro. Besos.

Anónimo dijo...

I do declare, there were times that I was so lonesome I took some confort there...

Delikat Essences dijo...

Mer es verdad, aunque quizás se cebe más este síndrome del deportista caído con aquellos que saltaron al estrellato desde un origen humilde y no supieron prepararse para el post-éxito. Hoy en día quizás ocurra menos, tenemos muchos deportistas que, aparte de sus fulgurantes carreras, tienen formación y cabeza y se saben rodear de buenos apoyos. Pero nadie está a salvo indudablemente.

Delikat Essences dijo...

Anónimo, The boxer es una hermosa canción que nunca pasará de moda.

In the clearing stands a boxer
And a fighter by his trade
And he carries the reminders
Of ev'ry glove that layed him down
Or cut him till he cried out
In his anger and his shame
"I am leaving, I am leaving"
But the fighter still remains

Anónimo dijo...

¿Casualidad? No creo, porque en este blog se hila muy fino. Kele Okereke, vocalista de Bloc Party, grupo incluido entre los de (la) cabecera delikada, ha sacado un disco que se llama (redoble de tambor) "The Boxer". http://www.iamkele.com/ Pronto andara por Irlanda. Se recomienda Limerick. Una pena que haya desaparecido esa lista de grupos a la que recurrir cuando uno no sabia què escuchar.

Delikat Essences dijo...

Pues sí vaya casualidad, gracias por el dato, veo que estará en la gira española sólo por las Islas Pitiusas, debe ser que es muy "disco" su trabajo, no lo he escuchado aún. Cuando pensé en escribir el post, después de ver la obra, tenía muy claro que Simon&Garfunkel darían el toque musical a la entrada y mira que hay por ahí una canción de los Editors más actual que no está nada mal, pero es que el mítico dúo de los 60 es harto delicado.

En cuanto a la antigua cabecera del post con los listados musicales, yo procuraré, de una u otra manera, seguir ofreciendo en este humilde espacio una pequeña parte de mi mundo musical.

Cris dijo...

Querida Jo, qué casualidad, ayer se llevo la obra de la que hablas gran parte de los premios Max, lo viste?

Delikat Essences dijo...

No lo vi Cris, es que no estaba en casa, pero esta mañana lo he leído en la prensa. Pues otra casualidad sí :-) esto se está pareciendo a un relato de Paul Auster :-) Esos premios Max, ¿los da la SGAE, no?

El Oteador de los Mercados dijo...

Efectivamente, yo también tengo que ir MÁS al TEATRO. Recientemente vi a Tricicle en "Garrick". Una delicia. Vitaminas de optimismo.

Delikat Essences dijo...

Uy Tricicle, hace tiempo que no veo una obra de ellos, me encantan y su humor me hace troncharme. Hace años que vi sus espectáculos "Terrific" y "Slastic". Me encantaría ver su actual montaje. Gracias por tus comentarios Oteador de los Mercados.

tupersonalshopperviajero dijo...

Me encanta el teatro! Muy prontito hará mi hija la representación de la nueva obra que estrenarán en Sala Cero. Aunque son jóvenes lo hacen genial.
bsits guapa
;-)

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba