El ataque de los juguetes siniestros


Después del empacho publicitario de juguetes en estos días navideños previos a la fiesta de Reyes, no puedo evitar ponerme un poco cascarrabias y sin querer contar batallitas del abuelo Cebolleta, me vais a permitir  patalear un poco y reivindicar aquellos juguetes que durante el inicio de los 80 compartieron mis horas de juego en compañía de mi hermano, mis prim@s y amig@s. Ah ya sé que es muy fácil caer en aquello de "cualquier tiempo pasado fue mejor", que se me ve el plumero de lejos, pero no me negaréis que no echáis de menos en los juguetes y juegos del siglo XXI más imaginación y menos tecnología y cursilada (media hora seguida de anuncios de la Barbie y sus múltiples complementos y novios de color rosa,  casi me funden el cerebro hace unos días).

Mis primeros juguetes fueron un Scalextric y un tren en maqueta. Durante años tuve una relación romántica con esta historia, pues mi padre me dijo más mayorcita que me los había comprado para que de bebé me percatara del mecanismo por el cual funcionaban las cosas. La pérdida con lo años de la inocencia,  me hizo ver claramente que aquellos juguetes se los había comprado para él con la excusa del nacimiento de su primogénita.  Ya está  más que perdonada esta oscura maniobra, pero me hace recordar que precisamente mis juegos favoritos eran aquellos en los que tenía que construir algo, ya fuera un castillo o una pista para coches y que no me gustaban nada las muñecas. Mi hermano y yo nos podíamos pasar las horas y horas delante de cientos de piezas de puzzle para componer un nevado y complicado paisaje o de minúsculos ladrillos para hacer un barco o una casa para los clicks. Este tipo de juguetes ha desaparecido casi por completo de la faz de la tierra y sólo se venden en tiendas especializadas para "freaks". ¿Y qué me decís de los libros? Los Hollister,  los Superhumor, Las Aventuras de Tintin, Asterix y Obelix, ¿Dónde esta Wally?, etc. No veo a los niños de hoy pedir libros por Reyes y tampoco los anuncian en televisión.



Toda década tiene por supuesto sus expedientes X en cuanto a juguetes se refiere. Yo misma necesitaría un profundo psicoanálisis para responder a todas las preguntas que aún me atenazan sobre los juegos y trastos que compartieron mi infancia. Hoy, en una ejercicio de exorcismo profundo, quiero compartirlos con vosotros y me libero así de gran parte de mis fantasmas.

¿A alguien le funcionó más de dos veces seguidas el Super Cine Exin? ¿Por qué pasaron a mejor vida los chicles Cheiw de canela y la Mirinda con lo ricos que estaban? ¿Se entero alguna vez alguien de como narices funcionaba el juego "Mi amigo Simón"? ¿Os salió también un callo en el dedo de tanto jugar al Comecocos? ¿No os moríais del susto al acabar una partida del "Misterio" y tener que atravesar luego un solitario pasillo? ¿No os olía a perritos muertos el Blandi Blub a las pocas semanas de comprarlo y os chorreaba un aceite repugnante? ¿Tuvisteis miedo de morir electrocutados abrazados a un Gusiluz? Decidme por favor que no era la única a la que le quedaba para llorar el reloj Casio calculadora en la minúscula muñeca. Mama, ¿dónde fue a parar mi Casiotone y con él mi prometedora carrera de pianista electrónica? Confesadlo, Naranjito os parecía horrible y las Muñecas Repollo la peor de las pesadillas. Y mis dos grandes frustraciones: nunca conseguí hacer una pulsera de hilos de plástico de colores, ni círculos en la pantalla del Telesketch, pero con el cubo de Rubik era un hacha y lo compensaba todo. Se me olvidaba, Marita, yo fui la que te rompió tu biberón mágico, pues necesitaba averiguar el extraño mecanismo por el que desaparecía la leche al volcarlo...





The Beach Boys - The man with all the toys

The Beach Boys es un grupo musical estadounidense formado en 1961, representantes del más puro estilo californiano surfero de la década de los 60. Formado por los hermanos Wilson (Brian, Carl y Dennis) y su primo Mike Love. Su gran éxito indiscutible fue su álbum de estudio “Pet Sound” (1966). Es una de las bandas con más sencillos y álbumes publicados y vendidos en Estados Unidos.

22 delikados susurros:

Mer dijo...

jajaja cuando me recupere de la risa te escribo mejor, a ver si me sale algo ingenioso por una vez!

Sorokin dijo...

Estoy fundamentalmente de acuerdo contido, aunque te recuerdo que algunos monstruos juguetiles se remontan a épocas anteriores al siglo XXI. Por ejemplo, la inefable Barbie ha cumplido medio siglo. También en los setenta había una versión juguetera de Sylvester Stallone y Van Damm, que daba en llamarse "madelman", un arriesgado soldado armado hasta las orejas con diversos elementos agresivos.

A mí, lo que me intriga de los juguetillos del SXXI es eso de la WII. Una cruz para los padres, porque debe costar la repera y tal, pero... ¿puede ser divertido?. Es que en un episodio de "True Blood" salía el novio de Sookie (el vampiro Bill) jugando al golf delante de un televisor, con un aparato no vampírico en sus manos y que supongo que es la vaina esa del WII. Me inquietó más que lo de los licántropos y los opposum. (NDS=Nota de Sorokin: soy un adicto a algunas series televisivas, como "Lost", "True Blood", "The West Wing", etc)

DelikatEssences dijo...

Es verdad que la Barbie ya existía antes, pero no dominaba tanto el merchandising. Convivía con Nancies, Barriguitas y Mocosetes. Ahora parece ser "la muñeca" y mira que es fea la puñetera.

Sr. Sorokin aquí una freak de Lost. He visto ya dos veces la serie hasta la 5º temporada y estoy que me muerdo los muñones por ver la 6º y última (espero que no defraude). También me encantan Six Feet Under (qué música) y Mad Men (qué estética).

Sorokin dijo...

Pues el guionista de Lost lo va a tener duro en la sexta temporada después del carajal que ha armado en la quinta, pero en fin, yo también espero ansiosamente que empiece.

Pepe dijo...

El otro día, hablando con un amigo de los regalos que le había hecho a su hijo para reyes, juegos superviolentos para la PS3:-( estuvimos recordando las horas que pasabamos sentados encima de una alfombra montando el "Exin Castillos". Eso si que era constructivo!!!

También recuerdo como se me caía la baba, literalmente, viendo mis trenecillos "Ibertrén" dar vueltas por las finas vias que al final de tanto montar y desmontar se rompían y no había forma de hacerlos funcionar de nuevo...

Y el regalo que recuerdo con más cariño fue aquella bicicleta Mobilette con un asiento gigante, supercomodo jajaja pero nada aerodinámico ni ergonómico.

Mi hermana creo que me odiaba de pequeño, le arrancaba la cabeza y las piernas a sus nancies, nenucos, etc...Lo peor era sacarles los ojos (para ver como funcionaban) jajaja. Que bicho era :-(

Yo también soy un adicto a las series. Estoy enganchado a "Flashforward". Estoy deseando que empiece la segunda temporada.

DelikatEssences dijo...

Querido Pepe, ya de vuelta a Bruselas veo que retomas la buena costumbre de escribirme. Yo tuve una bici de esas de asiento alargado que cuentas. Con los años se le salía la espumilla por los bordes.

Te imagino descuartizando muñecas, haremos algún día un cortometraje sobre el tema o una serie zafia que se hará tan famosa como Lost :-)

A Flashforward le tengo que dar una oportunidad!

DelikatEssences dijo...

Sr. Sorokin es verdad que la han liado parda con la serie, a ver por donde salen con la mitología egipcia...

arantxi dijo...

Me ha encantado tu post de hoy, me ha llevado a mi infancia por completo. Vamos por partes:
- Todos los juguetes que has descrito, ciertamente tienen un aire terrorífico, hay algo extraño en ellos..pero quizás sea eso lo que los haga especiales, los juguetes d ehoy en día no tienen magia ninguna.
- No tuve la oportunidad de tener un Scalextric ni un tren en maqueta pero sí que tuve el juego "Mi amigo Simon" aunque no recuerdo cómo funcionaba..qué extraño ;-) También fui una adicta al Super humor, a "donde está Wally?" (los tenía todos, todos!)y recuerdo como mi madre me compró el Blandi Blub que al final acabó lleno de mierda.
- El famosos gusiluz merecería un post especial porque siempre me ha parecido un juguete terrorífico, me lo trajeron unos Reyes y mira que intenté dormir con él pero no había manera, me daba más miedo que tener la luz a oscuras completamente..Recuerdo que al final se lo quedó mi hermana que dormía con él y cuando lo encendía me cabreaba porque a mí me daba miedo ver esa luz en toda la oscuridad!!!!

Buenísimo post Delikatessences.

Sorokin dijo...

Lo de Flash Forward tiene su guasa. Nos han dejado colgados en el capítulo 10 y no vuelven hasta Marzo. Eso sí, ya han sacado el video promocional del capítulo 11:

http://www.youtube.com/watch?v=QbiIJ4OlCOQ&NR=1

nieves dijo...

Efectivamente sería bueno que se construyeran juguetes un poco más instrutivos y menos violentos, y sobre todo: que sean los niños quienes jueguen con ellos, y no pasen a ser unos expectadores de lo que hacen los juguetes.
Los libros son una buena opción y de hecho en mi casa todos los años les dejamos algún libro para nuestros hijos.
Tu eres muy jovencita, y te tocó donde está wally, el come cocos, etc. A mí me tocaron muñecas a las que me tocó hacerles sus vestiditos si quería que cambiaran de modelo; los recortables, y los libros de la ratita presumida, el urbano ramón, y los cuentos de hadas.Eran unos reyes menos generosos, pero que contribuían a fomentar la imaginación de los niños. Ahora todo es tecnología, y seguro que también tendrá su parte positiva, pero creo que contribuye a mermar la imaginación y actividades de los niños.

Un fuerte abrazo, y Feliz 2010

MªJose-Dit i Fet dijo...

Ufff que identificada contigo me he sentido al leerte!!! debemos ser de la misma quinta porque todos esos juguetes que mencionas los he tenido yo o mis hermanas o mis amigos y he podido jugar con ellos...mi hija juega con mi Nancy y con mis barriguitas y dice que hoy en dia no hacen cuentos con ilustraciones tan bonitas como los mios, le doy la razón pero hoy en dia hay tambien juguetes preciosos y es que claro los tiempos cambian y los metodos de jugar tambien...eso si...la invasion de juegos electronicos es un tormento, con eso si que no puedo...donde este un balon de futbol, una bici o una casita de muñecas que se quite todo lo demas...un besito!!!

DelikatEssences dijo...

Ah Nieves un soplo de aire fresco, que no congelado, ha entrado en mi casa al leer eso de j-o-v-e-n-c-i-t-a :-).

Centrándonos en el tema del post, tienes toda la razón del mundo con tu comentario acerca de que los niños de hoy, en muchas ocasiones se convierten en meros espectadores de sus juegos. Y claro que los avances tecnológicos son buenísimos (de otro modo no estaríamos aquí todos nosotros interactuando de esta manera tan estupenda), pero la imaginación, bendito tesoro, que no la dejen atrás. Uno de mis programas favoritos de la tele era precisamente "Planeta Imaginario", donde uno de sus personajes llegaba siempre con una maleta llena de libros para recomendarlos. Me resulta difícil imaginarme eso ahora.

Gracias Nieves por tus siempre buenas aportaciones. Feliz y dulce 2010 (con una pizca de salado también :-)

DelikatEssences dijo...

Qué nostalgia MªJose, esas bicis y esos costrones de pupas en las rodillas, qué tiempos!

MªJose-Dit i Fet dijo...

Jajaja siiiii curadas con mecromina, ni ir a urgencias ni nada...beber de la misma botella que todos los de tu clase y no mirar si las cosas caducaban...jo...

Cristina dijo...

Ay! que casi me da un ataque de nostalgia!! YO tenía ese órgano!!!y lo sigo teniendo y funciona. Tiene hasta calculadora!

DelikatEssences dijo...

Pues el mío no aparece y sólo recibo el silencio por respuesta :-(

Mer dijo...

Me he liado al final con los días y este frio polar. Que me ha encantado tu post Jo y sobre todo la parte final con tus exorcismos varios, eres la repera. A mi me encantaba un mecano compartido con mi hermano, se podía hacer de todo con él, hasta robots! Como tú dices eso ahora sólo lo venden en tiendas de raruzcos... Un besote guapísima.

DelikatEssences dijo...

Qué no hace tanto frío hombre! :-)

Yo no tuve mecano :-( pero construía con el Tente. Ahora me he acordado que mi padre quiso recrearme una minicosta en el jardín y fue a la playa más cercana a Lieja a por arena (tenía que ser auténtica, nada de gravera) y me montó un cuadrilátero de madera para rellenarlo, con sus conchas y todo. Cuando nevaba se helaba completamente con cubos y rastrillos incluidos, eso sí que era frío! Después un año me encapriché con una carretilla y una pala para transportar la arena y me la trajo San Nicolas, era una niña obrera :-), luego cambie...

Claudia Hernández dijo...

Umh, por cuestiones de geografía creo que conozco la cuarta parte de los juguetes que mencionas... pero no sé por qué razón adoraba a las Barbies, ahora las odio... ellas eran mis predilectas.

Carlos dijo...

He Encontrado tu página y me he convertido también en una abuelo cebolleta explicandole a mi hija todas esas cosas. Que años los 80!!!!!!!!!!! Y para todo....

Yo sí que hice funcionar un montón de veces mi cinexin, la de noches que me arriesgaba a una bronca dándole a la manivela viendo esas peliculillas....

En cuanto a lo de la Mirinda te contaré: hace un montón de años me vine a vivir a Canarias y una de las primeras sorpresas que me llevé fue descubrir que aquí es donde hacen las Mirindas y todavía se venden, pero aunque siguen estando muy ricas no tienen el sabor de aquellos años, una pena.

Del comecocos aun me acuerdo del máximo record que hice, 215.000 y pico puntos. Alguna vez he instalado un simulador con el juego y aún soy capaz de hacer el circuito que sirve durante un montón de pantallas para que no te coman.

Que recuerdos de los Cheiw, sobre todo los de sabor de canela, que ricosssssss!!!!!!!!!!!!!!!!

A tu amiga Marita tú le rompiste su biberón mágico, a mi hermana yo le destripé el mismo día de Reyes su muñeco del pájaro loco para saber como demonios podía hablar el muñequito :-(

En fin, y me repito, que buenos años los 80...

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba