LOS BOLINHOS DE AMOR DE AMARANTE


Veréis, Amarante es una preciosa población cercana a Oporto bañada por el río Tâmega y rodeada de montañas, que recomiendo visitar si os encontráis en el Norte de Portugal. Pero no os voy a hablar ni de su maravilloso puente sobre el río, ni de su bonito monasterio-iglesia, pues esa información está disponible en cualquier guía de viajes que se precie.

El caso es que, recién llegada a la ciudad , tuve conocimiento de un curioso dato: en su iglesia principal se venera a San Gonzalo que ejerce más o menos de San Valentín en el país vecino, acudiendo a él gentes de todo Portugal para pedirle el "amor verdadero". Ojo, esto era lo que ponía el folleto que pillé, ya no recuerdo exactamente donde, y yo, que soy una romanticona de tomo y lomo, pues empecé a divagar con que no podía ser más bucólico el asunto. Las gentes no acudían a pedir matrimonio ni a solicitar un acaudalado consorte, sino a rogar por el amor con mayúsculas. "Ah, que hermoso gesto" pensé.

Ensimismada en mis pensamientos, seguí paseando por las callejuelas de la ilustre villa y leyendo unos renglones más abajo, me enteré de que existían unos dulces llamados bolinhos de amor, que en el día de San Gonzalo se entregaban como ofrenda al amoroso santo. Os podéis imaginar que al borde del éxtasis versus "Corin Tellado", me puse a buscar una pastelería donde encontrar esos románticos bollitos rellenos sabe Dios de que dulce crema. Hasta que llegué al escaparate de una pastelería y allí estaban los soñados bolinhos, bien presentados ellos en varios tamaños y además presididos por el santo, faltaría más.

Pinchar para ver imagen (no abrir en presencia de menores o beatones)

Y ahora la oración que le dedican al santo en su festividad. Creo que no hace falta traducirla:


"São Gonçalo de Amarante
Que estais virado para a Vila
Vira-te para o outro lado
Que te dá o Sol na pila"

"Casai-me, meu São Gonçalo
Casai-me porque podeis
Já tenho teia de aranha
Naquilo que bem sabeis"


Todas mis románticas divagaciones se evaporaron inmediatamente. Posteriormente, gracias a San Google, me he enterado de que los dulcecitos reciben exactamente el nombre de "caralhinhos de São Gonçalo". Si lo hubiera leído antes...


Lo sé, el tema de hoy no es muy delikato.



The Ronettes - Be my baby

The Ronettes,  grupo femenino de los 60 procedentes de Nueva York, compuesto por Ronnie Spector, su herman Estelle Bennett y su prima Nedra Talley. Detrás del grupo se encontraba el productor Phil Spector. El tema del post las elevó al número uno de las listas en los años dorados del grupo y es considerada por la revista Rolling Stone una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos (puesto 22). El grupo se separó en 1966.

8 delikados susurros:

Sorokin dijo...

Jaaaa jaaa ja jaaaa. Buenísssimo. y si eso es un "caralhinho", ¡cómo serán sin el diminutivo!...

Arantxi dijo...

Jajaja! Toma dulce! Tiene una forma curiosa ;-)

Ma encantao.

Claudia Hernández dijo...

Ah, qué divertido, también fue una sorpresa para mí al pinchar la foto... entonces los que van a la iglesia a rogar el amor son mujeres... y alguna que otra minoría. Interesante descubrimiento Delikat.

DelikatEssences dijo...

Los hay de distinto tamaño, supongo que dependiendo del grado de "verdadero amor" con el que lidiemos.

Mer dijo...

Jo, te imagino con el radar puesto en cada viaje, no cambies!

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba