Donde antes oraban


Fachada de la Iglesia de Sta. Lucia

Tengo que confesar que se me acumula el trabajo en el blog de forma estrepitosa, así que hoy sin más dilación quería comentaros algunos apuntes culturetas,  y está por ver si al final rematamos con algo que ponga a tono el estómago. No son ganas de poner los dientes largos, es que así hago un dos por uno, me quedo más satisfecha y espero que  los lectores que pasen por aquí, por azar o premeditadamente, agradezcan el gastro-detalle.

La primera cita que quiero contaros es la exposición "After Post: más allá de la fotografía", aún en activo en Sevilla en el Espacio Iniciarte. La singularidad de este lugar es que su sede se encuentra en la Iglesia de Sta. Lucia, de estilo gótico-mudéjar y construida en los inicios del siglo XVI,  pero que tras la desamortización de Mendizabal en pleno siglo XIX (esto me entró en un examen de historia en el instituto),  pasó a ser propiedad privada y actualmente pertenece al gobierno regional y se utiliza para  exposiciones y conciertos.


Foto "Comercial Santo Amaro" de Dionisio González

La gran pregunta que sostiene la exposición es ¿qué es una imagen fotográfica hoy? La reflexión es que sin lugar a dudas, la fotografía es uno de los artes  procedente del pasado siglo, que con más fuerza sigue vigente hoy en día,  gracias a la gran revolución tecnológica y digital que ha transformado la realidad y el inicial espíritu de la fotografía de ser mero "testimonio". Hoy por hoy,  el arte fotográfico se difumina y mezcla con otras artes, como son la pintura, el vídeo, las instalaciones... Lo real y lo imaginario se confunden, todo es susceptible de manipulación, de ser reconfigurado, estamos en la era de la posfotografía. 

Fotografía "Serie The End" de Miki Leal

¿Cómo vivís vosotros este arte? Es la fotografía para vosotros sólo un instrumento para plasmar los distintos momentos de vuestra vida y de vuestros seres queridos,  ¿es algo más?, quizás una manera de expresaros al mismo nivel que las palabras. El mundo de los blogs y de las redes sociales también ha incidido en la fotografía de alguna manera, pues captamos imágenes a nuestros ojos curiosas, divertidas, anecdóticas o reveladoras de algo y tenemos la posibilidad de mostrárselo a nuestros amigos y parientes en tiempo real y de ver sus comentarios ipso facto. Existen bitácoras sobre todo tipo de temas y en ellas se suelen utilizar imágenes propias para expresar mejor las ideas.


Video-instalación "Fuego frío II" de Eugenio Ampudia

Una de las cosas que más me llamó la atención de esta exposición, es que a la entrada,  en los soportales de la iglesia, hay una estantería de libros sobre las que se proyectan varias llamas centelleantes. Ver vídeo


Antigua capilla de la Iglesia de Sta. Lucia

Recomiendo sin ninguna duda visitar el Espacio Iniciarte, no sólo por la exposición actual, sino también por observar cómo un lugar de culto ha sido transformado para otros menesteres. Hace unos años presencie también aquí un concierto del músico islandés Johann Jóhannsson y fue realmente espectacular.


Claustro del convento de Sta. María de los Reyes

La segunda de las citas culturales está relacionada con el cine y la arquitectura, se trata de un curioso ciclo denominado 'Proyectar lo Real. Arquitectura: Lenguajes Fílmicos', organizado por la Consejería de Obras Públicas en su quinta edición. El Convento de Santa María de los Reyes es el entorno elegido para ello, un singular espacio que está en proceso de restauración, y que conocí el verano pasado con ocasión de una exposición. Me quedé entonces maravillada y fui consciente de la cantidad de patrimonio histórico que aún permanece oculto a nuestras miradas. Hice algunas fotos del convento poco antes de que comenzaran las charlas previas a las proyecciones  y como podéis observar, la entrada principal y la iglesia, han sido ya totalmente restauradas, pero el maravilloso claustro,  dotado de una galería de arquerías por donde se accedía a las dependencias del convento,  sigue pendiente de ser rehabilitado (fijaros en la fantástica fuente que aún sigue en pie con los azulejos originales). En estos días ejerce de privilegiada sala de cine bajo las estrellas.

Detalle de la fuente

Coetáneo de la Iglesia de Sta. Lucía, el convento está situado en la céntrica calle Santiago y sirvió de cárcel durante la inquisición (s. XVII). Fue abandonado por deterioro en los años 70, comenzando en los 90 las labores de rescate. Su futuro es ser sede del Centro Andaluz de Documentación y Difusión de Arquitectura e Ingeniería Civil de Andalucía, aunque me imagino que estas cosas, dada la coyuntura actual, estarán ahora en stand-by. Está previsto recuperar también los jardines y el huerto del convento, dentro de un proyecto integral denominado "Jardín Oculto" del arquitecto José Morales Sánchez.

Fachada exterior con la iglesia a la derecha y patio interior de acceso

Retomando el ciclo de arquitectura y cine, éste se compone de cuatro bloques, cada uno de ellos dedicado a una ciudad con grandes vinculaciones y referencias cinematográficas y arquitectónicas, como son  Nueva York, Los Angeles, Barcelona y Londres. Asistí esta semana a la charla/proyección dedicada a L.A., donde el realizador, pintor e ilustrador Andrés Hispano, colaborador cultural habitual de La Vanguardia, expuso su pensamiento acerca de este extraña relación de amor-odio entre las grandes urbes, la arquitectura y el cine. Apuntó, y bien cierto es, que hay ciudades como Los Ángeles, que en el cine aparecen siempre retratadas en una situación de conflicto: helicópteros sobrevolando el cielo, atascos kilométricos, persecuciones policiales, caos... Mientras otras tienen una imagen de postal, como es el caso de París, visión que ha sido creada por el cine americano pero que los franceses han aprovechado comercialmente muy bien, y precisamente son esclavas de esa imagen edulcorada y poco real. La cultura cinematográfica de este señor es increíble, arrojaba datos sin parar a una velocidad que eran difíciles de procesar en su totalidad, creo que las orejas me crecieron varios centímetros en mi esfuerzo de pillarlo todo.  Por cierto, me pica la curiosidad de meterme en las páginas de su libro dedicado al director de cine David Lynch, " Claroscuro americano", comentan que es una de las mejores visiones del americano y su filmografía.


Andrés Hispano siendo entrevistado antes de su charla

Las proyecciones dedicadas a la ciudad californiana consistieron en tres cortometrajes, pero especialmente el del realizador Mike Mills, "The architecture of reassurance", me gustó bastante, pues retrata muy bien ese sospechoso e inquietante mundo perfecto de las zonas residenciales de clase media-alta en las ciudades americanas (os dejo el comienzo del corto y el resto lo podéis ver en You Tube). El ciclo aún tienen pendiente una cita con Barcelona y no pienso perdérmela.


Y bueno, ¿cómo me las ingenio para cerrar esta entrada con buen sabor de boca? Algo contundente, simple y básico que nos sirva para deconstruir en nuestra mente tamaña cantidad de profundos pensamientos. Pues marchando un "mantecaito" de Casa Rafita. Aquí no hay espacio para mucha dialéctica: pan + lomo de cerdo a la plancha + loncha de jamón + huevo de codorniz. Una cervecita fresquita para digerirlo mejor, por Dios bendito. Amén.



Massive Attack - Pray for rain

Massive Attack es una banda formada en la ciudad de Bristol, Inglaterra.Considerados los padres del trip-hop, música electrónica que combina elementos del jazz, rap y otros géneros como el soul y el dub jamaicano,  contando con una potente influencia del rock. La canción de la entrada pertenece a su último trabajo Heligoland (2010), su quinto álbum de estudio que actualmente están presentando en directo.

26 delikados susurros:

Viena dijo...

Querida Delikat: Se te amontona el trabajo y nos lo amontonas a nosotros, porque tu entrada merece bastantes reflexiones. Yo voy a la pregunta sobre la fotografía.
Hace unos años, estuve visitando el Museo de la Fundación Gianadda, en Martigny. En esos días exponían pinturas del Metropolitan Museum de New York, obras de artistas tan importantes como Van Gogh, Renoir, Cézanne o Picasso. Una maravilla.
El Museo, es bastante grande y tiene hermosos jardines en donde se albergan esculturas de múltiples artistas, que se ubican aquí y allá entre una vegetación exuberante y árboles tan hermosos y espectaculares que en sí, son también obras de arte. Luego una sala monográfica dedicada nada menos que a Leonardo Da Vinci, sus inventos y su arte.
En lo que podríamos decir el sótano, se exponía una maravillosa colección de automóviles antiguos que impresionaban a cualquiera.
Todo esto es para poner más o menos en antecedentes de las obras de arte que allí había aquel día.
De camino a la exposición de automóviles en el sótano, se pasaba por un pasillo largo, en pendiente en cuyas paredes, derecha e izquierda, se podían admirar unas 300 fotografías. Era la exposición de un fotógrafo que yo entonces no conocía, llamado Marcel Imsand.
Las fotografías en blanco y negro, parecían tener un único tema: ovejas.
Nada más entrar quedé boquiabierta con la primera fotografía que encontré a mi derecha, una oveja junto a su cría, en un primer plano. Sus cabezas y nada más, eso y luz. No pensé que pudiera transmitirse tanta belleza en una simple imagen y miré la siguiente. Ahora veía el rebaño entero entre la bruma de los Alpes, me pareció poesía. La siguiente mostraba al pastor. Recuerdo que lo que pensé cuando vi la siguiente y otra más de este hombre, es que sin duda el fotógrafo a quien ya digo, yo no conocía por entonces, debía estar enamorado del pastor, porque no podía ser que alguien consiguiera estas fotografías, con esta fuerza, con esta belleza, si no es porque el modelo inspira un gran amor.
Luego más sobre el rebaño, la lluvia, el fuego, la noche, el día…. Increíble, de verdad, increíble y sublime.
Me enamoré, me enamoré del pastor y del fotógrafo y de cada una de aquellas ovejas, grandes o pequeñas, imágenes llenas de ternura, de inspiración.
Recuerdo que cuando llegué a España me puse a buscar datos sobre Marcel Imsand, había comprado el libro de aquella exposición, pero aún me impresionó más conocer toda su obra: un libro dedicado a unos gemelos de 80 años aislados en los Alpes, otro dedicado a un hombre y su dama de llaves, en fin, puro arte y una forma tremenda de expresión del artista.
Creo que hasta entonces, lo que me hablaba de las fotografías o lo que yo captaba, era el objeto fotografiado, pero allí empecé a escuchar al fotógrafo, el objeto no era el fin, sino el diálogo y una prolongación del alma del fotógrafo. Desde entonces tomo conciencia de que la fotografía es arte como la pintura, la escultura o la música.
Siento si me he extendido mucho, pero todavía no he dicho nada sobre el resto de tu entrada. (Amenazo)
Un beso.

alicia dijo...

Lástima estar un poco lejos de Sevilla, más aún cuando me falta poco para tomar trenes al norte. Alimento para el alma y el cuerpo en esta entrada.
(Este otoño tienes que darte una escapadita exploradora a Madrid y traer a tu blog fragmentos de la ciudad sin mar...)
Por cierto, ¿conoces a Sigur Ros? Siempre que paseo por tu cuaderno tengo la sensación de que esa pieza encaja en tu puzzle...
Besos

Delikat Essences dijo...

Viena que maravilloso lo que nos has contado, y de verdad que me ha llegado ese impacto que te causó la fotografía de Marcel Imsand. No lo conocía, ni tampoco la Fundación que cuentas, así que ahora mismo me voy a poner a indagar en esta hora indefinida de la calurosa tarde. Espero IMPACIENTE ;-) las siguientes reflexiones.

Alicia desde febrero no piso Madrid :-(, siempre son escapadas cortas y son muchos los amigos a los que visitar, se quedan escasas las horas. La última vez me dio sin embargo lugar a recorrer el Parque del Capricho y le dediqué una entrada. Creo que en septiembre volveré.

Sigur Ros son unos de mis amores musicales! Mi espinita clavada es que aún no los he visto en directo... pero tiempo al tiempo.

Gracias a las dos por vuestros amables comentarios.

Sorokin dijo...

Interesantísimo tema que acaba de proponer, Madame Delikat. Me refiero a la fotografía. Precisamente hoy, he estado en Mediatine, una sala de exposiciones junto al palacio Malou, en Stockel, visitando una exposición de fotografías, llamada algo así como "cuando el tiempo no cuenta", es decir, lo contrario de lo que hacemos en el dia a dia: el fotoperiodismo, buscar la instantánea que refleje un momento. Fotos hecha con largos periodos de exposición, con lo que el tiempo se difumina, desaparece; en algunas, en vez del sol se ve una trayectoria luminosa... la gente ha desaparecido, sólo son sombras...

Tengo que es bello, pero ya no es el espíritu de la fotografía del siglo XX. Se dijo que la pintura hiperrealista no tenía razón de ser, para eso ya existía la fotografía. Ahora, estamos haciendo el camino a la inversa, la fotografía se vuelve abstracta... En fin, que me deprimo un poco: yo es que soy muy burro: fotografío (y pinto) lo que veo. Tal vez consiga llegar a la abstracción uno de estos siglos.

Claudia Hernández dijo...

Ah, acabo de desayunar y me ha dado hambre otra vez al ver esos mantecaítos.
Pero yendo hacia la arquitectura y tu entrada de hoy. Em alegra que espacios como estos puedan ser utilizados como sala de exposicione sy espacios para disfrutar y reflexionar sobre el arte y la arquitectura- La verdad es que es una iglesia preciosa.

En cuanto a lo de David Lynch, no sé si esto es a lo que te refieres, os dejo el link de un proyecto de él acerca de entrevistas a personas anónimas con las que hace un retrato, casi a manera de puzzle de Norteamérica:

http://interviewproject.davidlynch.com

Por otro lado, la fotografía, unos de mis hobbies, que como bien apuntas, sirve de testimonio o bien de creación artística pura...

Por cierto, muy bella descripción de Viena, acerca de esas fotos de ovejas.

Saludos

Delikat Essences dijo...

Monsieur Sorokin no se me deprima, a veces quizás hace falta hacer el camino a la inversa para volver a andarlo desde el principio y, en todo caso, son caminos no excluyentes y que pueden convivir perfectamente. Siga pintando y fotografiando "a su manera", como cantaba Frank Sinatra.

Delikat Essences dijo...

Claudia te advierto que el "mantecaito" a primera hora de la mañana puede ser una bomba :-) Recomiendo su ingesta a media tarde con una cervecita.

Interesante lo que nos cuentas de Lynch y ese proyecto, yo me refería al libro que sobre él ha escrito Andrés Hispano, y este señor sabía tanto de cine y tenía una verborrea tan incansable, que me da el aire que tiene que estar muy bien.

http://www.entrelectores.com/libros/detalle/david-lynch-claroscuro-americano-andres-hispano

Mer dijo...

Al final va a resultar que eres una gafipasti cultureta, has caído! ;-)

Claudia Hernández dijo...

Ahhh, ok. El que mencionabas es un ensayo sobre el cine de Lynch, entiendo.
En cuanto el matecaíto a primera hora, gracias por al advertencia, pero también es verdad soy de América, en donde los desayunos suelen ser copiosos y calóricos: frijoles, carnes, pescados, huevos, todo ello puede ser parte de un desayuno cotidiano por mi tierra. Ahora le llaman brunch, jaja- Pero recordaré el consejo.

Delikat Essences dijo...

Un desayuno de esos me tomaba yo encantada a diario Claudia, me levanto con un hambre que me comía un elefante... pero lo difícil es encontrar a alguien que le preparase a una a diario un buffet como en los hoteles, un lujazo!.

Cris dijo...

El mantecaito ese (por cierto, acertado nombre pues debe de tener bastante grasita la tapita...) equilibra perfectamente el contenido del post después de tanto apunte cultureta ;-) Tú sí que sabes.

Viena dijo...

Delikat: de nuevo en tu blog, y es que realmente me gusta estar aquí, aunque en muchas ocasiones me sienta muy pequeña intelectualmente a vuestro lado.
Sobre el tema arquitectura, primero comentar lo precioso que me parece este convento. Cuando veo estas obras, a menudo pienso que son como la música clásica, algo que no pasa y que ni siquiera se puede poner en el mismo nivel que otros tipos de música, porque es como otra cosa. O ya que estamos con los temas, como querer comparar pintura y fotografía, que sin desmerecer nada, es que no son comparables, son otra cosa. Aunque sería matizable con la pintura hiperrealista, porque ahí tenemos demasiada técnica y no tengo yo muy claro qué tanto de arte es, lo que por imperativos de la técnica ha de constreñirse a leyes, aún cuando éstas sean las de reflejar lo real o natural. Y por contra, matizable también la fotografía sin leyes, mensaje y abstracción del fotógrafo, como decíamos el otro día. Bueno, que me voy por otros derroteros, decía que ver las antiguas Iglesias y Catedrales, con sus filigranas o las Fuentes con esculturas o Palacios, esas obras espléndidas de antes, es algo a lo que me parece que hay que buscar un nombre que complete el de arquitectura, o al menos es lo que yo siento ante su contemplación.
En cuanto a la imagen estereotipada en el cine, es cierto lo que dice este hombre, pero quizás no me parece tan desechable, pues a veces el estereotipo, a pesar de su simplificación, es una buena caricatura y como tal, aunque con sus exageraciones, está mostrando los rasgos principales, en este caso de unos pueblos.
Seguramente no todos los ciudadanos de Los Ángeles, sus calles o sus ambientes respondan a este estereotipo, pero es posible que no le sea tan ajeno tampoco. Quiero decir, como reflejo de su sociedad, el cine norteamericano, es como es, bruto, nada sutil, en voz alta digamos. El cine europeo es más intimista, más calmo, otra cosa. El personaje tiene más importancia, es el personaje el que habita un escenario y no al revés.
Bueno, no es más que una opinión de las… 4 y pico de la madrugada (Dios que tarde se me ha hecho) sin pretensión ninguna y disculpando los desvaríos.
El último tema es el mantecaíto, anda que si, para el verano y para la línea. Madre del amor hermoso que dicen en mi pueblo, me den una cervecita bien fría que yo me tomo uno, pase lo que pase.
Un beso.

Delikat Essences dijo...

Buenos días Viena, tus buenísimos comentarios son siempre bienvenidos, aquí somos, y te incluyo a ti, unos curiosos de la vida y no queremos que se nos escape nada. Mejor nos va esto que cualquier etiqueta que suene a intelectual ;-).

Yo siento también algo especial cuando contemplo estas obras del pasado, quizás soy más consciente de la historia, que me apasiona, de todo lo que ha andado el ser humano hasta llegar a mi tiempo... Pero me impresionan muchas de las cosas de hoy, sobre todo las obras arquitectónicas, son sensaciones distinas a las anteriores, pero también hermosas.

Respeto al cine americano en comparación con el europeo, lamentablemente los grandes estudios de producción del otro lado del charco dominan el mercado, pero hay un puñado de directores con un sello de identidad propio que hacen un cine maravilloso desde allí, te apunto algunos nombres por si te interesa buscar algo, es un cine de autor, de personajes e historias muy diveras, seguramente a algunos ya los conoceras, pero así a bote pronto entre los que más sigo están Jim Jarmusch, los hermanos Cohen, John Cassavetes, el propio Linch, Aton Egoyan, Gus Van Sant, Hal Hartley... ah y como no el americano más europeo, el Sr. Allen... ;-) Se me escapan muchos, pues es un país gigante (bueno meto a Canada también), merece la pena otear su obra.

Por cierto, hoy es el Día del Amigo, felicidades a todos!. En Latinoamérica, sobre todo en Argentina, es un día muy celebrado y todos los amigos se felicitan. Abrazos amistosos.

Delikat Essences dijo...

Cris es mi caso se ha convertido en un ritual, si voy a un concierto en la sala Malandar, me tomo ante un mantecaito en Casa Rafita que está al lado :-)

tupersonalshopperviajero dijo...

bueno, bueno, no sé que me ha gustado más si el post o los comentarios...
te escribo desde Trieste, manaña viajamos a Arlés y de ahí a Madrid-Sevilla. Hoy hemos dejado Croacia atrás. Ha sido como un sueño
bsits
;-)

Sorokin dijo...

Buenos dias, Madame Delikat, ya estoy aquí otra vez dando la brasa. Es que el otro día me quedé en la fotografía y sus implicaciones y hay más tela que cortar en el post. Además, digo como "tupersonalshopperviajero", los comentarios y la polémica que han creado son muy jugosos.

Interesante es el tema que menciona Viena comparando el cine europeo y el americano. Estoy totalmente de acuerdo con la respuesta de vuestra merced, Madame Delikat, hay mucho más cine americano que las pelis de Schwartznegger y violentas persecuciones, etc. Por supuesto, Allen, Casavettes, David Lynch, etc.., pero echando la vista atrás, hacia la mitad del siglo pasado y comparamos lo que se hacía en USA, las fabulosas comedias y pelis del oeste que hacían los genios de Hollywwod con el bodrio de los pesados de la "nouvelle vague" francesa, es que no hay color. El otro día me bajé "à bout de souffle" y Mon Dieu!, como ha envejecido. Compárenmela con "centauros del desierto" y luego hablamos.

Je je, ya sé que soy polémico y provocador, no se me enfaden, please. Es que hoy es la fiesta nacional belga y acaban de pasar unos cazas a toda pastilla por encima de mi casa rumbo al desfile y eso da mucha adrenalina. ;-))))

Delikat Essences dijo...

Monsieur Sorokin sus "polémicas" intervenciones son un genial estímulo para este blog, así que ahí le quiero ver siempre al pie de la trinchera con la bachesta cargada, igual que a Viena con sus tartazos maravillosos :-)

Volvemos al tema pero a la inversa, es decir, que no todo cine europeo por el hecho de serlo tiene que ser bueno, a veces la carga intelectual está vacia y no se trasmite nada con muchos films, apunta usted la Nouvelle Vague, y claro, comparándola con esa maravilla de los dos Johnes (el Ford y el Wayne), pues muchas pelis de ese movimiento tenían poca chicha... Yo tampoco acabo de encajar el movimiento "Dogma" con Lars Von Trier a la cabeza, me gustó "Rompiendo las olas"... pero "Los idiotas" no pude soportarla y me salí del cine (por cierto... que buena la parodia de los Muchacha Nui del cineasta danés).

Para terminar, yo nací el día anterior a la fiesta nacional belga, tanto así que mis padres no pudieron ir a registrarme hasta pasados dos días... estaba todo chapado, hasta el registro! (vamos, eso me cuentan 8-)

Delikat Essences dijo...

Pilar eres una turboturista, menudo viajazo te has dado, tenemos que tomarnos un té de los nuestros a tu vuelta y hablar de la Croacia compartida. Un besote.

Sorokin dijo...

Pero...pero... Madame Delikat, ¡¡¡¡Feliz cumpleaños!!!! aunque con un día de retraso.

Viena dijo...

¿Seguimos en el lío? ;-) Pues vamos allá.
Con todos mis respetos, Madame et Monsieur, ya sé que no todo el cine americano es el de los grandes estudios de producción ni el de "suesenager" (sin chuleta ni de coña) y que hay un montón de buenos directores que no están en el mercado de esas productoras, pero precisamente este buen cine no es (creo entender), al que se refiere Andrés Hispano cuando habla de los estereotipos arquitectónicos, los helicópteros, persecuciones o atascos y por ahí empezó el tema.
Yo no estoy nada actualizada en cine, de hecho, en los últimos 10 años, me he hinchado a ver cine infantil, así que igual mis neuronas cinéfilas se han atrofiado, incluso ahora, en esta época de mi vida, encuentro que si me tengo que estrujar los sesos para comprender una película, tampoco me mola ya, pero en fin, a lo mejor me reincorporo poco a poco. Resumiendo y grosso modo, mi comentario se refería justo a los estereotipos y lo que quería decir es que ese cine, el comercial del 99 por ciento, es así, una caricatura que no pondría yo la mano en el fuego para decir que no se parece nada a la realidad. Como tristemente se parecía a la realidad la caricatura de nuestro cine folklórico en el franquismo, no era toda la realidad, pero sí la realidad de una Plaza de Oriente llena.
Personalmente, creo que el buen cine no es etiquetable por países, es bueno porque o denuncia o describe o conmueve o... un largo etcétera y lo hace bien, lo que es exportable a cualquier lugar y diría que hasta tiempo, por eso no envejecen las buenas películas, sin embargo, al hablar del cine comercial, sí hay diferencias razonables entre el americano y el europeo. Es lo que me pareció al hilo de lo que exponía este hombre de la conferencia.
Gracias, de verdad, por estimularme e incluirme en estos debates interesantes y ricos, en los que espero no quedarme demasiado atrás.

Feliz cumpleaños Delikat :)) y por si hay debate o polémica (que me apunto), no sé si con un día de retraso o un día de adelanto, según se mire ¿no?
Por cierto, también yo tengo un pequeño lío de esos, entre el 13 de Marzo en que nací y el 17 cuando me registraron.
Besos, muchos besos.

Delikat Essences dijo...

Querida Viena, aquí lo has reflejado todo perfectamente:

"Personalmente, creo que el buen cine no es etiquetable por países, es bueno porque o denuncia o describe o conmueve o..."

Ya me estoy frotando las manos con vuestros comentarios del próximo post. ;-) Qué estimulante!

B a la Moda dijo...

Qué exposición tan original. Me gusta. Ya he visto cosas del estilo también. Y los huevitos esos me vendrían de cine para almorzar.

xoxo
B* a la Moda

Sorokin dijo...

Caramba, veo que Viena se ha puesto la cota de mallas, se ha subido en su caballo y se lanza a la pelea con un gran ánimo. Pues nada, nada, yo me retiro discretamente y le rindo pleitesía, faltaría mas.

No, en serio, estoy de acuerdo contigo, como lo está Madame Delikat. Tu definición de buen cine, me vale. Es así, se trata de despertar emociones, ya estéticas, ya sentimentales, ya -por qué no- políticas (que se lo pregunten a Einsenstein).

La verdad es que yo sólo quería crear un poco de polémica y veo que lo he conseguido. Así que, con la satisfacción del deber cumplido, me puedo dedicar a tareas más vanas, como cepillarme el último libro de Philippe Claudel con una copa de Châteauneuf du Pape al lado.

Un abrazote a las dos, Viena y Delikat.

Natalia dijo...

Dionisio González fué mi profesor de la carrera preferido y no es peloteo :P

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba