Paseando por Londres encontrarás a un extraño alto y moreno...



No, no me ha dado por cambiar el título de la última película estrenada de Allen ( y matizo con lo de estrenada, porque el prolífico director ya tiene grabado otro film en París), aunque seguro que me he acercado bastante más al verdadero título "You will meet a tall dark stranger", que en España, una vez más, ha sido traducida por el insípido "Encontrarás al hombre de tus sueños". ¿Quién se encargará en esta madre patria, de las traducciones de los títulos cinematográficos? Puedo aceptar que hagan esto con una de esas soporíferas películas de serie B de la sobremesa de sábados y domingos, en las que acabas dormida y de pronto al despertar, la única pregunta que viene a la cabeza es "¿la habrán matado ya?". Comienzan con un primer plano de una familia feliz y bien avenida, preparándose el almuerzo o la cena, pero una inquietante música te hace presagiar que al final, probablemente alguno de ellos acabará con todos sus consanguíneos. Entonces un gran título en inglés aparece en la pantalla "A father for Sally", y de pronto la voz en off dice, en un castellano alto y claro, "Extraños en la noche"... y te quedas estupefacta. Pero eso no se hace con una película de Allen, hombre por dios.

Retomando el tema del porqué del título de este post, inaugural de la nueva temporada, comentaros que va dedicado a uno/a de los protagonistas de la película que no aparece en los títulos de crédito, femenino o masculino, según se mire, hablo de la ciudad de Londres. El film está lleno de localizaciones de esta gran urbe, muchas las reconocía al vuelo, otras he tenido que investigar por no estar del todo segura, aunque no iba mal encaminada. Por ello, os invito a realizar este recorrido por la ciudad del Támesis de la mano de Woody Allen, no sin antes comentaros ligeramente mi opinión sobre el film. Es sin duda una comedia entretenida, no es de lo mejor de Allen (sigo sintiendo una especial predilección por "Balas sobre Broadway"), pero está llena de divertidos gags y diálogos ocurrentes y eso ya es de agradecer. Se ha criticado que los personajes son vacíos, caprichosos, pero indudablemente esto ha sido algo consciente y premeditado. Pienso que Allen ha querido reflejar todas las debilidades humanas con este trabajo: dinero, sexo, fama, juventud, éxito... y todas las argucias para conseguirlos por parte de un puñado de personajes de clase alta.

Let's go for a walk without spoilers.

PADDINGTON

Las imágenes tomadas en la calle, donde se desarrollaban muchas de las escenas, eran difíciles de identificar. En ellas aparecían las casas estilo georgiano, blancas y con columnas, que tanto abundan en la ciudad, sobre todo en las zonas con caché. Los personajes entraban y salían, desarrollándose las escenas en varias ocasiones en los soportales de estas típicas residencias.





Gracias a la página de la productora, he podido averiguar que se trata de grabaciones realizadas en su mayoría en la zona de Paddington, distrito de Westminster, concretamente la casa de los protagonistas principales está situada en Cleveland Square (Bayswater). Por cierto, es el único dato de localizaciones que dan los productores en la página web. Es una zona residencial, a mitad de camino entre Marylebone y Notting Hill, efectivamente repleta del estilo de casas mencionado y donde muchas de ellas son hoteles. También muy cercana a Hyde Park y Kensington Gardens, dato importante para los amantes de la naturaleza.





Paddington es una de esos barrios del centro de Londres realmente caros para vivir, y por ser más que todo residencial, yo os recomendaría dar un paseo de unos 20 minutos hasta la vecina Marylebone, zona repleta de coquetas tiendas, pastelerías (no perderse la Chocolatería Rococo) y restaurantes. Un apunte para hacer un almuerzo, la quesería-tienda delicatessen "La Fromagerie", y luego tomar el té, puntuales a las cinco de la tarde, acompañado de scones calentitos, servidos con cubertería de plata, crema fresca y mermelada (quién los pillara ahora) en la Wallace Collection. Esta galería posee una pequeña colección pictórica reunida por un excéntrico dandy del XIX, el cuarto marqués de Hertford, apellido de la familia a la que perteneció esta mansión, donde podemos encontrar obras de Rembrandt, Rubens, Tiziano... Si os apetecen zonas verdes tenéis el Regent's Park muy cerca.

Como veis en este primer apunte y en los sucesivos, las zonas que se muestran son puramente británicas y acordes con el alto nivel de vida de los personajes.


LITTLE VENICE


Little Venice (Warwick Crescent)

Toda ciudad que se precie tiene una "pequeña Venecia" escondida, así de pronto me acuerdo de la "Petite Venise" de Colmar, muy cerquita de Estrasburgo, o la de Bamberg en Alemania, pero seguro que luego me vendrán otras a la memoria. Pues bien, Londres también posee una, faltaría más, la llamada obviamente "Little Venice". Situada junto a Warwick Crescent y muy cerca de donde viven los protagonistas, de ahí que lleguen dando un corto paseo. Es una zona donde confluyen el Grand Canal con el Regent's Canal, creando una zona muy pintoresca de barcos de colores (dentro de algunos de ellos existen restaurantes e incluso en algunos hay gente que vive, como en Amsterdam) y de agradables cafés y casitas de ensueño. Existe la posibilidad de tomar un barco y cruzar el Regent's Canal  hacia el noreste, hasta llegar a Camden Town, cosa que yo no he hecho nunca ni creo que lo haga, prefiero hacerlo a pie. Como podéis ver en este fotograma, los dos personajes flirtean en la Little Venice londinense.






BURLINGTON ARCADE

Londres es una ciudad de lujos, como casi todas las grandes urbes occidentales, y no faltan en ella calles cuajadas de exclusivos y carísimos establecimientos, inaccesibles para la mayoría de los mortales, donde un par de zapatos hechos a mano con la más fina de las pieles pueden costarte el sueldo de varios meses. Tal es el caso de la céntrica Burlington Arcade, una galería cubierta abierta desde inicios del siglo XIX en Mayfair, donde se encuentran un buen puñado de las tiendas que suministran directamente a su graciosa majestad y familia, de hecho, si así ocurre, muestran el escudo de la realeza en toda su exclusiva publicidad. A Burlington Arcade se puede entrar tanto desde Picadilly como desde Burlington Gardens, ya que la galería atraviesa toda la manzana. Lo que más abunda en ella sin lugar a dudas son las joyerías, los más afamados joyeros tienen aquí su "chiringuito". Si ver tiendas, por muy exclusivas que sean, os horroriza, muy cerca de allí está la Royal Academy of Arts, hace años pude ver aquí una increíble retrospectiva de Kandinsky.


Volviendo a las joyerías, me preguntaba yo insistentemente, cuál de ellas habría abierto sus puertas al equipo de rodaje de Allen, para que Naomi Watts (ella genial en su papel, como siempre) y Antonio Banderas (él...soso con ganas), representaran la típica escena de "hombre quiere regalar diamantes a una mujer y requiere el consejo de su secretaria/ayudante". Pues bien, me puse a investigar en la red e increíblemente di con un artículo, donde no aparecía por ningún lado el nombre de la película, pero sí describía que se grabó una escena de una película de Allen en la joyería Bentley & Skinner, una de las míticas de la ciudad, experta en el diseño de joyas antiguas  y que antes se encontraba en New Bond Street. Por supuesto, tiene entre sus clientes a la realeza británica desde tiempos de la reina Victoria.

Joyería Bentley & Skinner situada dentro de Burlington Arcade


BATTERSEA

Battersea es una zona al sur de Londres, en otro tiempo zona industrial de la ciudad, y que ahora, sobre todo en la parte que tiene como frontera norte al Támesis, se ha transformado por completo y poblado de edificios de apartamentos modernos y vanguardistas. Vivir aquí, hoy por hoy, cuesta un riñón. Estaba casi segura, por la panorámica que muestra el fotograma donde aparece Hopkins, que la imagen estaba captada desde el Albion Riverside Building (muy cerca está el estudio de Foster & Partners) y mi hermano que pasa a menudo por aquí, me lo ha corroborado. Al fondo, se ve el victoriano y precioso puente Albert Brigde, que lleva directamente a Chelsea y su famosa calle comercial King's Road en la otra orilla (este paseo andando es muy recomendable).


No quiero aburriros más, pues el post se está haciendo muy largo, Londres es así de intensa, pero a lo largo del largometraje, un buen puñado de esquinas, si bien no las identificaba exactamente con su nombre y apellidos, me devolvían la imagen de la ciudad que tanto me gusta, como esas pequeñas librerías de viejo que aparecen por cualquier pequeña calle y que tienen a su lado un pub o cafetería con mesas de madera fuera, donde sentarte a leer tranquilamente los días soleados (que no creáis que no existen, hablo de los sunny days).



O esos restaurantes/cafés tan originales, surgidos de imprevisto. Vas a una tienda de teteras, libros, ropa o de lo que sea, y casi siempre encuentras al fondo una coffee shop coquetona, para tomarte un té calentito. Pero no vivo en mi, desde que mis ojos presenciaron la escena de Anthony Hopkins y Gemma Jones en lo que parece una especie de invernadero-restaurante, donde me imagino se podría comprar plantas y, por supuesto, degustar exquisitos menús. Lástima que la fuerza mayor me impidió quedarme a ver todos los títulos de crédito completos, que puede que aparezca una mención, pero ya tengo a mis adorables contactos londinenses en alerta para encontrar el sitio e ir en próxima visita si realmente merece la pena.

Edito para decir que encontré este precioso lugar, se llama Pertesham Nurseries, aquí podéis ver su Web. Se trata de una floristería, tienda de muebles y decoración en general, cafetería y  restaurante... Un lugar sin duda muy británico, con elevados precios, no olvidemos que estamos en Londres :-), situado en el barrio de Richmond, al suroeste de la ciudad.

¿Dónde estará este lovely restaurante en lo que parece un invernadero? Lo encontré!

Tengo que confesar que me lo he pasado pipa escribiendo este post, oteando fotogramas de la película y tratando de identificar los lugares que mostraban según lo que recordaba al verla. Londres es una ciudad que realmente me fascina y a la que no me cansaré de volver una y otra vez. He perdido la cuenta de las veces que la he visitado y disfrutado, pero para qué contarlas, si cada una de ellas es única e irrepetible, como muchas de las películas de Woody Allen.

Hasta la próxima.


The Clash - London Calling

Las películas de W. Allen están plagadas de estupendos arreglos de música jazz y clásica, que dan un ritmo especial a sus comedias. Sin duda son parte importante del guión, pero me voy a salir por la tangente y en mi estilo, he elegido a otro"clásico" de la historia  de la música británica, tanto el grupo como la canción. The Clash no necesitan presentaciones, solo decir que con esta canción y el álbum del mismo nombre al que pertenecía, rompieron todos los moldes en los recién estrenados años 80. Es considerado uno de los mejores trabajos de la historia de la música. 

27 delikados susurros:

Claudia Hernández dijo...

Déjame decirte que me ha encantado este paseo entre fotogramas y postales.
NO he podido visitar Londres, y me hace mucha ilusión, así que apunto rincones y paseos.

La peli, la vi, sí, me ha gustado mucho, y claro, aunque es difícil repetir pelis como Balas sobre Broadway o Maridos y Esposas, siempre es un placer verlo (excepto mi odiada Vicky Cristina.. bla, bla, bla).
Tienes razón, Banderas: soso hasta más no poder.

Saludos.
(si descubre el restaurante, no dejes de contárnoslo)

Sorokin dijo...

Ahhhh, Madame Delikat, magnífica entrada, descubriendo incluso para los London-lovers más adictos (como un servidor) rincones de los que nunca había oído hablar, como la "Little Venice". Claro, que Londres es inmenso y siempre quedan lugares por descubrir.

Y de los títulos traducidos de las películas, déjeme su merced decirle que ahí, la palma de oro se la llevan los franceses. Anda, que tradujeron "The sheltering sky", de Bertolucci (que por otra parte era el título original de la novela de Bowles) como "Un thé au Sahara". Manda narices, son ganas de liarla.

Y de Woody, para qué voy a hablar, es uno de mis cineastas de culto. Y soy capaz hasta de tragarme "Vicky, bla bla Barcelona" sin pestañear (aunque Claudia la aborrezca, sorry Claudia) simplemente por el toque woodiesco, que está ahí aunque Javier Bardem y la Pé hagan lo posible por cargárselo. Hay tantas pelis de Woody, que no sabría cuál elegir, pero tal vez me quede con una casi-casi olvidada: "la última noche de Boris Grushenko". Y... una tontuna tal que "el escorpión de jade", lo que me pude reir...

Delikat Essences dijo...

Claudia muchas gracias, pues el día que visites Londres, tengo un puñado de sitios maravillosos para recomendarte, de esos "chévere". En serio, que no vayas hacia allá sin darme un toque para que te los mande.

Confieso también mi tirria por "Vicky, Cristina, bla, bla, bla" jaja, pero salvo esa excepción, adoro todo el cine de este "tirillas" superdotado.

Un abrazo,

Delikat Essences dijo...

Oh Monsieur Sorokin descubrirle a usted una parte del mundo es gran conquista! Encantada de que haya disfrutado el post y aportado new places y le digo lo mismo que a Claudia.

Y el "escorpión de jade"... Como decimos por el sur occidental "qué pechá de reí"

Por cierto, no tiene nada que ver, pero la mala traducción francesa del título de la novela de Bowles, me ha recordado a una cafetería en Bruselas, a la que llegué después de una reunión de trabajo por pura casualidad, era algo así como "Le Thé au Harem....",siempre he querido volver pero nunca he tenido lugar, y no sé si seguirá existiendo pues mis amigos de allí no lo conocen, ¿le suena?.

Un abrazo querido Sorokin.

Manon dijo...

Yo sólo he estado una vez en Londres y me encantó, a pesar de que sabía que no había visto ni una décima parte (algo que este post ha dejado en evidencia). Después de leerte, me han entrado unas ganas terribles de volver, y es que la combinación de ciudad, película de Woody Allen y canción de mis adoradísimos The Clash es irresistible.
Besos.

Viena dijo...

Querida Delikat: Cómo he disfrutado de esta entrada, soy otra incondicional de Londres, aunque he estado en 5 o 6 ocasiones, ha sido como turista, nunca he vivido allí como para conocer lo mejor, con relax.
Recuerdo la primera vez que fui, llegábamos de Brighton, bien entrada la noche, lo que en aquellos lugares significa solitario todo. No hacíamos más que pasar carteles que indicaban Brighton 10 por ejemplo y seguíamos y seguíamos y niebla, como en las películas, pensaba yo y al rato: Brigthon 8 y no podía ser, así despistada a tope hasta que caímos que eran millas y no kilómetros jajaja, auténtica anécdota pueblerina. Cuando llegamos a Londres yo seguía esperando llegar a Londres, porque imaginaba una ciudad con edificios altos y bullicio y nada más lejos de la realidad, Londres se extiende a lo ancho, no a lo alto y me parecía estar siempre en las inmediaciones. Bueno, disfruté tanto, como estrés pasé. Luego volví y fue mucho mejor, aunque lo que más he hecho en Londres ha sido perderme, por favor, era coger el coche sabiendo que estábamos a dos calles de lo que quería y perderme, perderme sin remisión y tener que parar y reestructurar todo, un agobio. Además, conduciendo por la izquierda, que parece que uno se acostumbra enseguida, pero no.
Sigo teniendo en mi alma a Londres, y me preguntan muchas veces por qué, con el clima y tal, pero yo le encuentro un encanto irresistible.
Esta entrada ha ido un paseo delicioso y del bueno por las calles y más, además con el toque de Woody Allen al que también le tengo amor.
No he visto la peli, pero vamos, no falta nada para verla.
Menuda racha nostálgica llevo, estas entradas de viajes me apasionan.
Delikat, gracias por tu post, nos haces viajar y anhelar lugares, eso es que eres muy buena escribiendo.
Un besazo.

Claudia Hernández dijo...

Ojo, ojo, adoro a Woody, pero no le perdono esa postal hecha de topicazos que hizo. De todas formas, puedo entender que a un cineasta de su talla, se le vaya la pinza en alguna, of course.

Y claro, Delikat, tomo tu palabra, sobre todo es importante tener datos en una ciudad tan gigantesca.
Gracias.

Delikat Essences dijo...

Manon no te preocupes, yo he estado muchísimas veces y siempre hay cosas pendientes que ver, es lo particular de esta ciudad que, como bien dice Viena, salvo la City y alrededores, está hecha de un conglomerado de coquetones pueblecitos-barrios que hay que ir descubriendo poco a poco (Hampstead, Crouch End, Muswell Hill...)

Mi suerte es que tengo allí viviendo desde más de diez años a la mejor de mis amigas, como mi hermana, y luego a mi hermano, éste de sangre claro ;-) Ella y yo estamos desde pequeñas cortadas por el mismo patrón y unidas en alma, nos apasiona descubrir cosas nuevas y llevarnos la una a la otra a sitios con magia, siempre que voy para allá ha descubierto un barrio nuevo, varios restaurantes entrañables, rincones alucinantes a los que con mimo me lleva... Es que yo juego con ventaja! ;-) No voy de turista a Londres, sólo la primera vez hace ya unos cuantos añazos, luego han sido mayormente medianas y pequeñas estancias relajadas de vida de barrio, algo que me encanta, sin apenas pisar el bullicioso y turístico centro.

Abrazos,

Delikat Essences dijo...

Viena me estoy imaginando tu aventura by car jaja muy bueno.

Por cierto, a los que te dicen lo del tiempo en Londres, diles que eso es una falacia, yo encuentro por ejemplo el tiempo de Bruselas mucho más gris e inhóspito (eso nos lo puede corroborar Monsieur Sorokin), me ha ocurrido a veces venir del norte de Bélgica con un día estupendo y entrar en Brux y zas¡ un cielo plomo plomo que se te echa encima. Y qué decir de Dublín, allí sí que he pasado frío y humedad.

De verdad, que puedo decir que los veranos londinensese son mayormente adorables, pero es que de los muchos inviernos que ha coincidido mi visita, un 5% de días sólo me ha hecho cielo plomizo y lluvia. No tiene nada que ver con zonas de Reino Unido más al norte y frías y menos cercanas al mar.

Para mi ha sido un placer escribir esta nueva historieta, así que imagina el doble placer de encontrarme con que otros la han disfrutado igualmente al leerla, y ya no digo nada de vuestros inteligentes comentarios, a los que me estoy enganchando. Va a tener razón uno que me sé, cuando me dice ¡disfrutona! ;-)

Muchas gracias Viena.

Delikat Essences dijo...

Claudia es cierto, a los genios se les perdona todo...hasta su escabrosa vida privada! ;-)

Sorokin dijo...

Bueno, ahí voy, que no me puedo estar callado a pesar de los consejos que le daba Napoleón a su hijo, "l'Aiglon": "no hables hasta no estar seguro que eres el más inteligente de la reunión". Yo, dale que te pego.

Voy a dejar el tema de "Vicky Cristina, bla bla bla" porque veo que la mayoría está en contra, pero ¡sielos! lo que importa es el estilo Woody aunque el film esté lleno de topicazos (cierto). Tambien hay montones de tópicos en otras pelis de Woody, lo que pasa es que lo de Barcelona nos toca más de cerca y ver a Bardem y la Pé haciendo el capullo nos da repelús. Pero vale, lo dejo.

Lo que dice Delikat de Bruselas y Londres es cierto. No sé qué pasa, es como si Bélgica fuera un embudo que se traga todas las borrascas vengan de donde vengan. Yo he vivido en Londres por mas de un año y, la verdad, hubo bastantes días buenos. Diría que casi más que en todos los años que llevo en Bruselas (exagero, claro. Además, este verano ha sido bueno, soleado y caluroso).

Madame Delikat, ¿por dónde estaba esa casa de té de "un the au harem, etc") Yo la mejor que conozco está en la rue des deux églises, en St Josse ten Noode, pero no he sabido nunca el nombre.

Saludotes a todos.

Delikat Essences dijo...

Es que el nombre despista, no es una casa de té, es una cervecería-cafetería-restaurante, pero era un sitio muy singular con fotos antiguas en sus paredes y llevaba rulando desde el pasado siglo, había una historia del local en sus paredes. Me pillo sin cámara y sin blog en el que contarlo ;-) La zona era Madou, por Chaussee de Louvain, más o menos a la mitad.

Cris dijo...

Un paseo más que original Jo, desde luego te sales. Utilizar una película de Allen para mostrar la ciudad y nos regalas de paso un montón de valiosa información. Un besote gordo.

alicia dijo...

Impresionante post! Debes conocer muy bien la ciudad para afinar tanto en las localizaciones... La primera vez que estuve en Londres visité a unos amigos que vivían en Hampstead. Recuerdo que me llevaron a tomar el té con un pedazo de carrot cake delicioso en un sitio muy parecido al que mencionas. ¿Sería ese? En todo caso, el plácido té terminó en parque cerrado, cuatro incautos atrapados dentro mientras caía la noche y el aguacero. Casi no recuerdo como salimos de allí pero ahora el invernadero, la hierba brillante y nuestra carrera por el parque-bosque se mezclan en mi memoria. Y se parece a alguna escena encantadora y alocada de Woody. Por cierto, qué ganas de ver la película. En España se estrenó en mi ciudad natal...
Besos desde el invernadero. Te espero a las cinco :o)

Delikat Essences dijo...

Ah Alicia, es que Hampstead es uno de esos barrios maravillosos al norte a los que no llegan casi los turistas y que hay que descubrir. No aparece en la película, que como menciono está rodada sobre todo en el centro centro, en Paddington y alrededores, pero hubiera sido maravilloso ver ese Hampstead Heath Park que es como un bosque encantado y desde cuya colina se ven unas vistas de la ciudad preciosas, y luego tomarse unas crêpes en un mítico puesto que tienen unos bretones, en la calle principal, que aromatiza todo el barrio. Luego ir a una tienda de segunda mano vintage adorable del barrio, justo al lado, donde podrás encontrar un vestido Dior años 70 que alguna dama de clase alta uso una vez y ya no podía repetir en ningún otro cocktel.... y luego...

Me encanta Hampstead ;-), tuviste suerte de caer allí en tu primera visita. Saludos.

Mer dijo...

No he querido opinar hasta ahora nada, de este tu último relato Jo, pues tenía en estos días programado ver la película. Tengo que decirte que has hecho que la vea con otros ojos, y que además de ver a la Watts, Banderas, Hopkins y demás en acción, haya estado atento a cada uno de los posados de esa otra protagonista que tan bien nos describes aquí (aunque sea una pequeña parte de lo mucho que tiene). Un abrazote y, no lo he dicho?, pues que me ha encantado lo que nos has escrito.

B a la Moda dijo...

Le tengo muchas ganas. Mi cuñada la vio y dice que está genial!

xoxo
B* a la Moda

tupersonalshopperviajero dijo...

excelente post. Yo he visto la peli y me encanta. Crees que el restaurante podría estar en el edificio del Covent Garden? es lo primero que se me vino a la cabeza cuando vi las imágenes.
bsits
;-)

Delikat Essences dijo...

Hola Pilar, ummm Covent Garden estoy segura que no es, esa zona es muy turística y el restaurante se veía en un invernadero real, pero seguro que en cualquier barrio residencial, más alejado del centro más comercial, puede estar localizado... A ver si lo averiguo ya de una vez, esperando estoy que mi brother vaya a verla allí en Londres. Lo mismo se ha inventado el equipo de Allen la localización, aunque no lo creo.

Saludos,

fe-i*ká dijo...

Yo no voy a poder ayudarte con esto del restaurante, ya me gustaria! pero solo he estado una vez en Londres, si que es verdad que el viaje lo hicimos con mi hija, ella estaba en un sin vivir por ir hasta esta ciudad, no se lo que le paso pero creo que no ha llorado más en su vida sin motivo aparente,Londres le movio lo que no esta escrito.
Bueno... mi esencia especial que es un placer leerte y estar contigo.
***Un abrazo y nos vemos en ....Londres?

Sonu Kumawat dijo...

Dios, Londres, qué delirio!Me encanta este post, me ha traido muy buenos recuerdos.

El Oteador de los Mercados dijo...

Que excelente entrada, y cuanta nostalgia me trae. Tarde mucho tiempo en descubrir Londres. Como buen "sesentaochero", era más de Paris, y lo de Londres, como que no. No me apetecía nada ir, no me atraía, hasta que mi hija se fue a estudiar a la Queen Mary University y, claro, fuimos a visitarla. Automáticamente me caí del caballo de los prejuicios, y Paris se me ha quedado (con perdón de los parisinos) un poco provinciana. Fue todo un descubrimiento multicultural que todavía me queda muchísimo por descubrir.

Delikat Essences dijo...

Fe-i*ká, la bloggera de tan original nombre, un placer tenerte por aquí, me he quedado impresionada con la reacción de tu hija al visitar Londres por primera vez, desde luego hay lugares que nos sacan cosas que tenemos ahí escondidas de una forma tremenda, sin necesidad de palabras, sólo imágenes y presencia. A mí me ocurrió eso con Berlín, era como si el peso de toda la historia de la ciudad me aplastara por momentos, me emocionaba sin poderlo controlar.

Besos,

Delikat Essences dijo...

Sonu, pues genial qeu el post te haya evocado tan buenos recuerdos. Un abrazo.

Sr. Oteador a mí me ocurre lo mismo, París es una maravilla pero es como una ciudad más de estampa, más silenciosa y quieta.Londres está en permanente cambio y movimiento, es su razón de ser.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Abrazos.

Delikat Essences dijo...

Mer y B a la Moda qué despiste que se me habéis quedado atrás! A mi me gusta contestaros a todos, uno a uno, ya que habéis tenido la deferencia de dejar vuestras palabras y/o opinión en el post. No tengo perdón!

Mer, me ha hecho ilusión imaginarte disfrutando de la película en mayor grado, justo por saber algo más de la ciudad donde se ha rodado. Un besote.

Bea, ya nos dirás si vas a verla que tal tus impresiones y si no es así, pues un saludo muy grande ;-)

Sorokin dijo...

Madame Delikat, voy a escribir estas líneas de pié, al lado del portátil, como homenaje a Claude Chabrol que acaba de desparecer de esta gran película en la que estamos todos metidos durante un tiempo. Uno de mis directores favoritos. Buen viaje al otro lado, don Claudio.

Delikat Essences dijo...

Pues muchas gracias Monsieur Sorokin, por recordar a ese grande del cine en este espacio, también quedarán siempre en mí películas tan buenas como aquella que mencionábamos en el anterior post, "Merci pour le chocolat", y otras muchas más. Así que me uno a ese deseo de buen viaje para Don Claudio, donde quiera que vaya.

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba