SIEMPRE HAY UNA PRIMERA VEZ...

...hasta para comer lapas.

En un viajecillo a las Islas Canarias, para visitar a una amiga hace semanas, probé por primera vez las lapas asadas y vaya si estaban bien buenas. Nunca las había visto en los mercados por aquí, pero allí en las Canarias las tenían en casi todos los puestos de pescado de la plaza de abastos que visitamos para comprar pescado fresco. Hace unos días pregunté por ellas en Sevilla, en un restaurante que tiene siempre muy buen pescado y marisco, y me dijeron que si bien no es común servirlas, en algunos establecimientos en la costa de Cádiz sí que es posible encontrarlas.


Curioseando veo que no sólo es un plato típico canario sino también de las Islas Azores, y que en el Norte de España también se cocinan. El Google también te saca a veces los colores, pues me he enterado que es una molusco en peligro de extinción (glup¡) y que se está intentando regular su recogida con periodos de veda y un mínimo calibre de captura. La sostenibilidad se hace a veces tan complicada con tanto humano suelto.

Es de lo más sencillo prepararlas: se limpian bien, se hace una salsa de perejil, ajo (opcional), aceite y un poquito de sal. A continuación se las pone a asar con la concha pegada a la sartén y untándolas con la salsa por la parte del bichejo. En pocos minutos están listas y se comen directamente de la sartén, pues se desprenden fácilmente de la concha al asarse si las vuelcas en una bandeja o plato, así en plan rústico saben mejor.

Un plato de lo más delicioso y sencillo,


Pulp - Do you remember the first time


Pulp es una banda británica nacida a finales de los 70. Del grupo destaca su carismático líder, Jarvis Cocker, uno de los estandartes del brit pop. Obtuvieron su mayor reconocimiento en la mitad de los 90 con discos redondos como "His 'n' Hers" (al que pertenece el tema del post) o el "Different Class". Sus influencias pasan por Roxy Music o David Bowie.

2 delikados susurros:

Sorokin dijo...

En Santander se comían a lo bruto hace años (bastantes años, parbleu). Ibas con un cuchillo al Sardinero e intentabas despegarlas de la roca a la que se pegan, cosa no fácil (de ahí viene lo de "pegarse como una lapa"). Un poco de limón, y al gañote.

Yo las volví a encontrar en Faial, en las Azores, en Horta, la capital. Me dije ¡tate, las lapas de mi infancia! y, claro, no me pude resistir: simplemente a la plancha ("lapas grelhadas"). No me acuerdo del nombre del restaurante, pero era un sitio popular, de marineros, tripulantes de yates que hacen escala en Faial camino de América y algún turista despistado. La verdad es que estaban fuertes, con un gusto a mar muy pronunciado, pero las devoré con gran placer. Luego, lógicamente me fui a beber un gin tonic al bar de Peter, el mas famoso de Horta.

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, opiniones y sugerencias, y dar vida con ello a este blog. Se ruega cuidar la ortografía y el sentido de lo escrito.
NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS ANÓNIMOS Y/O SOECES.

 
Ir arriba